Las mil y una trampas y agresiones de los jugadores amateur

Todos en algún momento nos cruzamos con un jugador que participó o participa del ya clásico torneo de fútbol Don Pedro, el certamen de futbolistas amateurs regional que en los últimos años se transformó en el tercero más grande de Sudamérica.

Lo que no todos conocen son las agresiones, faltas y hasta delitos que cometen muchos de los participantes dentro del torneo que se originó como un cuadrangular en 1998 y hoy recibe a 280 combinados cada fin de semana.

Los equipos se enfrentan para superar las distintas divisiones, por un ansiado ascenso o para evitar descender de categoría, lo que genera un aumento de la competitividad de los futbolistas aficionados. Así es como obreros de la construcción, metalúrgicos, abogados, médicos o empleados estatales, cometen irregularidades para sacar ventajas sobre los rivales de turno.

Carlos Escobar, director del Colegio de Árbitros y presidente del Tribunal de Disciplina de Don Pedro, trabaja desde 1998 en el certamen. Recibe todos los lunes los informes de los árbitros y conoce en detalle las trampas de los "players", algunas de ellas realmente increíbles.

Hasta hace pocos la falta más habitual era la falsificación de los documentos de identidad, lo que representa un delito grave para la Ley, a partir del cambio de la foto en las ya recordadas libretas verdes.

El problema es que los jugadores de fútbol aficionados quieren jugar, no importa bajo qué circunstancias o si están violando un reglamento que aceptaron respetar

Pese a que el Código Penal castiga la falsificación de documentos de identidad con penas que podrían llegar a la prisión efectiva, los jugadores de Don Pedro parecen estar más allá de la ley. "Es algo que sigue pasando incluso después del cambio del DNI de la libreta a la credencial. Antes era más fácil cambiar la foto en los documentos viejos y también nos pasó en algunas ocasiones con registros de conducir que descubrimos que fueron falsificados", explicó Escobar.

"Lo que vemos ahora es que los jugadores que siempre están y resultan expulsados, en las fechas en las que permanecen sancionados deciden cambiarse la identidad y hacerse pasar por otros que por algún motivo faltaron al partido", indicó el director del Colegio de Árbitros, que agregó que "aprovechan algún descuido de los coordinadores a cargo de las planillas, van con la credencial del que no va a ir y firman bajo el nombre de otro".

Los más intrépidos, que quieren seguir jugando pese a estar sancionados, aprovechan la oportunidad asumiendo el riesgo de recibir penas ejemplares. "Se los puede descubrir porque algún rival los conoce y eso desata las decisiones del Tribunal. El problema es que los jugadores de fútbol aficionados quieren jugar, no importa bajo qué circunstancias o si están violando un reglamento que aceptaron respetar", aseguró Escobar.


Casi la mitad son "reincidentes"

Don Pedro se disputa en treinta canchas distribuidas en nueve predios. En total hay 280 equipos inscriptos en las diferentes divisiones y categorías, agrupadas por edades. Esto involucra a 6500 jugadores y 100 árbitros que cada fecha pisan el verde césped. También hay 18 alcanzapelotas, nueve paramédicos y dos ambulancias disponibles.

De esos 6500 jugadores hay más de 3200 que son considerados "reincidentes" por el Tribunal de Disciplina, lo que significa que ya cometieron más de una falta grave mientras disputaban el torneo.
"La estructura actual es enorme y supone también el trabajo del Tribunal de Disciplina, que recibe el lunes los informes correspondientes a los partidos del fin de semana anterior y los miércoles emite los fallos y los publica en el sitio oficial de Internet", detalló Escobar.

"Nosotros no tenemos lugar para los violentos en el campeonato, por lo que decidimos aplicar penas ejemplares que en algunos casos llegan a las mil fechas", indicó el responsable máximo de aplicar sanciones en Don Pedro.

Los informes enumeran tremendas agresiones a los árbitros. A uno le rompieron un banderín en la cabeza, a otro lo tomaron del cuello en medio del partido, a otro lo le dieron una paliza entre cinco jugadores de un mismo equipo, a otro le pegaron una patada en la cabeza cuando estaba caído, a otro le rompieron en la cara la tarjeta roja en medio de insultos.

Las sanciones más comunes del Tribunal de Disciplina son por "falsa identidad de jugador", "intento de fraude" e "inclusión indebida".


Estaba en Cipolletti y en Alemania al mismo tiempo

Uno de los casos que más llamó la atención del Tribunal de Disciplina de Don Pedro sucedió hace un año. Un jugador convirtió un gol y luego fue expulsado por una patada descalificadora.

Con el correr de las horas se descubrió que en realidad quien había estado en la cancha era un impostor y que el verdadero incripto en el torneo estaba en Alemania, disfrutando de un partido de la Champions League.

"Nos llegó una imagen de una conversación de Facebook en donde alguien le escribió a este chico para preguntarle por el partido del fin de semana, por el gol y la expulsión. El hombre evidentemente no sabía que lo habían reemplazado y decía en ese chat: '¿Cómo voy a estar e Don Pedro si estoy en Alemania?', y con eso te das cuenta de que a veces ni los mismos jugadores saben lo que hacen los equipos", señaló Escobar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído