Mató a su esposa, abrió una garrafa y se suicidó

Un hombre de 50 años ahorcó a su mujer de 35 y luego se dejó morir al inhalar el gas del artefacto doméstico en la habitación de su casa en Entre Ríos.

Una pareja fue hallada muerta en su vivienda en el barrio San Isidro, en la localidad entrerriana de Concepción del Uruguay, donde también encontraron indicios de un principio de incendio y una garrafa abierta. Los investigadores sospechan que podría tratarse de un caso de femicidio seguido de suicidio.

El trágico hecho ocurrió el martes por la tarde en la casa situada en Uriquiza al 1000, a metros de su intersección con Las Glicinas, cuando un vecino que pasaba por el lugar alertó a las autoridades sobre un principio incendio en esa vivienda y, al llamar, nadie respondía. Al arribar, la policía encontró signos de fuego, con un fuerte olor a quemado y a gas, lo que dificultó el ingreso a la casa. Una vez adentro, descubrieron una garrafa abierta y los cuerpos de Eduardo Romero, de 50 años, y Susana Pereyra, de 35, tendidos en una cama de una de las habitaciones.

Te puede interesar...

De acuerdo con las primeras pericias, ambos cuerpos presentaban signos de violencia, que corresponderían a la hipótesis de la fiscal Albertina Chichi sobre un femicidio seguido de suicidio. La autopsia al cuerpo de Pereyra estableció que la mujer no tenía heridas y que su muerte, previa a la de Romero, fue consecuencia de una asfixia mecánica. Por otro lado, Romero sí tenía heridas de arma blanca pero no fueron las causantes de su muerte, sino que falleció por aspirar monóxido. Para corroborar la carátula de femicidio seguido de suicidio, la fiscal ordenó una serie de estudios complementarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído