Los chicos ya se adaptan a comer sano en la escuela

Los kioscos internos venden frutas y productos saludables para que puedan evitar las golosinas.

Angelina Macaya
angiemacaya@hotmail.com


Neuquén.- A casi dos meses de la sanción y posterior implementación de la Ley Provincial 2616, que obliga a los kioscos de las escuelas neuquinas a vender alimentos saludables, los directivos explicaron que, de a poco, los chicos se están acostumbrando a comer sano.

En un recorrido de LM Neuquén en los colegios céntricos se constató que esta medida ya está en práctica, con buena aceptación por parte de los alumnos.

En algunos hubo adhesión al consumo de frutas y en otros no tanto. Pero la mayoría de las instituciones cuenta con una variedad de productos naturales cerrados, como barritas de cereal, turrones, galletitas de avena, alfajores de arroz y jugos naturales. Todas las escuelas quieren cambiar hábitos alimenticios, desde charlas y cartelería hasta ingeniosas ideas para ofrecer los nuevos productos.

"Ponemos frutas en las góndolas del kiosco, entre otros productos saludables, pero después tuvimos que sacarlas, porque se pasaban y los chicos no las consumían. Pero con los otros productos no hubo problemas", explicó Cristina Roa, directora de la Escuela Nº 201.
El colegio incentiva a comer sano y sólo vende hasta tres caramelos por cada chico. Además, realiza talleres de alimentación en las materias naturales.

Muchas escuelas están en proceso de transición y todavía venden productos dulces y chocolates. "Los compramos en febrero pero casi no se venden, los chicos ya no los piden", destacó Carina Molina, maestra a cargo del kiosco de la Escuela Nº 158.

"Nosotros tenemos en la oferta del kiosco todos productos saludables, desde turrones y tutucas hasta productos libres de gluten para celíacos. Queremos implementar bolsitas con almohaditas rellenas", agregó Analía Arias, directora del mismo colegio.

En la Escuela Nº 152 también están en sintonía en apoyo a la línea saludable. Se venden pochoclos y manzanas con cereales y avena.

"No son acarameladas sino que tienen una cubierta de cereales. A los chicos les encanta", manifestó María Calamandrei, directora del colegio. "Los chicos comen y compran lo que hay. Después de los talleres de alimentación ellos mismos se organizan para comprar comida nutritiva", aseguró.

Pero el problema de esta nueva medida son los altos precios de los productos saludables y tanto directivos como docentes a cargo de los kioscos coincidieron. "No los podemos vender muy caros, tratamos de ponerlos a un valor que nos ayude a saldar los costos", dijo Adriana, maestra de la Escuela Nº 61 a cargo del kiosco.


En nivel medio, las golosinas


En el secundario, si bien se introdujeron productos saludables en los menús de los kioscos, muchos chicos prefieren seguir comprando dulces, caramelos y chocolates por mucho menos dinero.
La directora del CPEM Nº 63, Patricia Ferreira, explicó que los kioscos en estos colegios se manejan de otra manera que en primaria.

"Es una concesión. Les pedimos que pongan alimentos sanos, pero usan lo que más les conviene. Los chicos acá tienen más libertad y pueden salir, no es como en la primaria. Si buscan algo que no está en el kiosco de la escuela, lo compran en otro lugar", señaló.

"Intentamos fomentar el consumo de alimentos saludables, pero con el retraso del ciclo lectivo aún nos estamos organizando", sostuvo Guillermo Hernández, vicedirector del CPEM Nº 22.


La alimentación sana nace en casa

La mayoría de los directivos y personal a cargo de los kioscos de las escuelas coincidió en que, si bien los chicos tienen una muy buena predisposición para comer sano, desde la casa la familia no fomenta este tipo de consumo saludable. "Lo que pasa es que no están acostumbrados, no tienen el hábito en sus hogares", resaltó la directora de la Escuela Primaria Nº 201, Cristina Roa.

Se trata de transmitir los hábitos saludables a los chicos, pero estos ven muy pocos ejemplos para aprender en las casas. "Los chicos nos cuentan que por ahí los papás los llevan a caminar o a hacer algún tipo de actividad física y después les dan gaseosa en vez de agua, chizitos y productos con grasa que tienen pocos nutrientes", advirtió María Calamedri, directora de la Escuela Nº 125.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído