El clima en Neuquén

icon
21° Temp
83% Hum
La Mañana Messi

Messi se calentó por una derrota insólita, pegó una piña y lo echaron

Otro papelón para Barcelona que pone en duda la continuidad de Koeman. El Bilbao se llevó la Supercopa de España de manera impensada tras empatarlo en el final y ganarlo en el alargue.

No pega una el Barcelona. Todo le sale mal al equipo que conduce Koeman. Que tenía el trofeo de la Supercopa española en sus bolsillos. Pero una serie de fatalidades atentaron contra su conquista. Primero se lo empataron, 2 a 2, sobre el final del tiempo reglamentario. Luego en el alargue el Bilbao se lo dio vuelta para un increíble 3 a 2 definitivo. Y como si fuera poco, Lionel Messi se fue expulsado a instancias del VAR por una agresión a un rival.

Un Leo desconocido no hizo pie en la final y Barcelona perdió contra Athletic de manera increíble. Encima, en la última del partido fue expulsado por tirar una piña. Los vascos lo dieron vuelta con un golazo de Williams.

Te puede interesar...

Con La Pulga disponible desde el arranque, el DT neerlandés eligió ponerlo de Falso 9 en un 4-3-3, con Ousmane Dembélé a su derecha y Antoine Griezmann en la banda opuesta. Sergio Busquest, Frenkie De Jong y Pedri, en el habitual triángulo en la medular. Ese fue el esquema para combatir el 4-2-3-1 que dispuso Marcelino en el conjunto vasco.

Sobre el cierre de la primer mitad, llegaron las emociones. Primero la apertura del marcador en los pies de Antoine Griezmann, que aprovechó un rebote tras una combinación entre Messi y Jordi Alba para rematar un penal en movimiento. Pero el cuadro vasco igualó las acciones rápidamente. Tras el saque del medio, De Marcos puso el 1-1 aprovechando un pase espectacular de Iñaki Williams a la espalda de la defensa culé y dejó el marcador empatado antes del descanso.

Pero llegó el segundo del Barcelona: una buena jugada entre Dembélé y Jordi Alba por el carril izquierdo, terminó con un pase del lateral para Griezmann, quien definió en soledad para marcar el 2-1 en el minuto 76.

A tres minutos del cierre, el trámite parecía resuelto y Koeman sacó a Pedri y Dembélé para que entran Pjanic y Braithwaite. Pero al Athletic no se rindió y tuvo su recompensa. A un minuto de cumplirse el tiempo reglamentario, Villalibre aprovechó un gran envío de Muniain y remató ante la salida de Ter Stegen para establecer el 2-2 y así forzar de momento la prórroga.

https://twitter.com/ElyonMan/status/1350939270144516104

Y la pesadilla culé no terminó ahí, porque al iniciar el tiempo extra llegó la remontada vasca. Munian recibió a espaldas de los mediocampistas del Barça y cedió el balón para Iñaki Williams, quien ejecutó un espectacular disparo desde la frontal del área que entró cerca del ángulo más lejano de Ter Stegen, que nada pudo hacer.

A partir de ahí, el Barça empujó en busca de la igualdad pero topándose con un Athletic muy sólido. El cuadro culé tuvo dificultades para llegar al último tercio pese al ingreso de jugadores ofensivos como Riqui Puig y Trincão, además de mandar al central uruguayo Ronald Araujo al área contraria. Y para colmo, Messi se fue expulsado por agredir a un rival.

https://twitter.com/RobLewangolski/status/1350938194351632386

Tarde negra para el Barcelona.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

16.129032258065% Me interesa
25.806451612903% Me gusta
22.58064516129% Me da igual
9.6774193548387% Me aburre
25.806451612903% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario