Los Leones y un rugido que cambió la historia

Dueños del oro olímpico por primera vez, golearon a Bélgica 4 a 2 y alcanzaron la gloria. El mérito de Retegui. La emoción del país.

Río de Janeiro
Siempre a la sombra de Las Leonas, ahora es el momento de ellos, Los Leones: ¡campeones olímpicos! Por primera vez en la historia de este deporte, que en Argentina se hizo grande con las chicas, aunque ellas nunca tuvieron chances de subirse a lo más alto de un podio en estas lides. En sus cuatro visitas al estrado de premiación, ellas obtuvieron dos preseas de plata y dos de bronce. Y justo en este momento de sequía (por primera vez en 20 años se quedaron afuera de la lucha por la medalla desde Atlanta 96, con un séptimo puesto la última vez), fueron los chicos los que se treparon a lo más alto para empezar también a construir su propia historia.

En un partido que comenzó adverso, dieron vuelta el marcador y le ganaron a Bélgica 4 a 2, para provocar el impacto más importante del año del deporte argentino en disciplinas de conjunto.

Héroes del silencio, Los Leones llegaron a la bulliciosa Río de Janeiro con perfil bajo, sin estridencias, y se van envueltos en gloria de la mano de Carlos “Chapa” Retegui, el entrenador que supo encontrar la dosis motivacional justa para dar el gran salto. Como aquellos gladiadores del básquet en Atenas 2004 que se conocieron luego como la Generación Dorada, estos muchachos que se animaron a discutirles la supremacía a Australia, Holanda o Alemania empiezan reclamar también su seña de identidad.

Cachito Vigil, histórico entrenador de Las Leonas, se quebró cuando en los últimos 30 segundos Agustín Mazzilli convirtió el gol que aseguró la victoria y desató la locura.

Atrás quedó un partido que tuvo mucha tensión y emociones repartidas en apenas un puñado de minutos, los decisivos que trajeron los goles y los ataques belgas por la calidad de sus jugadores.

Precisamente los europeos golpearon primero en el arranque con el gol de Cosyns a los tres minutos, hasta que Pedro Ibarra, vía córner, e Ignacio Ortiz, con una linda definición cruzada, lo dieron vuelta para quedar arriba en el cuarto 2-1.

En el segundo cuarto, Los Leones aumentaron las cifras con un fierrazo del Hacha Peillat (11 tantos en el torneo). Todo marchó bien hasta el minuto final del tercer cuarto, cuando Gauthier Boccard con un golazo dejó el encuentro 2-3 y abrió la incertidumbre para el cierre, donde el arquero Juan Vivaldi tuvo una tapada consagratoria sobre Dockier cuando apenas quedaban 120 segundos. Los europeos sacaron al arquero para poner un jugador más y de contra lo definió Mazzilli.

Argentina formó con Juan Vivaldi, Juan Gilardi, Pedro Ibarra y Gonzalo Peillat; Ignacio Ortiz, Lucas Rossi, Juan López y Manuel Brunet; Facundo Callioni, Lucas Vila y Agustín Mazzilli, héroes que en el Complejo Deodoro escribieron la página más bella.

La cuenta pendiente de las leonas
El logro que se les negó a las chicas

Las Leonas fueron pioneras en darle alegrías en el más alto nivel al país. Sólo les falta ganar el oro olímpico, la cuenta pendiente de la selección femenina de hockey. Y, creer o reventar, el destino quiso que lo lograran antes los chicos, que llegaban con bajo perfil.

FRASES
"No puedo creer que seamos los mejores del mundo. Ahora habrá que mantenerse en lo más alto de todo, sin olvidarnos desde donde venimos".
Lucas Vila El Colo, de la selección
"No sabía ni cómo festejar el gol, pero estaba concentrado en que termine el partido con la victoria y llevarnos el triunfo que vinimos a buscar”.
Ignacio Ortiz Convirtió el segundo gol de la final

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído