Los derrames tóxicos en la ruta alarman a vecinos

A pesar de los controles, los accidentes no cesan.

Neuquén.- Los derrames químicos provocados por la circulación de camiones a Vaca Muerta ponen en riesgo a las ciudades, que dependen de controles cada vez más complejos para evitarlos.

El último accidente con ácido clorhídrico, en Centenario, reabrió una vieja discusión: ¿quién controla a estos camiones que pasan incesantemente por la Ruta 7?

La respuesta no se hizo esperar por parte de las autoridades gubernamentales que están al tanto de la situación, que será difícil de destrabar si el tráfico petrolero sigue pasando cerca de las ciudades.

“Nosotros no intervenimos directamente sobre los camiones que transportan sustancias peligrosas, pero sí cada vez que ocurren eventos, en este caso un derrame. Pero no controlamos ni al chofer, ni al camión ni tampoco las contingencias”, explicó Juan de Dios Luchelli, subsecretario de Ambiente de la provincia.

El funcionario provincial aclaró que son órgano de aplicación de la ley 1875 que regula las normas medioambientales en Neuquén, pero que la intervención se da sólo en camiones que transportan residuos peligrosos que se sacan de los yacimientos hidrocarburíferos. También en caso de accidentes y remediación de los suelos cada vez que ocurren derrames que puedan generar contaminación.

El problema es más complejo. Todos los camiones que llevan sustancias tóxicas (como el ácido clorhídrico) tienen que estar registrados en la Dirección provincial de Transporte. Los vehículos se someten a severos controles técnicos para poder circular por las rutas.

El ácido clorhídrico se utiliza en los yacimientos para limpiar tuberías. Es un fuerte corrosivo y su traslado es tan común como el de combustible. También están las famosas “pastillas radiactivas”, que se utilizan para hacer el perfilaje en los pozos petroleros y cuyos controles requieren máxima seguridad en el manejo.

En el caso de Centenario, en la ciudad estaba prohibida la circulación de camiones con contenido radiactivo. Había un cartel en el ex peaje y una ordenanza que fue modificada, precisamente, para poder habilitar un depósito de elementos, ubicado en la Ruta 7.

Defensa Civil y Bomberos interrogaron al transportista de Córdoba.
Defensa Civil y Bomberos interrogaron al transportista de Córdoba.

“Nosotros no intervenimos en la persona física ni en la empresa, únicamente en la condición de los vehículos”, dijo Luis De Brida, director provincial de Transporte.

Pero durante el recorrido por la calzada los controles se hacen más difíciles aún, y es potestad de la Policía del Neuquén y también de Gendarmería Nacional parar los vehículos para revisar si toda la documentación está en orden.

En las ciudades cercanas a Vaca Muerta, como en todo el corredor petrolero (Centenario, Vista Alegre, El Chañar y Añelo), distintos grupos ecológicos han pedido al gobierno provincial que retire los camiones con tóxicos. Es por eso que avanza el proyecto para asfaltar la Ruta 65, que desviará el tránsito por la segunda meseta hacia las zonas de producción hidrocarburífera y así evitar el temor en las ciudades.

21.970 litros de ácido transportaba el camión del último derrame

El martes por la tarde en Centenario, se derramaron unos 400 litros de clorhídrico cerca del parque industrial. Ya hubo otros eventos en la Ruta 7, cercanos a la localidad.

derrames

LEÉ MÁS

Un derrame de ácido puso en vilo a Centenario

¿Qué pasa si hay un derrame de hidrocarburos en el río Neuquén?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído