Mató a un peatón inocente al defenderse de un asalto de dos motochorros

Esta mañana, el letrado disparó contra un hombre al resistirse a un asalto en pleno microcentro de Buenos Aires. El hombre sería un cerrajero que pasaba por el lugar.

Embed


Un abogado mató esta mañana de un tiro a un hombre inocente luego de ser asaltado por dos motochorros en el microcentro porteño. En un principio se pensó que el letrado le disparó a uno de los delincuentes, pero después se confirmó que la víctima era un cerrajero que caminaba circunstancialmente por el lugar.

El hecho sucedió a las 9.20 en San Martín al 500, entre Tucumán y Lavalle, cuando el abogado fue asaltado por dos delincuentes que iban en una moto e inmediatamente sacó un arma y efectuó varios disparos con una pistola Glock calibre 9 milímetros de su propiedad. Uno de los tiros impactó contra un hombre, que fue identificado como Daniel Fernando De Negro Rodado, un cerrajero que trabajaba por la zona y nada tuvo que ver en el robo.

El abogado, Silvio Guillermo Martinero (45), quedó detenido y será imputado por el delito de homicidio simple. Mañana será indagado por el juez de instrucción Luis Zelaya en el Palacio de Tribunales.

Apenas los motochorros le extraen una mochila, que tenía 50 mil dólares, en la puerta de una financiera, el abogado extrajo el arma y se defendió efectuando entre cinco y seis disparos, según escucharon los testigos. La víctima cayó boca abajo en la vereda, mientras que los delincuentes se escaparon del lugar con el bolso del letrado, según quedó registrado

El titular del Sistema de Atención Médica de Emergencias (Same), Alberto Crescenti, informó a Télam que la ambulancia arribó al lugar a las 9.26 y que "el médico constató que el hombre, de entre 50 y 55 años, ya estaba fallecido". Crescenti indicó que al ser revisado, el hombre tenía "un único disparo de arma de fuego con orificio de entrada en la región torácica anterior".

Al lugar arribaron efectivos de la comisaría 1ra. de la Policía Federal de la ciudad de Buenos Aires que, por orden de la Justicia y hasta que se aclaren las circunstancias del hecho, demoraron al abogado. En principio, la Policía ya constató que el letrado es legítimo portador de armas y tiene los papeles de la pistola Glock en regla.

Fuente: Télam

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído