"Manu" Godoy de puño y letra

Emmanuel Godoy debutó como profesional a fin de año en Chile con un triunfo rotundo. Amante del boxeo por legado familiar, también le abrió paso a su vocación artística y paralelamente incursionó en la música, en la que también está dando sus primeros pasos.

Martín Gamero / deportes@lmneuquen.com.ar

El boxeo es casi un legado familiar en casa de los Godoy. Con un padre (Bruno) ex campeón argentino, sudamericano y del mundo hispano supermediano, quien como por ósmosis contagió a casi toda la prole, Emanuel, el menor de la dinastía, tampoco quiso quedarse afuera de esta especie de herencia de tradición y siguiendo el camino que tomaron en diferentes momentos sus hermanos Alberto, Horacio, Billi, Mauro y Gino, él también saltó al profesionalismo debutando en los últimos días del 2018 con un triunfo rotundo por nocaut en Santiago de Chile. Pero no es el boxeo su única pasión, ya que el promisorio pegador de 23 años es también cantante de folclore, su otra vocación, que llegó no por mandato familiar, sino por decisión propia y, como muchas de las cosas que ocurren en la vida, de pura casualidad.

Te puede interesar...

“El boxeo lo comencé a practicar a los 12 años. A cantar, hace muy poco. Si bien me gustó siempre, nunca me animé porque en casa no somos del palo de la música. La vez que dije que me gustaba cantar se me rieron. Me decían ‘mejor silbá que te sale mejor’ (risas). Así que no me animaba”, contó.

Pero, como buen deportista, no se detiene ante el mínimo obstáculo e hizo oídos sordos “a las chicanas con buena onda” -aclara- de sus familiares. Y un día, en un restobar, se largó. “Fuimos a comer con algunos amigos y había cantobar. Nos preguntaron si queríamos cantar y dijimos que no. Hasta que el dueño del local nos comentó que el ganador se llevaba plata en la final y me metí. Pasé a la final y a todos les gustó”, rememora el menor de los Godoy.

60 peleas como amateur tuvo Manu Godoy.

El centenariense ganó en 57 combates en el campo amateur, donde sufrió sólo dos derrotas y completó su palmarés con una pelea sin decisión.

Entre sus gustos musicales se inclina por la música de Jorge Cafrune y las composiciones del santafesino Jorge Milikota.

Emmanuel Godoy

Esa voluntad y ganas para cantar le permitieron seguir avanzando en este camino del folclore. “Aquella noche de cantobar llegué hasta la final cantando diferentes zambas. Me gané un mes gratis de canto con un profesor, Leo Peloc. Desde ese día, no dejé nunca esto”.

"La verdad que me sentí muy cómodo como profesional, mejor que en todas mis peleas de amateur. Espero seguir creciendo en el boxeo y en la música”.Manu Godoy. El joven de Centenario divide su tiempo entre dos pasiones.

Incluso en su facebook personal publicó hace un par de meses: “Hoy a la medianoche voy a estar acompañando a Leo como invitado en este tributo de lujo que hace a Abel Pintos aquí en Centenario”. Y agregó: “Más que feliz de poder ser parte del show. Poco a poco estas cosas son las que me hacen crecer y formarme como artista”.

Hijo de Bruno Godoy, el menor de la dinastía le sumó arte a su pasion por el boxeo.

El más chico de los Godoy disfruta de estas dos pasiones que cultiva con igual dedicación y respeto. “Completé mi campaña amateur y hace algunas semanas ya pasé al profesionalismo”, destacó el púgil que tiene un récord dentro del amateurismo de 60 peleas, 57 ganadas, dos perdidas y un empate. Tuvo un gran cierre del 2018 dando un salto en su vida con su primera pelea profesional de boxeo, en Santiago de Chile. Le fue mejor de lo que esperaba. Pudo voltear a su rival (Patricio Villagra) en cuatro ocasiones. En la última, el árbitro paró la pelea y se la dio ganada por KO al centenariense, que peleó en la división de los superligeros. “Me sentí muy cómodo como profesional, mejor que en todas mis peleas amateur”, afirmó.

El próximo desafío para Manu será su segunda pelea profesional en marzo. Por eso no descuida el gimnasio. Y tampoco la música, ya que contó que aprovechará estos primeros meses del año para preparar más canciones y tener un repertorio musical más amplio.

Que siga la música

Consultado sobre cuál de las dos pasiones le tira más, Emmanuel Godoy prefiere no encasillarse en preferencia alguna, sino atender con la misma dedicación a ambas disciplinas y ajustar el tiempo a cada necesidad. Al cabo, las dos son arte en diferentes expresiones. El boxeo es el arte de la defensa. La música, el de la combinación de los sonidos. “Las dos cosas me encantan. Lo que pasa es que el boxeo lo hago hace mucho más tiempo, desde los 12 años, cuando lo empecé a practicar con mi papá y mis hermanos en el gimnasio ”, señaló.

A pesar de las chicanas que recibió cuando comenzó a dedicarse con más atención al canto, valoró el acompañamiento de su familia. En este sentido, destacó los consejos de su padre. “Mi viejo lo primero que me dijo cuando se lo conté fue que le tenía que meter mucha pila al profesionalismo pero que no abandone la música. Que reparta bien los tiempos. Es un genio”, sentenció.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído