"Mi familia es la que me conecta con lo real"

Juan Minujín. Locos por él. Creció en México, fue estatua viviente en las calles de Londres y en el subte porteño y ahora es uno de los actores con mayor popularidad en el país.

Paula Bistagnino
ESPECIAL

Apareció de repente y, con una velocidad que muchos de sus colegas soñarían, se metió en el elenco estable de los más reconocidos actores argentinos: TV en el prime time, teatro en la calle Corrientes y cine. Pero la vida de Juan Minujín (41), al que muchos llaman el actor del momento, tiene una larguísima etapa previa a la popularidad que comenzó con una crianza en México, país al que sus padres se exiliaron en 1976, cuando él tenía 1 año, durante la dictadura militar. De regreso en el país, empezó a formarse como actor con Cristina Banegasi. A los 22 años se fue a Europa, donde además de seguir estudiando, ganó algo de plata como estatua viviente en la calle. Cuando volvió, empezó a trabajar en el circuito del teatro under y hasta hizo un espectáculo con amigos en el subte. En 2000 se sumó al grupo El Descueve, en 2003 debutó en TV y ahí empezó un camino de crecimiento que incluyó mucho cine como actor, pero también autoría y dirección de un proyecto cinematográfico propio: el film Vaquero. Entonces ya hacía participaciones en televisión (Son amores, Epitafios, Tratame bien, Ciega a citas) y enseguida vinieron papeles más grandes en Los únicos, Solamente vos y Viudas e hijos del rock and roll.

Crisis en la televisión “Es un momento en el que se está grabando mucho menos y uno se siente un poco privilegiado por tener un laburo así”.

Y no se detuvo más hasta hoy, cuando su cara ya es tapa de diarios y revistas, su papel en la serie El marginal cosecha elogios internacionales –fue comprada por Netflix- y los proyectos llegan a sus manos desde todos lados. Uno de ellos fue Loco x vos, la remake local de la serie estadounidense Mad about you, que coprotagoniza en Telefe con Julieta Zylberberg y que es su primera sitcom. En pareja desde hace 13 años con Laura, psicóloga, es padre de Carmela y Amanda.

-¿Qué te convocó de este proyecto?
Me pareció un desafío hacer una sitcom, por un lado, y me dieron ganas de hacer comedia. Una comedia así, con mucho remate, mucha expresión…

-Además venías de El marginal con un personaje oscuro. ¿Es importante dar un volantazo así para no repetirse?
Uno intenta no repetirse nunca, eso es el trabajo, aunque tenga personajes que van en líneas parecidas. El marginal fue una gran experiencia porque fue muy diferente a los personajes que venía haciendo. Diferente a todo. Y este, aunque puede estar más en línea con otras comedias que hice, igual es muy diferente. Sobre todo el formato, que requiere otra actuación. Es más teatral.

-¿Cómo fue aggiornar la serie a la cultura argentina?
Se hizo un gran trabajo de adaptación de los libros, primero por los guionistas, y después nosotros mismos volvíamos a trabajar y definir los remates o los gags para que nos cerraran con Buenos Aires 2016 y que resultaran personajes reconocibles para el público argentino.

-Tanto Julieta como vos han crecido mucho en popularidad en los últimos años, ¿cómo fue ese encuentro?
Conozco mucho su trabajo y me parece una actriz espectacular, así que desde que supe que era con ella me puse muy feliz. Julieta tiene un rango de trabajo muy amplio, mucha verdad en su actuación y mucha expresión al mismo tiempo.

-¿Cómo complementás tanto trabajo, esas jornadas extensísimas con la vida personal?
¡Como se puede! (risas). Hacemos una muy buena dupla con mi mujer, porque ella es psicóloga y eso, que no tenga nada que ver con el medio, me conecta con lo real y funciona como una bajada de esto a la realidad… En este caso, tantas horas de grabación en el personaje me contaminaban y a veces volvía a casa y tiraba unos remates… Mis hijas me miraban con cara de “Papá, por favor”.

-¿Cómo ves la tele de hoy y las ficciones nacionales?
Es un momento en el que se está grabando mucho menos y uno se siente un poco privilegiado por tener un laburo así, porque no hay tanto. Lo bueno es que hay productos nuestros que están funcionando muy bien.

-Estuviste entre los actores que dieron sus opiniones políticas e incluso fuiste a la Quinta de Olivos a despedir a la ex presidenta. ¿Te interesa la discusión o sentís cierta responsabilidad por ser alguien público?
Creo que siempre, como ciudadano, es importante que todos participemos, opinemos y debatamos ideas políticas. Eso es la democracia y no estoy de acuerdo con los que dicen que está mal que uno opine. No opino como militante, porque no lo soy, y respeto mucho a quienes sí lo son y dedican su tiempo y trabajo a trabajar por lo que creen. Yo opino como ciudadano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído