El clima en Neuquén

icon
16° Temp
92% Hum
La Mañana Maradona

Laura Cibilla reveló que conoció la cocaína por Maradona

La mujer, que fue pareja de Diego entre el 2000 y 2002, también asegura tener un hijo con el ex futbolista, pese a que un ADN determinó lo contrario.

Laura Cibilla, ex pareja de Diego Armando Maradona, brindó una entrevista a Teleshow, en la que contó diferentes detalles de su relación con el Diez. Es que la mujer que conoció al ídolo en 1998, reveló que fue con el ex futbolista que conoció la cocaína, por lo cual luego tuvo que hacer un tratamiento. “Yo me enfermé mal. Y me interné un par de veces con 40 kilos... Porque consumía a la par de una persona de 80 o 90 kilos, deportista”, explicó.

Pese a que ella asegura tener un hijo con el deportista, un ADN determinó lo contrario. Sin embargo, ella siempre aseguró que el mismo fue falsificado. Si bien podría buscar en la Justicia una contraprueba, confirmó que no está interesada en seguir por ese camino. “No me importa ni a mí, ni a mi hijo. Y a mí lo único que me interesa es lo que piense mi hijo”, expresó.

Te puede interesar...

Cibilla y Maradona se conocieron en 1998, cuando ella trabajaba como mesara en La Diosa. “Lo conocí cuando estaba por cumplir los 21 años (Diego le llevaba 15 años de diferencia), allá por el año 98. Y me deslumbré. En esa época, yo estaba haciendo el CBC para entrar a la Facultad de Medicina. Era sana, linda, tenía mi trabajo, mi departamento alquilado en Recoleta... Me llevaba el mundo por delante. Y cuando lo conocí, dije: ‘Yo lo voy a sacar de todo esto’. ¡Ilusa!”, arrancó su relató con Infobae y aclaró que conoció al astro del fútbol una noche que él visitó el lugar.

En ese momento, y de la mano de Leo Sucar, el dueño del boliche Laura se acercó por primera vez al Diez. “Diego estaba en el VIP pero había mucha gente entonces yo no fui. Cuando me estaba yendo viene Leo y me dice: ‘¿No lo saludaste a Diego?’. Yo le respondí, ‘No, si no lo conozco’. ‘Vení que te lo presento’, me dijo, llevándome de la mano. Me saqué la riñonera dónde guardaba la propina, el destapador y los corchos, y subí con él. ‘Diego, te quiero presentar a Laurita, mi camarera favorita’, le dijo. Diego me miró de arriba a abajo y contestó: ‘Leo, ella no trabaja más’”.

Embed

“¡Me volvía loca! Aparte, yo lo conocí cuando estaba hermoso. La última vez que lo vi fue en su peor momento, en una clínica... En el medio hubo viajes: Cuba, Italia, Colombia”, comentó y agregó: “El me decía que era el amor de su vida, que era su novia, su mujer y que no quería que nadie me mirara. Llegó al extremo de que, cuando llegaba Guille al lugar donde vivíamos, yo no podía mirarlo a la cara. Era demasiado ya”.

La mujer aseguró que para esa época, Maradona ya estaba separado de Claudia Villafañe, su primera esposa: “Cuando yo lo conocí ya estaba separado: estaba en trámite el divorcio, que lo hizo estando conmigo. Y era discusión tras discusión con la otra parte: ‘Esto para mí’; ‘No, que esto es mío’; ‘Que no te lo doy’. Fue una época horrible”, recordó.

Fueron tres meses, calculo, en los que era: “¿Querés?”, “No, gracias”; “¿Querés?”, “No, gracias”; “¿Querés?”, “No, gracias”... Jugábamos a las cartas hasta las cinco de la mañana, yo me quedaba dormida, y cuando me despertaba, estaba mirándome. “Ah, ya te despertaste. ¿Querés?”, “No, gracias”. Hasta que llegó un momento en el que dije: “Bueno, dale”.

Pese a todo el romanticismo, Laura manifestó que para ese entonces Diego seguía consumiendo cocaína y que ella terminando siendo adicta a esa droga porque el Diez se la hizo probar. Para ese entonces, su relación tenía idas y venidas.

“Fueron tres meses, calculo, en los que era: ‘¿Querés?’, ‘No, gracias’; ‘¿Querés?’, ‘No, gracias’; ‘¿Querés?’, ‘No, gracias’... Jugábamos a las cartas hasta las cinco de la mañana, yo me quedaba dormida, y cuando me despertaba, estaba mirándome. ‘Ah, ya te despertaste. ¿Querés?’, ‘No, gracias’. Hasta que llegó un momento en el que dije: ‘Bueno, dale’.

En este sentido, ella contó que sufrió una fuerte adicción. “Yo me enfermé mal. Y me interné un par de veces con 40 kilos... Porque consumía a la par de una persona de 80 o 90 kilos, deportista… No era sobredosis, era que mi cuerpo ya no podía más... No le estoy echando la culpa a Diego, ojo”.

Cibilla explicó que llegó a convivir dos años con Maradona, y si bien no quiso hacer referencia a si había sufrido algún tipo de violencia de género por parte de Diego, ella dijo: “No fue fácil (respecto a la relación). Pero... después conocí algo bueno de él”.

La mujer luego hizo referencia al paso del ex futbolista en Cuba, con su recuperación y su vuelta a las drogas. “El primer tiempo le hizo bien. Pero un día cayó una persona con droga (prefirió no dar el nombre)… Diego me mostró y me dijo: ‘Ma’. Yo le dije: ‘No, Gordi. Vamos a tomarnos una latita de cerveza, vamos al mar... No arranquemos de vuelta’. Pero él volvió con todo. Y yo pensé: ‘Otra vez no’. Entonces me volví... Y así sucesivamente. Nunca nos despedimos. Siempre fue un: ‘Hasta luego, mi amor’. Pero un día dije: ‘Basta’”.

Diego-Maradona-y-Laura-Cibilla-2.jpg

Fue así que ella partió rumbo a España y allí descubrió que estaba embarazada. “Para la gente que está diciendo que me llevaron a España para esconderme, yo me fui por mis propios medios a salvarme a mí misma. Quería recuperar la noción del tiempo y del espacio... Yo no sabía que estaba embarazada. Tenía un poco de pancita y mi amiga me compró un test que me dio positivo”.

Pasaron varios meses hasta que decidió volver al país. Para sorpresa de ella, y pese a que no tenía diálogo con el Diez, él ya sabía todo. “Me aguanté cinco meses allá, hasta que ya necesitaba a mi mamá, a mi país... ¡Qué se yo! Estaba ilegal y no tenía forma de sacar la ciudadanía. Así que me vine a Buenos Aires. Y al día siguiente de mi regreso, me llamó Diego y me dijo: ‘Yo sé todo’. Le pregunto: ‘¿Qué sabés?’. ‘Te paso a buscar’, me dijo. Sabía hasta dónde vivía”.

“Él no sabía nada. Pero él se enteró y me vino a buscar. Estuvimos juntos hasta los casi dos años de vida de mi hijo. Y hubo muchas cosas de por medio… Fue lindo el reencuentro. Yo estaba bien panzona. Él iba y venía de Cuba, ya estaba en lo mismo de siempre”, añadió.

Dadas sus idas y venidas, y que ella pasó gran parte del embarazo sola, el deportista jamás le dio su apellido al niño. Recién cuando el cumplió 7 años, Lauro decidió iniciar una demanda por filiación, la cual no terminó como ella esperaba. “Cuando mi hijo tenía siete años inicié el juicio por filiación. (Maradona) no se presentó en la primera audiencia, no se presentó en la segunda, y a la tercera no fui yo. Entonces me llamó mi abogado y me dijo: ‘Mirá que está Diego...’. Le dije: ‘Ya voy’. Mi hermana lo retiró del colegio, el nene estaba en segundo grado. Lo trajo. Entró mucha gente. Me dio negativo. Y hasta acá llegó mi amor. Nunca más esa vergüenza”.

Embed

El periodista le consultó a Laura si Diego creía que el pequeño no era hijo de él, cosa que ella negó por completo. "Yo siento que falsearon el ADN, pero ya está". Para ese entonces, ella ya no tenía contacto con Maradona, y pese a que su relación con el Diez nunca fue mala, ella prefiere dejar eso en el pasado.

Sin embargo, el diálogo entre ellos siguió y en diciembre pasado intentaron volver a hablar del tema, pero eso nunca prosperó. “La última conversación con Diego, que la tengo en el celular, fue en diciembre del año pasado. Yo lo busqué cuando estuvo en México, lo busqué en Dubai, lo busqué por todos lados”, explicó sobre las últimas veces que vio a su ex pareja pero aclaró, al igual que otras personas, que luego ella fue bloqueada del celular de astro. “Después ya no me pude comunicar. La llamé a la persona que me lo había dado y me dijo: ‘Mirá, tuve muchos problemas por darle tu teléfono a él, por más que insistió’… Dos personas en particular, una mujer y un varón, que le decían: ‘Laura, no. Las demás sí, pero Laura no’. Y acá estamos”.

“No me importa ni a mí, ni a mi hijo. Y a mí lo único que me interesa es lo que piense mi hijo”, cerró, dejando en claro que no tiene interés en iniciar nuevamente un trámite legal, para conocer si Maradona es o no padre de su hijo.

Sobre la muerte del Diez, ella señaló que se quedó con ganas de poder hablar una última vez con el ídolo. Aunque buscó ir al velorio, ella comentó que tenía prohibido su ingreso. "Lo llamé a Guillermo, no me atendió. Llamé a otro más, tampoco. Quise buscar el teléfono y no tenía señal".

Respecto a como lo tomó su hijo, Cibilla contó: "Le dije: 'Hijo, te pido perdón'. Y me dijo: 'No sos vos quien me tiene que pedir perdón, el que me tiene que pedir perdón ya no está. ¿Sabés qué? Me voy a correr'. Se puso un short, las zapatillas y se fue a correr. Volvió a las dos horas, se bañó, se acostó. Y ese fue su cierre. Él ahí, cerró. Y me dijo: 'No quiero saber nunca más nada de esto'”, finalizó.

Fuente: Infobae

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5555555555556% Me interesa
22.222222222222% Me gusta
16.666666666667% Me da igual
41.666666666667% Me aburre
13.888888888889% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario