El clima en Neuquén

icon
14° Temp
54% Hum
La Mañana comisarios

Liberan a dos comisarios procesados por femicidio

El crimen ocurrió en una comisaría de San Luis. La mujer fue hallada estrangulada en una celda en abril de 2020.

Una resolución de la Justicia de San Luis sobre el caso del femicidio de Magalí Morales -la mujer que murió por estrangulamiento en una celda de una comisaría puntana en abril 2020, durante la cuarentena- generó controversia en la provincia: en las últimas horas liberaron a los dos policías presos por el crimen.

Se trata de los comisarios Reynaldo Heraldo Clavero y Marcos Dionisio Ontiveros, quienes habían sido procesados y detenidos hace solo cinco días por "aplicación de vejaciones y severidades en el desempeño de la función, incumplimiento de funcionario público e incomunicación ilegal". La imputación se debió a que ambos estaban a cargo de la seccional de Santa Rosa de la Conlara cuando ocurrió el hecho junto con otras dos oficiales que estaban de guardia. A ellas las responsabilizaron por delitos menores como "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

Te puede interesar...

La resolución de liberar a los comisarios causó polémica dado que, si bien ambos acusados aseguraron que la víctima se suicidó, los peritajes posteriores indicaron que murió como consecuencia de una "asfixia por estrangulamiento". "Por este motivo se confirma el femicidio", señaló el abogado de la familia de la víctima, Santiago Calderón Salomón, quien en septiembre pidió que la causa se investigue con dicha carátula y se impute a los cuatro oficiales presentes.

Los comisarios detenidos por el femicidio nunca fueron trasladados a la Penitenciaría Provincial sino que permanecieron alojados en la alcaldía de Concarán. El diálogo con la agencia Télam, los familiares de Magalí Morales afirmaron que estaban "esperando otra vergonzosa medida" de la justicia de San Luis que, según ellos, quiere "proteger" a los efectivos implicados. No es la primera vez que denuncian una presunta protección. "Nosotros venimos repitiéndolo desde ese día: mi hermana no se suicidó, la mataron. Van a tener que explicar todas las mentiras que nos han dicho", ya había declarado Celeste Morales (43) con impotencia.

Según la investigación, el 5 de abril del año pasado, la mujer salió en bicicleta a buscar comida y terminó encerrada en una celda de la comisaría de la Mujer del norte de San Luis, presuntamente por haber violado la cuarentena, dado que la terminación de su DNI no le permitía circular ese día. Esa tarde la encontraron ahorcada con el cordón de una prenda, luego de haber pasado horas pidiendo auxilio.

Hubo varias irregularidades en la investigación: a cinco meses del hecho no habían podido determinar la causa de la muerte y en la segunda autopsia "llamativamente" desaparecieron algunos órganos del cadáver.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario