LMNeuquen Alianza

"Me daban tres meses de vida, volver es un milagro"

La historia de Centu, del Gallo, que superó un cáncer y regresó a las canchas. Un crack.

Por Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen.com.ar

"Había noches en el hotel donde dormía mientras me hacía las quimio en el Castro Rendón que me daban ganas de salir corriendo, gritar, llorar... ¿Por qué a mí? Me preguntaba. Fue realmente muy duro todo lo que pasé", cuenta Miguel Bravo, el jugador de Alianza de Cutral Co que primero volvió a vivir de manera milagrosa y luego, como frutilla del postre, regresó al fútbol el último sábado.

Te puede interesar...

Al esforzado defensor, a mediados de 2019, le daban "tres meses de vida", luego de que le diagnosticaran un tumor en el testículo que se propagó y le fue tomando otras zonas: "Pulmones, vía renal, también me determinaron cáncer de mediastino". Fue casi un año de angustia, de desesperación.

"Todo comenzó con un dolor en el testículo derecho, al principio no quería decir nada a mis familiares, me daba un poquito de vergüenza. Se me formó una pelotita tipo arveja y de los dolores no podía caminar. Me extirparon el testículo derecho y cuando me recuperé, me mandaron a Zapala a una tomografía, aunque nunca me hablaron de cáncer hasta allí", relata el inicio de su drama"Centu" (lo apodan así por el parecido físico con el polémico jugador de Vélez), este lateral izquierdo de 24 años muy querido en el Gallo.

Allí comenzó lo peor de sus pesadillas. "Fui a Neuquén y el médico, para concientizarme, me dijo: si no empezás con la quimio, ‘en tres meses te morís’. Tenía varios tumores y avanzados. Mi mamá le preguntó qué probabilidades de zafar había y el doctor le contestó: ‘no soy Dios, apuesto a que la fuerza de su juventud y deportista ayude. Pero tiene que haber un milagro".

Fueron semanas enteras de cinco horas de quimioterapia en el Castro Rendón. "Entraba a las 7 y estaba hasta las 13. De ahí me iba al hotelcito y no podés hacer nada. Tomás agua y te cae mal, no sabés cómo posicionarte para que no duela. Me quedaba de lunes a viernes, semana por media. Y en la otra iba los martes. El Municipio me ayudaba con el dinero para los viajes y estadía, porque yo además de jugador soy changarín, hago un poco de todo y no alcanza. También quiero agradecerle al presidente de Alianza, Fabián Godoy, y a todo el gran pueblo Celeste que hizo rifas y colectas para ayudarme. No tengo palabras de agradecimiento", expresa.

Futbolista-enfermedad-terminal-2.jpg

Y hubo milagro

En el peor momento de su vida, Centu se aferró a la religión de la mano de su esposa, Day. Y un día paso algo que solo los creyentes comprenderán. "Fui a la iglesia, estaba afligido porque no había podido viajar a Neuquén por el dinero y me perdí las quimios. Pero vi a Dios y me dijo que estuviera tranquilo, que él hacia la sanidad. Luego le llevé las tomografías al doctor Vicente, del Castro Rendón, y me dijo ¡‘Estás sano!". Hubo llanto, desahogo y una reacción simpática a la salida del nosocomio. "Empecé a caminar y mi mamá y mi señora me decían ¿a dónde vas, pará? Hay que vivirlo para saber lo que se siente", resume tras superar el calvario.

Regalo de cumpleaños

Justo el sábado, día de su cumple 24, Miguel volvió a pisar el verde césped de su querido Coloso. No importa que estuvo en el banco en el 0 a 0 con Centenario. Él ganó igual, más aún al recibir el cariño de toda la gente. Ese abrazo con su hermano Leonel, arquero del equipo, emocionó a todos. Lo mismo que el aliento de sus seres queridos. Como mensaje final, aconseja a aquellos que "sufren una stiuación similar que tengan fuerzas y no bajen los brazos". ¡Bravo, Miguel!.

Futbolista-enfermedad-terminal-3.jpg

Su esposa: "Es un orgullo tener a mi lado a un luchador"

"Siempre le dije que iba a volver a las canchas, que quería verlo jugar de nuevo. Hubo miedo en mí en el proceso de su enfermedad pero siempre confié en Dios", admite Day, quien fue clave para la milagrosa recuperación de "Centu".

Es la esposa del jugador de Alianza que superó varios tumores, por los cuáles le daban apenas "tres meses de vida" a medidados de 2019.

Sin embargo, el sábado regreso en Lifune en un partido de Primera División y por más que estuvo en el banco, su mérito es enorme. Y mucho se debe al empuje, la conteción y la lealtad de Day en los peores momentos.

"Hoy verlo de nuevo en las canchas es un orgullo, es en verdad un orgullo tener a mi lado a un gran luchador. Sentí una alegría inmensa cuando la gente lo vio entrar y escuchar cómo gritaban su nombre", agrega quien confesará que antes era hincha de Petrolero pero hoy reconoce: "Miguel logró que me haga de Alianza".

Gran hermano

El que también está super feliz con la recuperación de Centu y con su regreso a las canchas es Leonel, el hermano arquero del defensor que salió adelante en la adversidad.

Alianza a la vez celebró su regreso en las redes sociales. Todo Cutral Co vivió un fin de semana muy emotivo, a pesar de que los resultados en Lifune y en Regional Amateur no acompañaron. Pero el golazo lo hizo Centu, que está más vivo que nunca.

LEÉ MÁS

Federico Bal anunció que padece cáncer

Científicas argentinas crearon una app para prevenir el cáncer

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario