Le dieron prisión domiciliaria a un femicida y se fugó

Javier Segundo Méndez está acusado de prender fuego a su mujer, quien murió tras dos meses de agonía. Pidieron su captura internacional.

Neuquén.- Se fugó y ahora tiene pedido de captura internacional. Se trata de Javier Segundo Méndez, acusado de quemar y asesinar a su mujer, Gladys Hernández, en el barrio Vista Hermosa de Centenario.
Si bien los jueces del caso fueron advertidos del riesgo de fuga, el acusado de femicidio se escapó a espaldas de los policías que vigilaban la zona diariamente. El domicilio brindado no pertenecía al acusado sino a su madre. Él nunca vivió ahí. Otra falla.

Méndez cumplía prisión domiciliaria con motivo de su "desmejorada" salud, consecuencia de la metodología utilizada para asesinar a su mujer, a quien roció con nafta y prendió fuego. Sus hijos fueron testigos de ese calvario, imagen que nunca borrarán de sus mentes. Dos meses después, la mujer murió.

El prófugo tenía quemado el 36% de su cuerpo y como en la U11, donde estaba preso, no contaba con la atención médica necesaria, el juez Mauricio Zabala revió la prisión preventiva y le otorgó la prisión domiciliaria.

Dos de las condiciones para cumplir con este requisito eran continuar su tratamiento semanalmente y los rondines policiales.

Otro de los puntos que había advertido la fiscalía contra la prisión domiciliaria (en febrero de este año) era el entorpecimiento de la investigación, debido a que la testigo del homicidio es la hija de la víctima, que quedó sola, y corre riesgo al estar el hombre libre.
Enterada de lo sucedido, la fiscal Soledad Rangone solicitó el pedido de captura internacional de Méndez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído