Matamala pelea en Estados Unidos: "Es ganar o hacer una gran pelea"

Martín Matamala entrenó en Cipo y La Pampa hasta que decidió armar los bolsos y partir a Estados Unidos para continuar su carrera. El sábado tendrá su primera chance cerca de Washington.

Oscar Méndez

mendezo@lmneuquen.com.ar

En búsqueda de mejores oportunidades deportivas, el cipoleño Martín Matamala tomó la decisión de partir. Su desarraigo de la casa paterna y la llegada a Estados Unidos cumplió ya un mes, impulsado por promotores internacionales que también andan por el mundo reclutando potenciales representados para subirlos al ring en la tierra de las grandes bolsas.

Empezando desde abajo, en Florida, las chances que se presentan son mucho más redituables en lo económico. Una bolsa inicial como la que percibirá el sábado en Fairfax es hasta 15 o 20 veces más jugosa que lo que puede llegar a percibir en algún festival argentino de los últimos tiempos.

Te puede interesar...

“Desde lo económico no se puede comparar, es difícil desde lo deportivo porque uno no deja de ser un visitante, pero el esfuerzo vale la pena”, reconoció a LM Neuquén en un alto de su dura rutina, que hasta el sábado se dividió en tres turnos pero que desde hoy será un poco más permisible.

Una de las concesiones que tuvo que brindar fue subir a una categoría diferente a la que se aconseja por porte físico. Greg Outlaw lo medirá en el límite de los 63,500 kilos, una más del ideal.

No será la primera vez que acepta el reto, aunque esta vez representa un riesgo desconocido por la falta de información respecto a un rival al que, según el propio Matamala, le vienen cuidando la carrera y se presentará recién por octava vez en el campo de los rentados, donde se mantiene invicto.

"Además de entrenar, trabajo con mi entrenador para mantenerme acá. Es un esfuerzo grande”.Martín Matamala. El cipoleño pelea el sábado.

Largo camino

El arribo del patagónico a América del Norte se dio a partir de sus presentaciones anteriores. “Buenas peleas ante buenos rivales que llamaron la atención de los promotores”, confió el Guapo.

Julián Jesús Vázquez marcó el número de teléfono del cipoleño y comenzó a gestarse el viaje. “Esto es todo esfuerzo personal, acá convivo con otros boxeadores latinos en una casa que nos facilita el dueño del gimnasio y promotor Nelson López Junior. Vivimos y entrenamos prácticamente en el mismo lugar, esperando que aparezcan peleas”, contó.

Desde el 23 de marzo, cuando puso un pie en Miami, la del sábado será la primera salida en un largo viaje hacia Fairfax (poco más de mil kilómetros) en las afueras de Washington, Estado de Virginia.

Clave sería un triunfo para planificar un 2019 entero en Estados Unidos. “Con un victoria o haciendo una buena pelea, creo que podría concretar tres o cuatro más antes de volver. Es lo que me gustaría”, confió.

De salir airoso, ya está decidido que descenderá de divisional para sentirse más cómodo en cuanto a la distancia de brazos y potencial entre los ligeros, encuadrado entre 58,967 y 61,237 kilos.

“No tuve problemas para ponerme en categoría esta vez, hace días que ya estoy en peso así que viajaremos muy tranquilos, sin inconvenientes”, dijo el boxeador cipoleño a poco de partir hacia la capital estadounidense acompañado por su entrenador, que ha hecho un buen trabajo en la exigente previa para tratar de conquistar suelo norteamericano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído