Mató de una puñalada a un pasajero y quedó libre

El juez argumentó que el taxista actuó en "legítima defensa" ante un intento de robo.

Un taxista mató de una puñalada a un supuesto pasajero en el barrio porteño de Barracas y quedó libre ya que la principal hipótesis del juez de la causa indica que se defendió de un intento de robo a mano armada, informaron fuentes judiciales.

El episodio se produjo ayer a la madrugada, cerca de las 4, cuando el conductor detuvo la marcha de un móvil policial que pasaba por la calle Paracas al 300 y denunció que acababa de ser atacado con un cuchillo por un pasajero, a quien pudo desarmar y apuñalar.

Los efectivos se acercaron a la altura del 377 de esa calle y encontraron tendido en la vereda a un hombre apuñalado, por lo que solicitaron de inmediato una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), aunque ya había fallecido.

Además, demoraron al taxista, quien estaba herido a la altura de un ojo, también con un elemento cortante, y lo derivaron al hospital Penna.

Los voceros explicaron que según el relato del taxista, identificado como Luis Ernesto Cárdenas (60), uruguayo, el episodio se inició cuando trasladaba al pasajero en su Chevrolet Aveo y éste extrajo un arma blanca y lo lesionó a la altura del ojo derecho.

Entonces, añadió el conductor, se produjo un forcejeo en el que logró desarmar al pasajero y herirlo con el mismo cuchillo, dijeron las fuentes.

El fallecido fue identificado por la policía como Alonso de Celada (62), quien vivía en el barrio porteño de Villa Devoto, cuyo crimen es ahora investigado por efectivos de la seccional 28 y el juez de Instrucción porteño Luis Zelaya.

En el lugar del crimen la policía secuestró el taxi de Cárdenas, que estaba chocado aparentemente porque el chofer se desvió e impactó contra un paredón al momento de ser herido.

Fuente: Télam

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído