Luis Ventura: "Tinelli convirtió el chimento en un reality"

A fondo. El periodista se destapó y habló de la amenaza de juicio de Mirtha Legrand contra él, de Morena Rial y del poliamor de Flor Peña.

POR PAULA BISTAGNINO / Especial

Luis Ventura no se cansa. Ni se calla. El periodista de chimentos con más trayectoria en la TV no piensa cambiar ahora. Aunque sepa que la pantalla cambió. Y que muchos chimenteros ahora se pasan a los programas “serios” y que lo que está de moda es hacer un gran reallity de los escándalos del espectáculo en base a peleas que duran lo que dura encendida la cámara. En lo personal viene de una batalla en estos días: la amenaza de Mirtha Legrand de llevarlo a juicio por haber revelado un supuesto romance que la diva habría tenido con Carlos Monzón, ex campeón de box y ex pareja de Susana Giménez. Dice que no le preocupa. Y mientras tanto disfruta de su buena salud y de haber sacado campeón y llevado al ascenso a Victoriano Arenas, el club que dirige.

¿Cómo te tomaste la amenaza de que vas a ir a juicio con Mirtha?

No es la primera vez que llego a esta instancia con Mirtha. Hubo varias oportunidades en que con motivo de otros conflictos también me quiso llevar a Tribunales pero finalmente depuso su actitud. Creo que fue un arrebato emocional, un poco inducido por algunos cronistas que trataron de meterle la palabra injuria o calumnia en su boca y se dejó llevar. Lo escuché y fue un poco mala leche: en la pregunta estaba implícita la respuesta. Se daba por sentado que lo mío es una injuria.

Decís que no es la primera vez… ¿A Mirtha no le gusta que se cuenten sus secretos?

Y, pero ¿ella qué hace en su programa? Entonces debería dejar de hacer el programa como lo hace: ¿no es lo que hace en su mesa? Digo: con (Luis) Novaresio o con (Alejandro) Fantino, ¿qué hizo? Y salió una semana después a pedir disculpas. Además. Yo salí en el mismo momento. Y pedí disculpas sin analizar la construcción de lo que había sido la versión mía. Las pedí porque vi que la incomodaba. Entonces, si la incomoda, me parece que es lo más lógico.

Pero entonces afirmás lo que dijiste. ¿No te preocupa un posible juicio?

No, para nada. Porque en todo momento hablé de una versión que está dando vueltas y que puedo constatar con publicaciones de la época. Esto no es de ahora. Esto es lo que se decía en la época y que ella nunca desmintió. Y yo ya lo había dicho, lo escribí en un libro en 2012. Y nunca fue corregido. Evidentemente no es algo que yo traje a colación en este programa. Ni siquiera estaba pautado hablarlo.

luis ventura

De esos grandes rumores y versiones pasamos a escándalos y pequeños conventillos, ¿no?

Me parece que hay mucho chimento reallity. Es decir, mucha producción de parodias ficticias para vender en la tele pero que no son reales. Antes los chimentos y los líos eran de verdad. Yo ahora lo veo todo muy armado.

¿Un nuevo género chimentero?

Sí, un género para mi gusto que es de mueca televisiva. Y es el ‘Bailando’ el que propuso esto de convertir el chimento en reallity producido: pantomimas que son muy obvias en que fueron armadas. No hace falta ser adivino…

¿Alguna en especial?

No, pero si te vas al programa de Marcelo (Tinelli), los tenés a casi todos. Se destrozan al aire y después se van a comer juntos.

¿Y los jurados?

También, son parte de ese juego todo el tiempo. Incluso los que son periodistas. Ahí todo se convierte en un juego de reality.

¿Y lo de Flor Peña cómo entra en ese reality?, ¿le creés?

Todo esto que está pasando con Flor es muy parecido a lo mismo que ya hizo cuando fue lo de los videos hot que denunció como que la habían hackeado y todo. Lo que está haciendo ahora se acerca cada vez más a aquello.

Luis-Ventura.jpg

¿Es una operación?

Es… El voltaje de los contenidos: estamos hablando de que propone la poligamia en una sociedad claramente monogámica y ella una mujer de 40 años que no le creo que viva la vida de la manera en que lo propone. Creo que es una puesta en escena que está generando.

La contracara de todo eso son los periodistas de chimentos, ¿te gusta la nueva generación?

Es que también los programas de chimentos tienen cada vez menos periodistas y más show. Está virando a eso. Desde la producción se está buscando eso también. Y entonces los periodistas de chimentos de espectáculos están en programas de noticias serias… Lo veo a (Jorge) Rial haciendo política.

¿Y te gusta?

No. Esa es una batalla que no quiero librar. Que se arreglen los que están. No es mi problema. No estoy involucrado ahí ni quiero estarlo.

¿Es irreconciliable la relación con Rial?

Cambió la relación. No tenemos los mismos horarios, los mismos amigos, los mismos lugares. Tampoco los mismos gustos. Y bueno, hay que saber aceptar también lo que la vida va deparando, los ciclos de la vida.

¿Estás acompañando a Morena Rial en esta etapa en que está embarazada?

La vi crecer e incluso su padre me dijo que si en algún momento a él le pasaba algo, yo me tenía que hacer cargo de sus hijas… Ella me llamó, se acercó a mí, y bueno, eso es lo que estoy haciendo. La acompaño ahora como la acompañé siempre que ella quiso.

¿Está bien?

Cuando está conmigo la veo muy bien.

P21-F01-LUIS-VENTURA(SCE_ID=954Ventura anunció que termina sus cuatro años en el cargo y se va a su casa.

¿Vas a los Premios Grammy?

Sí, estoy invitado, pero tengo problemas porque yo soy brasileño, ¿viste?

¿Luis Ventura es brasileño?

Sí, claro, nací en Brasil y sigo teniendo pasaporte de allá y ahora no sé si llego con los papeles. Si todo va bien, a mediados de noviembre estaré viajando a Las Vegas para la entrega. Y ahí estaré toda la semana con las entregas de todos los géneros.

Cuándo mirás para atrás en tu vida ¿qué ves?

Soy un tipo que siempre tira para adelante y trata de construir. Si en algún momento de mi vida me equivoqué en algo, traté de enmendarlo y no por eso me frené. No puede ser que un camino se nuble simplemente por una piedra. Porque entonces si uno ve sólo la piedra deja de ver el objetivo final, que es llegar a destino.

¿Cuál fue el error más grave?

No, bueno, son errores de vida, errores que comete la gente que vive la vida. Después están esos que no viven y se paran como testigos de la vida, se olvidan de vivir porque están para juzgar y condenar a otros que sí viven. Bueno, yo soy de los que viven su vida y seguramente tuve errores, muchos, pero no tuve malas intenciones.

¿Y cómo sigue la vida?

Muy bien, muy contento porque salimos campeones y ascendimos con El Porvenir. Me queda un año en la presidencia de APTRA y voy a ser tío del bebé de Morena. Y quién sabe, capaz que alguno de mis pibes también me hace abuelo.

¿Te quedan enemigos?

Me ne fregan.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído