Ladrones detenidos por el llamado de una nena al 911

La menor estaba sola cuando tres sujetos se metieron en su casa.

Belu tiene 11 años . El jueves al mediodía estaba sola en su casa en la localidad bonaerense de Quilmes. Una neumonía la había dejado en cama. Su mamá había salido unos minutos antes de que ella notara que estaban tratando de forzar la puerta de entrada. Entonces, se escondió en una de las habitaciones, se encerró, agarró el celular y llamó al 911. “Salí 10 minutos para llevar el certificado del médico a la escuela para que le justificaran las faltas”, explicó la mamá. Pero no alcanzó ni a entrar al establecimiento que el teléfono también le sonó a ella. “Vení rápido, mami, que entraron tres ladrones”, le pidió su hija con desesperación.

La distancia que la separaba de su casa se volvió dramática, sin saber si los intrusos estaban armados ni si su hija lograría mantenerse a salvo el tiempo necesario. Cuando la mujer llegó a su casa ya estaba la policía, e incluso ya habían sido reducidos los delincuentes. Pero lo que parecía un hecho de inseguridad al voleo terminó siendo mucho peor: un “encargo” de su ex pareja. “A nosotros nos mandaron”, contó la nena que le dijeron los delincuentes mientras revolvían todo a su paso en busca de dinero. También le dieron un nombre, el del papá de su hermanita, de quien la mujer se había separado hace un año y medio y con quien tenía un juicio por alimentos.

Te puede interesar...

Los tres delincuentes, uno de ellos de 15 años, fueron detenidos cuando intentaban escapar por los techos de la vivienda asaltada. Los dos mayores de edad tenían antecedentes penales.

p14-f02--robo-detenidos-buenos-aires.jpg

Los ladrones lograron ingresar a la casa cuando la nena estaba viendo la tele desde la cama por esa enfermedad bronquial que no le permitió ir a la escuela. Pero cuando los delincuentes se vieron rodeados, decidieron entregarse. “La tuvieron abrazada y le pedían unos papeles, plata y el auto. Le dijeron que los había mandado Sebastián Castro, mi ex pareja, con quien estamos en una disputa judicial desde hace un año y medio porque él se llevó a mi hija de 2 años”, explicó Eva, la mamá de la pequeña heroína. “Me vine lo más rápido que pude y cuando llegué ya estaba la policía, que no me dejaba entrar”, contó la mujer.

Una vez que detuvieron a los delincuentes, los tres contaron lo mismo en la comisaría, que habían sido enviados por Castro. “Yo ya le había dicho a ella que siempre que viera algo raro llame al 911. Y así lo hizo. Estoy sorprendida con su reacción y orgullosa”, contó la mamá. En el caso interviene la Unidad Fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil N° 2 de Quilmes, a cargo del fiscal Walter Bruno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído