Martín Alessi, del hospital a la gloria

El piloto de Cipolletti se consagró campeón de la Monomarca Gol. Tras sufrir un grave accidente, su participación estuvo en duda. Sin embargo el sábado recibió el alta médica y pudo correr. En la final sufrió un toque y se retrasó, pero se recompuso y con el quinto puesto festejó.

Ricardo Galasso

galassor@lmneuquen.com.ar

NeuquéN “Este campeonato nos da la pauta de que estamos más vivos que nunca”, dice Martín Alessi, flamante campeón de la Monomarca Gol. Y de la vida. Porque hace dos semanas sufrió un grave accidente en La Pampa, cuando volvía de Buenos Aires a su ciudad, Cipolletti (la camioneta que conducía dio varios tumbos al intentar esquivar un camión que se subió a la ruta en forma repentina), y el joven piloto sufrió numerosos golpes en el cuerpo y cortes que hicieron dudar su participación en la fecha coronación de este fin de semana en el autódromo Parque de la ciudad de General Roca. Justamente él, líder y gran candidato, no se iba a entregar fácilmente. Y así, en medio de minutos dramáticos, horas interminables y la esperanza de lograr el alta médica que llegó el sábado horas antes de salir a clasificar, pasó de la convalecencia hospitalaria a la gloria total quedándose con el campeonato que tanto peleó a lo largo de la temporada.

Alessi, quien logró su primer título en la Monomarca después de seis años en la categoría, comparte el privilegio de ser junto con Andrés Tomini los únicos pilotos regionales en campeonar en esta división y en el TC Neuquino.

Te puede interesar...

El cipoleño nunca dudó de poder estar y su voluntad seguramente ayudó para tener el apto.

“La verdad que me encontraba en perfectas condiciones físicas y mentales”, sostuvo con la misma firmeza que sostenía ayer la Copa de campeón. “Y también tenía muchas ganas de correr”, agregó pero reconoció que más allá de sus intenciones dependía del visto bueno del médico, “que no llegaba. Se hizo esperar mucho hasta que finalmente el sábado llegó”, contó su ansiedad. “Fue un alivio y la primera gran alegría porque ya estábamos en condiciones de ir en búsqueda del campeonato que tanto anhelaba”, recordó.

Alessi, quien había ganado la serie más rápida, partía desde el primer lugar compartiendo la fila con Sami Mendaña. En el primer giro de la carrera, Sami demostró el gran potencial que tenía su auto y lo pudo superar. Pero en la quinta vuelta la carrera tomó un giro diferente porque el finalmente campeón en la última curva del autódromo se tocó apenas con Alejandro López y entró en trompo. Aunque inmediatamente sacó el auto, perdió varios lugares y cayó al sexto puesto que -como estaban en pista- le daba el campeonato a Alejandro López.

"Tras el percance en la carrera pensé que se me iba todo de las manos, pero no bajé los brazos. El que abandona no tiene premio. Fui siempre para adelante". "En ningún momento sentí miedo tras el accidente porque esto es lo que me gusta hacer". Martín Alessi, el piloto de Cipolletti sumó su primer título en la Gol

“Después de ese percance pensé que se me iba todo de las manos”, señaló. “Pero no bajé los brazos porque siempre dije el que abandona no tiene premio y fui para adelante”, recalcó. Así fue como se sacó de encima a Lucas Rossomanno y Gonzalo García y escaló hasta el quinto puesto que le alcanzó para ser campeón por cuatro puntos de diferencia sobre López (243 contra 239 de sus esolta). Sami Mendaña fue el ganador de la última fecha, escoltado por Alejandro López y Darío Delvas.

Sin bien Alessi disfruta la consagración, asegura que el logro más grande lo consiguió “hace dos semanas atrás cuando gané el campeonato de la vida. Hoy -por ayer- siento que gané el campeonato a la categoría más importante del Valle y no sé si del país, en cuanto a competitividad. Puedo decir que soy el campeón de la Monomarca Gol y esto me gratifica de una manera enorme”, sostuvo.

“Esta consagración -afirmó- es el resultado del trabajo realizado durante todo el año, tanto del equipo del Scaiola Racing y Guillermo Guaragnini y también del equipo de Gerardo Tapatá que estuvo a cargo de mi auto las primeras tres fechas. Gracias a mi familia, al grupo de profesionales que me atendió y a todos los que me acompañaron”, concluyó el héroe.

Se merece este título. Martín Signorile encargado de Prensa monomarca Gol

El campeonato se lo merece Martín porque, junto con Alejandro López, fue el más regular de la temporada. Es uno de los mejores pilotos de la región y lo demostró en todas las carreras. Era sabido que iba a hacer lo posible por estar después del accidente que tuvo, y lo consiguió. Si nos preguntamos quién merecía ser campeón de la Gol, el nombre de él surge inmediatamente. En el sentido de que es un excelente piloto y creo que tiene todas las capacidades arriba del auto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído