Lo acusaron por amenazar, golpear y violar a su novia

Violencia de género. Todo ocurrió dentro de su casa de Villa Ceferino.

Un joven fue acusado por la Justicia por haber golpeado, amenazado y abusado sexualmente de su novia en su casa del barrio Villa Ceferino. Además, le impusieron como medida cautelar una prohibición de acercamiento de 500 metros de distancia respecto de la víctima.

El horror que denunció la víctima de 20 años comenzó el martes a la madrugada, cuando ella concurrió a la casa del joven acusado, con quien mantenía una relación de noviazgo desde hace aproximadamente un mes y medio.

Te puede interesar...

Por razones que la fiscalía investiga, en determinado momento, comenzaron a discutir y el joven de 23 años la golpeó.

Si bien le pidió disculpas y la persuadió para que se quedara a dormir, fue a partir de ese momento que la violencia comenzó a escalar sin límite.

Cifras-recuadro-página-30.jpg

De acuerdo con lo denunciado por la joven ante la policía en una comisaría, durante el miércoles y el jueves la golpeó en otras dos oportunidades, luego de revisarle el celular y rompérselo. Además, el agresor la amenazó con un arma de fuego y luego la violó.

Fue recién el jueves a la noche, cuando la joven por fin pudo retirarse de la vivienda y acercarse a una comisaría donde radicó una denuncia por los aberrantes hechos ocurridos en la vivienda de quien era su novio, donde también estaba el hijo, menor de edad, del acusado.

El viernes a la tarde, a partir de una orden judicial se detuvo al joven, y ayer a la tarde se realizó una audiencia en una de las salas de Ciudad Judicial, donde el asistente letrado de la Fiscalía de Delitos Sexuales, Juan Manuel Narváez, relató la teoría del caso.

Luego, solicitó que sea acusado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas agravadas por el uso arma de fuego. De ser hallado culpable, podría recaberle una pena de cumplimiento efectivo.

Una pericia al celular

Antes de que se realizara la audiencia, el defensor oficial Carlos Acquistapace, aseguró tener pruebas que confirmarían otra versión de los hechos.

Por ese motivo, se ordenó que personal de Criminalística del Poder Judicial realice una pericia sobre el celular del acusado, que será clave para el futuro de la causa.

Pese a la objeción del defensor, la jueza Ana Malvido consideró que había elementos suficientes para poder dar por formulados los cargos en esta etapa preliminar de la investigación.

Además, Malvido avaló el pedido de la fiscalía e impuso como medida de coerción una restricción de acercamiento de 500 metros hacia la víctima.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído