Las tecnicaturas para los futuros mandos medios de Vaca Muerta

Atraen a los operarios de los pozos que buscan crecer, como a los que ven ahí un filón para sus vidas.

Entre toda la oferta académica disponible para formar a los futuros profesionales de Vaca Muerta, las tecnicaturas con planes de estudio de tres años son las que más se repiten en los centros de formación. Desde los institutos afirmaron que este tipo de títulos apuntan a formar los mandos medios, que son los más necesitados por las empresas del sector.

“El boom de Vaca Muerta genera una demanda de mano de obra calificada que excede la oferta actual”, sostuvo Silvia Stiep, a cargo de las Relaciones Públicas de la Fundación Potenciar, una de las instituciones que ofrece una amplia gama de tecnicaturas específicas que interpretan las demandas de la industria. “Es por eso que la capacitación y formación debe ser constante, tanto para quien aún no tiene un título terciario o universitario como para quien ya es profesional y debe actualizar los contenidos”, remarcó.

Desde IFES, un instituto que ofrece las carreras de Topografía, Geología y Tecnicatura en Hidrocarburos, explicaron que los docentes de su casa de estudios son profesionales que ya trabajan en Vaca Muerta, por lo que conocen de primera mano las necesidades de las empresas. “Hay ingenieros y otros puestos de gerencia cubiertos, y después están los cargos operativos, pero hacen falta mandos medios que puedan asistir a los jerárquicos y planificar por su cuenta”, detalló Daniel López Ferro, docente del IFES y coordinador académico del área de Recursos Naturales.

Según explicó, el principal caudal de alumnos proviene de la ciudad de Neuquén y, en menor medida, llegan estudiantes de la zona de Confluencia o hasta del interior de la provincia. Casi todos acuden a sus aulas atraídos por los altos salarios que promete la actividad petrolera, aunque en algunos casos también reciben a jóvenes que provienen de una tradición ligada al oil and gas, con padres u otros familiares que ya se desempeñaban en el rubro.

MAS-E-pieza-p10-carreras-educacion.jpg

“Lo primero que hacemos es generar conciencia sobre la responsabilidad de la tarea, que comprendan que trabajar en el petróleo no es ganar plata fácil”, expresó López Ferro, y aclaró que las tareas implican viajes, desarraigo y hasta riesgos físicos, que se reducen cuando los operarios de boca de pozo ascienden a los mandos medios, algo a lo que aspiran los alumnos a través de la capacitación.

En lugar de enfocarse sólo en los jóvenes que egresan del secundario, existen institutos que apuntan a los mayores, que ya trabajan y buscan capacitarse para cambiar de rubro o mejorar su posición dentro de las petroleras. “Desde Extensión se desarrollan capacitaciones de formación profesional que requieren los puestos operativos en la industria, sumando programas de desarrollo humano para potenciar las habilidades de los equipos de trabajo”, señaló Stiep.

López Ferro aclaró que el horario vespertino atrae no sólo a operarios de boca de pozo que buscan ascender dentro de las empresas sino también a obreros de la construcción y hasta a policías que tienen cerca de 30 años y quieren dar un viraje en su carrera para acceder a los beneficios de Vaca Muerta. “También recibimos a muchos que abandonaron ingeniería y retoman en la institución”, agregó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario