Los vecinos debieron salir con sus palas para evitar la inundación

Barrio Obrero, 10 y 2 de Febrero, fueron las zonas más complicadas de la ciudad por la falta de obras.

Las intensas lluvias complicaron una gran cantidad de barrio en la zona norte de la ciudad. La falta de urbanización provocó que las calles queden inundadas e incluso, el agua ingrese a algunas casas. Por ahora desde Defensa Civil dijeron que no hubo personas evacuadas.

Los vecinos del barrio Obrero debieron despertar en plena madrugada para escurrir el agua que está rebalsando el desagüe. El líquido estaba cubriendo por completo las calles internas y comenzó a ingresar a algunas viviendas. Los vecinos agarraron las palas y salieron a fabricar canales para desviar el agua hacia otra zona.

Según indicó el titular de Protección Civil, Felipe Vallejos, estuvieron trabajando durante toda la noche con una cuadrilla conformada para las situaciones de emergencia. “Recibimos muchos llamamos, y las zonas más anegadas fueron barrio Obrero, 2 y 10 de Febrero y algunos sector del Anai Mapu. Estuvimos trabajando junto a los vecinos, y no debimos evacuar a nadie aún. Ahora nos vamos para la zona de Ferri a ver cómo está la situación”, expresó Vallejos a LM Cipolletti.

Las lluvias durante el día de ayer fue constante, aunque no se registraron chaparrones que podrían haber empeorado la situación.

Lila Calderón, referente de barrio Obrero, dijo que la situación en el lugar es muy grave con mucha cantidad de agua acumulada, producto de la falta de urbanización.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído