El clima en Neuquén

icon
Temp
91% Hum
La Mañana Toto

La trágica historia de Toto: vivió años en la calle y murió cuando lo iban adoptar

Cinco minutos antes de que lo fueran a buscar para llevarlo a su nuevo hogar, un automovilista lo atropelló y no pudo sobrevivir.

En Fernández Oro, a "Toto" lo conocían todos. Es que llevaba más de 10 años viviendo en las calles de la localidad, hasta que abrió la estación de servicio YPF, a la vera de la Ruta 65. Allí encontró un lugar donde dormir, además de comida y mimos asegurados, no sólo de los playeros -que lo amaban sin límites- sino también de quienes iban a cargar nafta y se topaban con su fría nariz cerca de la ventana de sus vehículos, siempre en la búsqueda de una caricia o una palabra de cariño.

Los vecinos y vecinas de la ciudad lo conocían desde hace mucho antes, ya que solía pasearse por los barrios, despreocupado y siempre atento a hacer nuevas amistades, tanto con otros perros como con personas. Luego abrió la estación de servicio, donde encontró su "rinconcito" predilecto.

Te puede interesar...

Los playeros lo bautizaron con el nombre "Toto", aunque también le decían "el propinero", porque se paseaba de vehículo en vehículo buscando caricias de los automovilistas. La gente se acercaba siempre a dejarle algo de comida o mantas para bancar el frío. Sin embargo, el tiempo fue pasando y con el, los años y su juventud, por lo que cada invierno se fue haciendo cada vez más difícil.

Toto
Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Juan Ignacio, integrante de la Asociación Protectora de Animales Fernández Oro (APAFO), contó en diálogo con LM Cipolletti que "Toto" tenía entre 10 y 12 años y las bajas temperaturas lo iban afectando cada vez más. Si bien todos se preocupaban por él y se aseguraban de que no pasara ni una noche sin una manta, lo primordial en este momento de su vida era brindarle un hogar responsable, donde pudiera recibir todo lo que necesitara.

"El domingo nos llegó una foto de él tapado con unas mantas y un cartoncito y la publicamos enseguida, buscando adopción o alguien que pudiera darle un techo seguro. En redes se compartió muchísimo y fue así que recibí el mensaje de una chica, que me decía que quería adoptarlo", contó el joven.

En ese momento no hubo otro sentimiento que el de felicidad y alivio. "Toto" iba a poder pasar otro invierno, pero esta vez con el calor de una familia. Ese mismo domingo lo fueron a buscar, pero el perro -por alguna razón que desconocen- no se quiso subir al auto. "Intentamos de todo, incluso subimos su camita -que tanto amaba- para llamar su atención, pero no pasó. Estaba tieso y no hubo forma de convencerlo. Decidimos pasar a buscarlo el lunes, respetar su decisión de querer quedarse en la estación", relató Juan Ignacio.

Toto
Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Finalmente, el lunes 30 de mayo, alrededor de las 19 horas, algunos integrantes de la protectora volvieron al lugar para, esta vez, llevarlo a su hogar soñado. Sin embargo, el escenario con el que se encontraron no fue el esperado. A "Toto" lo había atropellado un automovilista y ya lo habían trasladado de urgencia a la veterinaria Huellas de Oro, pero llegó sin vida.

Según se pudo conocer, la persona que lo atropelló no lo vio y se encargó de llevarlo, junto a otros vecinos, a la veterinaria para que recibiera atención lo antes posible, pero las heridas que sufrió fueron graves y no pudo sobrevivir.

"Cuando me avisaron que había muerto se me pasaron un montón de cosas por la cabeza, sobre todo que lo habíamos ido a buscar el domingo, pero él no quiso. Fue su decisión y la queríamos respetar", contó Juan Ignacio, con la voz quebrada y quien, hasta el último momento, luchó para que "Toto" encontrara un hogar para siempre.

Toto
Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Y explicó que intentó comunicarse de manera inmediata con la joven que lo iba a adoptar, pero no tuvo éxito. Recién luego de algunas horas lograron tomar contacto con ella. "Nos pidió disculpas, nos dijo que había estado comprando una camita, collar y correa. Ahí le conté que había muerto y no lo podía creer. Ninguno lo podía creer. Nos invadió la tristeza, tenemos el corazón roto", agregó.

Ahora, desde la protectora están recaudando fondos para solventar los gastos de la cremación de "Toto", la cual se llevará a cabo en Fidelis, el único crematorio para animales de la Patagonia, que se encuentra ubicado -justamente- en Fernández Oro. Tiene un costo elevado y necesitan de la ayuda de todos para afrontarlo (CBU: 0000003100086341278294 / ALIAS: dona.apafo.oro ).

Si bien aún no hablaron sobre qué harán con las cenizas, Juan Ignacio cree que las esparcirán en Fernández Oro, su ciudad, en donde todos -en algún momento- le brindaron un pedacito de pan y amor.

Toto
Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Vivió en las calles de Oro por 10 años, lo iban a adoptar, pero lo atropellaron

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario