Llevó un arma a la escuela y casi mata a un compañero

Un chico de 13 años le disparó accidentalmente en la cara a otro.

Entre Ríos
Un revólver cargado, en la escuela, con alumnos a su alrededor, mirando cómo alguien de su misma edad lo tiene en sus manos; un disparo, un milagro... Un chico de 13 años fue herido accidentalmente en la cara en el baño de una escuela entrerriana mientras un compañero de curso le mostraba a otros jóvenes un revólver calibre 22. El incidente pudo haber terminado en una tragedia. Sin embargo, no provocará la expulsión del menor que portaba el arma, confirmaron las autoridades de la Dirección Departamental de Escuelas.

Sigue Según las autoridades, el alumno que llevó el revólver no será expulsado de la escuela.

El hecho se registró en el Colegio Nacional Alejandro Carbó de Concordia, donde un adolescente de 13 años recibió un balazo en el labio superior y tuvo que ser trasladado de urgencia a un centro asistencial. Según testigos presenciales, el chico y otros compañeros de segundo año manipulaban un arma de fuego en el baño del establecimiento, cuando accidentalmente se produjo el disparo.

El jefe departamental de Policía de Concordia, comisario Gustavo Schierloh, explicó que el hecho no sucedió en el marco de una pelea, sino durante “una exhibición y manipulación del arma”. Y agregó: “Hubiese podido ser fatal, por las características del hecho, pero fue una desgracia con suerte”, dijo el funcionario al revelar que en el lugar la Policía incautó un revólver marca Gala, calibre 22, con tres vainas servidas, y otros cinco proyectiles del mismo calibre que estaban en poder de otro menor.

En tanto, la directora Departamental de Escuelas de Concordia, Griselda Di Lello, aclaró hoy que “la expulsión (del chico que llevó el arma) no está contemplada porque la ley lo dice claramente: el alumno es un sujeto de derecho”.

La funcionaria docente recordó que “ante hechos así, todos los establecimientos tienen un acuerdo de convivencia”, y reconoció: “Debemos encarrilar estas conductas y asegurar las transitorias escolares de todos los alumnos”.

Reveló que el alumno que llevó el arma a la escuela “está a cargo de un abuelo” y no descartó la posibilidad de realizar un abordaje familiar, aunque recalcó que la Justicia será quien decida en definitiva.

Más adelante, dijo que el chico tiene “muy buenas notas”. Por ello, sostuvo que “sería una picardía dejar en el camino la trayectoria de un adolescente de 14 años y condenarlo”, pero por otra parte, admitió que hay “500 familias preocupadas y con justa razón”. El tutor del chico al que se le escapó el disparo es el abuelo, dado que el padre no está presente en la familia y la madre falleció hace un tiempo. Además, dijo que viven en una condición social “muy humilde” y necesitan “apoyo y acompañamiento”.

A todo esto, y mientras se produjo el disparo, los otros alumnos que estaban en clase no entraron en pánico. “La escuela no se paralizó nunca; siguió andando y, a la vez, abordando lo que les estaba pasando, que era terrible. Esto me indica a mí que estamos frente a una escuela que estaba organizada, que tenía trabajado cómo abordar una emergencia”, destacó Di Lello.

Lo que falta determinar es de quién era el arma y saber cuál será la reacción de los padres de los demás alumnos al ver al chico otra vez en la escuela.

Poderosa
22 El calibre del arma
El revólver que pudo haber provocado una tragedia en una escuela de Entre Ríos era marca Gala y tenía ocho vainas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído