LMNeuquen Liga Argentina

Las "joyitas" del básquet empiezan a cambiar de aire

Por la crisis, emigran a otros clubes. Pérez Tapia se va a Argentino (J) y Fran González a Quilmes.

La partida de dos jugadores emblemáticos de Centro Español de Plottier –Agustín Pérez Tapia, quien se va jugar la próxima Liga Nacional de Básquet para Argentino de Junín, y Francisco González Beratz, que lo hará para Quilmes de Mar del Plata, en la Liga Argentina– representa un gran paso para ellos. Sin embargo, viene a confirmar una tendencia latente desde que la Confederación Argentina y la Asociación de Clubes dieron por terminada la temporada como consecuencia de la pandemia por el coronavirus: el gran retroceso que sufrirá el básquet regional a partir del éxodo de sus principales figuras.

El Torito es el caso testigo de esta crisis, ya que sus principales jugadores emigraron o están próximos a hacerlo hacia otros destinos, mientras aguardan que se cancelen parte de las deudas de la inconclusa temporada.

Te puede interesar...

Lo propio le pasó a Independiente de Neuquén, que participa del Torneo Federal, y ante la indecisión de qué pasará con el certamen, el base Alejo Britos acordó jugar con Ciclista Junínense, que disputa la Liga Argentina. En tanto, el pívot Tomás Raimundo retornará a Quilmes, dueño del pase.

El Torito es el que más sufrió la sangría ya que con Pérez Tapia y Fran González ya son seis –prácticamente el plantel titular- los que dejaron la entidad.

El estadounidense Howard Wilkerson fue el primero en armar las valijas en busca de un lugar donde poder jugar y fijó su nuevo destino en Uruguay. Allí se desempeña en Danubio en el Metro de ascenso del básquet charrúa.

Luego siguió el mismo camino el escolta Santiago Assum, cordobés de 21 años quien será una de las fichas U23 de Atlético San Isidro Club, tras cumplir su primera experiencia en Liga Argentina en Plottier

Lo propio hicieron el pívot Cristian Scaramuzzino quien se sumó al plantel de Unión de Santa Fe para la próxima Liga Argentina, cuando se reanude y más lejos se fue el base bahiense Francisco Ruesga quien continuará su carrera en Solares de Cantabria, que participa de la Liga EBA, la cuarta categoría del básquet español.

Pérez Tapia, de 21 años y campeón con el seleccionado de básquet de Neuquén en el Argentino de Mayores en 2017, cumplirá su sueño de saltar al máximo nivel del básquet nacional en el Argentino de Junín. Sus buenos números en la temporada finalmente suspendida (17,7 puntos, 4,3 rebotes y 3,6 asistencias por partido) despertaron el interés del equipo juninense. Allí se reencontrará con Valentín Burgos, con quien compartió equipo en Español.

La última partida en el equipo que dirigió Mauricio Santángelo fue Francisco González, de 25 años, quien en esta temporada jugó la Liga Nacional con Unión de Sunchales y luego regresó a Español para disputar la segunda parte del certamen que finalmente fue suspendido. En ese pequeño tramo de torneo (siete partidos) promedió 28,5 minutos, 7,9 puntos, 3,1 puntos y 1,9 asistencias.

Con esta situación, Español se queda sin el equipo base, con lo cual no descarta vender la plaza en la Liga Argentina si aparece una oferta concreta y el club neuquino no puede saldar la deudas que arrastra con el plantel

Petrolero Argentino también perdió a Lucas Machuca. El base se incorporó a Atenas de Córdoba para la Liga Nacional. Lisandro Gómez Quinteros se marchó a San Isidro Club y Máxima Vélez, a Racing de Chivilcoy. Además, el pívot brasileño Rod Gonçalves ya se volvió a su país.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
23.529411764706% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
76.470588235294% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario