El clima en Neuquén

icon
20° Temp
30% Hum
La Mañana Bitcoin

Mitos y verdades del Bitcoin, el protocolo de internet que transformó los billetes en criptomonedas

El mundo cripto tiene cada vez más caras. NFTS, Fan Tokens y otros criptoactivos se multiplican siguiendo un camino abierto por Bitcoin. Pero, ¿son lo mismo? Sobre eso hablaron Daiana Banegas y Julián Drangosch de la ONG BitcoinAr.

"Bitcoin dio una receta de código abierto y en base a eso se generaron más de nueve mil proyectos de criptomoneda", explica Daiana Banegas, vocera de prensa de Bitcoin Argentina, una Asociación Civil para el Desarrollo de Ecosistemas Descentralizados, más conocida como Bitcoin Argentina. La organización pone énfasis en las ventajas de Bitcoin en un momento en el que la población global tiene muy poco control sobre algo tan esencial para su vida cotidiana, el dinero, pero también en denunciar un modelo especulativo que se apoya en blockchain para crear burbujas financieras. "De estas nueve mil, ¿cuántas tienen una propuesta de valor, un equipo técnico, una comunidad descentralizada?", se pregunta Banegas.

"Bitcoin es abierto, público, neutral, descentralizado e incensurable", explica Julián Drangosch, graduado de UTN.BA, Ingeniero Eléctrico y referente de BitcoinAr en tecnología blockchain. Para él también es necesario evaluar los aspectos técnicos particulares de Bitcoin que la diferencian de otros proyectos montados sobre blockchain: "Cuando lo comparás contra otros protocolos vos te das cuenta de que esas características fallan. Ethereum es el caso clásico y ya lo hemos visto fallar incontables veces".

Te puede interesar...

LM Neuquén entrevistó a los especialistas de Bitcoin Argentina, una ONG fundada en 2013, para promover "la comprensión y adopción de las tecnologías de la información asociadas a las criptomonedas y blockchain, confiados en el alto potencial positivo que aporta a la sociedad, las empresas y el Estado". Desde hace años buscan difundir las potencialidades de Bitcoin y blockchain, así como prevenir a los ciudadanos de los malos usos de estas. Además tienen otras actividades de difusión como, por ejemplo, un concurso actualmente abierto llamado “Bitcoin desde las artes plásticas y NFTS”.

Comprender qué es Bitcoin no es fácil y este diario publicó varias notas para intentar aproximarse a este fenómeno. En esta entrevista se profundizó en algunos de sus aspectos más complejos.

bitcoin.jpg
Julián Drangosch y Daiana Banegas, especialistas de Bitcoin Argentina, una ONG fundada en 2013, para promover

Julián Drangosch y Daiana Banegas, especialistas de Bitcoin Argentina, una ONG fundada en 2013, para promover "la comprensión y adopción de las tecnologías de la información asociadas a las criptomonedas y blockchain, confiados en el alto potencial positivo que aporta a la sociedad, las empresas y el Estado".

-¿Cómo definirían bitcoin en una frase? ¿Cuál es su principal virtud?

Daiana: Es la evolución natural que ha tenido el dinero en el ámbito digital.

Julián: A mí me gusta definir a bitcoin como un protocolo de internet, obviamente, y un patrimonio de la humanidad, que sí o sí necesita ser custodiado por todos.

-¿Para qué sirve blockchain, la tecnología sobre la que funciona bitcoin? ¿Para qué tipo de proyectos tiene utilidad?

D: La mayoría de los proyectos no requieren una blockchain a no ser que estés dispuesto, verdaderamente, a descentralizar los procedimientos de confianza. O sea poner una blockchain para un proyecto pero pretender seguir teniendo el control de la información que se anexa a ese protocolo y pretender regirlo o controlar esa infraestructura sin consenso, no requiere verdaderamente una blockchain: es incorporar una tecnología porque está de moda. Proyectos en los que, a mi criterio, tiene sentido blockchain, son proyectos nativamente digitales, aunque normalmente la panacea es hacer la trazabilidad de activos físicos a través de una blockchain: trazabilidad para containers, para vacunas. Es verdad que con protocolos de procedimientos de este tipo aumenta la confianza y disminuye el riesgo, pero siguen siendo falibles. En cambio cuando empezamos a hablar de procesos como un voto electrónico para, por ejemplo, presupuestos participativos o diferentes actividades comunales, empieza a tener sentido usar infraestructuras descentralizadas. También para todos lo que son los protocolos de identidad auto soberana que es un estándar específico de un modelo de identidad digital donde puede empezar a construirse confianza o reputación a través de las credenciales o referencias que dan mis pares. Y acá empezamos a tener una disrupción respecto a los sistemas tradicionales donde el proveedor de confianza, por ejemplo, del mi score crediticio, es el Veraz o el proveedor de confianzas de mí identidad es el RENAPER. Entonces cuando empezamos a hablar de nuevas construcciones de identidad digital y descentralizar la autoridad de estos procedimientos hace sentido contar con infraestructura descentralizada.

J: Para mí la blockchain es una solución buscando un problema. Esto es algo que tal vez va a ser demasiado conceptual, pero la blockchain en sí no garantiza ni inmutabilidad, ni un registro creciente, ni nada de eso, siempre y cuando vos no tengas una forma de controlar quién es el que está anexando estos registros. Vos podrías tener una blockchain en proof of stake claramente centralizada y ya hay papers escritos que demuestran eso. Ehtereum va a ser el primer caso a gran escala en el que vamos a ver la centralización. Pero a mí lo que me gusta decir es que, en verdad, la blockchain es la forma de compartir los paquetes de prueba de trabajo y lo más interesante que tiene Bitcoin es la implementación de una prueba de trabajo a gran escala. Y la prueba de trabajo es la forma global que tenemos de agregar estos bloques de una forma que no haya una entidad central. Y la blockchain es una forma de mediar estos paquetes de pruebas de trabajo de una forma que estemos todos sincronizados. Y por eso creo que en definitiva las blockchain carece de significado solo. Es como cuando vos tenés tecnología nuclear que te sirve para hacer submarinos, barcos o reactores nucleares, pero no funciona cuando intentás hacer un avión o trenes nucleares. Eso falló completamente. Eso es lo que va a terminar pasando a la tecnología blockchain.

"La blockchain es una solución buscando un problema. Esto es algo que tal vez va a ser demasiado conceptual, pero la blockchain en sí no garantiza ni inmutabilidad, ni un registro creciente, ni nada de eso, siempre y cuando vos no tengas una forma de controlar quién es el que está anexando estos registros", Julián Drangosch.

-En sus charlas ustedes ponen bastante énfasis en distinguir bitcoin de otras criptomonedas. ¿Qué la diferencia?

D: Eso tiene una respuesta tecnológica y política tecnológica. Julián puede dar la explicación tecnológica.

J: Eso básicamente tiene que ver con quién está en el control del protocolo y quien no está en el control de protocolo. Voy a dar una por ejemplo: Bitcoin es abierto, público, neutral, descentralizado e incensurable. Lo más importante es que sea abierto, que cualquiera que quiera participar participe; e incensurable porque cuando uno quiere hacer una transacción nadie puede hacer nada para frenarlo. Y cuando lo comparás contra otros protocolos, te das cuenta de que esas características fallan. Ethereum es el caso clásico donde ya lo hemos visto fallar incontables veces. La semana pasada cayó la red y tuvo una divergencia por octava vez dentro de la cadena de bloques. Ni hablar de que su política monetaria no es creíble: ya han cambiado cuatro veces la política monetaria central. Ni hablar de los problemas tecnológicos con los bloques huérfanos o con las bombas de dificultad. Ese tipo de conceptos es lo que diferencia bitcoin y el resto de lo que llamamos la shitcoins o altcoins.

D: Bitcoin dio una receta de código abierto y en base a eso se generaron más de nueve mil y proyectos de criptomoneda. Ahora: de estas nueve mil, ¿cuántas tienen una propuesta de valor, un equipo técnico, una comunidad descentralizada? Lo que hace mucha gente es decir "Tengo mil quinientos noventa andando". Sí pero, ¿cuál es el grado de interconectividad de esos nodos y el poder de agarrar y cambiar las decisiones? Entonces lo que es una cuestión tecnológica se transforma en una cuestión política. Hoy el que decide el software define el poder que va a tener el usuario en esa infraestructura. Y no somos lo suficientemente conscientes de eso. Estamos completamente acostumbrados a estar enajenados sobre el poder decisorio del dinero porque los bancos centrales determinan su valor que encima está relativizado con respecto a lo que hace la Reserva Federal de Estados Unidos. Entonces estamos acostumbrados a estar totalmente desempoderados respecto a las reservas de valor. Tampoco tenemos conciencia como usuarios, ni somos usuarios inteligentes de internet y de nuestra vida digital. Con Bitcoin de golpe aparece un poder como usuarios sobre qué tecnología usar y cómo guardás y atesorás valor. Esto que te da bitcoin a través de todas sus características tecnológicas, no te lo dan otras criptomonedas. Entonces la gente te habla de blockchain como si fuera la solución. Todos creen que por tener una blockchain como Bitcoin, tiene todas las bondades de Bitcoin y eso no es así. Y por el otro lado te deja súper voluble a estafas o a caer en el proyecto sin valor de ningún tipo.

-Vos decís que uno recupera un control sobre el dinero que se perdió frente a los bancos. Sin embargo, cuando uno mira las oscilaciones en el corto o en el mediano plazo de Bitcoin porque, por ejemplo, Elon Musk tuiteó a favor o en contra o porque prohiben el minado en China, no parece que se tenga mucho control. Si se implementará en El Salvador, por ejemplo, la gente podría ver que una leche vale tantos bitcoin a la mañana y otra cantidad a la tarde.

J: Una cosa es el valor monetario de Bitcoin, lo que se dice que vale, que oscila constantemente, y otra cosa es el control básicamente de verificar la emisión monetaria de la red de Bitcoin, algo que se verifica en cada una de las computadoras que está corriendo el software de Bitcoin. Con respecto a eso uno es completamente soberano. Respecto a lo que vos decías sobre Elon Musk, es lo que le pasa a cualquiera que vaya en contra del protocolo Bitcoin: la red se lo come automáticamente. A Elon Musk le pasó lo de Juanito y el lobo: gritó un par de veces y en las primeras tuvo mucho efecto. En las siguientes veces la volatilidad desaparecía al día siguiente. Después hay que entender que bitcoin es una moneda muy chiquita comparada a los activos financieros del mundo. Hoy vale ochocientos mil millones de dólares contra quinientos trillones de dólares: es una cáscara en un océano. Entonces es muy volátil, porque no hay nadie que lo esté frenando ni subiendo. Lo que hay que mirar es la apreciación del bitcoin: se ha apreciado 130% acumulado en los últimos diez años y además, si vos mirás ciclos de cuatro años, alrededor de doscientos semanas, nunca nadie que compró bitcoin y lo sostuvo doscientos semanas ha perdido. En el corto plazo bitcoin oscila un montón. Pero así como tenés apreciaciones de 1000% en noventa días, tiene caídas del 50, 60, 70% también.

D: Más allá de la cuestión especulatoria, me gusta volver a hablar de los principios de Bitcoin. Digo que le devuelve el poder al usuario porque en un caso de persecución política como el de Julian Assange, en el que ningún Estado es capaz de embargar esos fondos necesarios para sus gastos jurídicos. Ese es el poder que vuelve al usuario, el de controlar la custodia y la tenencia de tu valor. Le devuelve el control de su patrimonio. Con respecto a la volatilidad, hay herramientas que van avanzando, que en su mayoría son centralizadas, como las monedas estables. Con respecto a El Salvador, hay mucho que reflexionar. Lo que está haciendo El Salvador no lo podría hacer otro Estado porque ya renunció a tener un banco central. Hace veinte años que no tiene control de su emisión monetaria. Entonces usar el dólar o usar bitcoin para ellos es indistinto en este momento político. Cómo se implementa la ley Bitcoin, si es adecuada, si quizá se quiso tomar capitales internacionales y no se estableció el efecto que eso tiene en el pequeño y mediano comerciante son discusiones que hay que dar y que la comunidad bitcoiner está ahí para ayudar verdaderamente, pero no creo que extrapolar esa experiencia a todos sea válido en esta instancia.

-Decían que el que compra y sostiene por doscientas semanas, según la experiencia, no va a perder. Pero, ¿quiénes son los que pueden aguantar doscientos semanas sin tocar sus ahorros? Una vez más parecería que esa libertad, esa falta de control, favorece al que tiene más poder y no al que está en una situación de fragilidad financiera, porque tiene que vender el bitcoin para comer. ¿No termina siendo una ley del más fuerte?

D: Es como todo. Hoy por hoy, quién tiene la facultad de guardar los doscientos dólares que a lo mejor compro en diciembre cuando estaba a ciento noventa y no los tuvo que cambiar a ciento treinta en marzo o abril.

- Claro, pero la probabilidad de que tengas que vender un dólar a la mitad de lo que lo compraste en la Argentina es bajísima por no decir inexistente.

D: A mí me pasó así como le debe haber pasado a varios. A mí me pasa que uso bitcoin como pasarela de pago desde el año 2016. Yo llegué a tener ocho bitcoins y los tuve que cambiar para renovar el contrato del alquiler. Con lo que renovaba el contrato del alquiler en Córdoba, hoy podría comprar una casa. Sigo sin ser propietaria. El uso que uno le da al bitcoin puede ser igual que el dólar ahorro o a una pasarela de pago. Salió en La Nación una noticia que decía que una persona había especulado con bitcoin y había perdido los ahorros de su vida. Es preferible poner poco dinero, como ahorrar para comprar una casa. Si yo agarro y vendo todo lo que tengo, y me privo de "x" cosas, probablemente cuando tenga la primera contingencia voy a tener que deshacerme de ese ahorro. Si en cambio soy un ahorrista responsable, quizás lo que voy poniendo es periférico para llegar a esa meta. Se le pide más al Bitcoin de lo que se le pediría a cualquier otro activo. Me parece que viene muy de la mano de esta idea de volverse rico de la noche a la mañana, o de que los que entraron primero la pegaron. La realidad es según tus posibilidades. El tema no es cuantas veces ganaste sino cuantas veces te quedaste cuando perdías. Me ha pasado de cobrar sueldos y no querer cambiar todo y al mes siguiente valiera la mitad.

"Se le pide más al Bitcoin de lo que se le pediría a cualquier otro activo", Daiana Banegas.

J: El sistema fiduciario es un sistema de perder. No hay chance de que no pierdas plata. La única forma es jugar al juego especulativo de las acciones. Si mirás las acciones en Estados Unidos, no llega al 50% de la población quienes pueden comprar este tipo de activos monetarios. El sistema fiduciario tradicional tiene cien trillones de dólares en el mercado global de todos los países. Las monedas más duras, obviamente, pierden menos valor y las débiles como las nuestras, lo pierden muy rápido. Cuando tomás el promedio ponderado de todas las monedas, la inflación está corriendo al 10%. Se están perdiendo en valor monetario diez trillones de dólares que se esfuman y que se está yendo hacia donde los gobiernos lo quieren alojar básicamente. Es decir que se está perdiendo el valor de bitcoin por año, de lo que vale hoy bitcoin básicamente. Ese es el juego que están jugando los bancos centrales y siempre terminan perjudicando a las personas.

-Una de las propuestas principales es saltarse el sistema bancario, muy asociado también al rol del Estado. Si yo pago en bitcoins también estoy evitando pagar impuestos, lo cual lo hace muy tentador no sólo para comprar productos que son ilegales, sino también para la evasión impositiva que vuelve en hospitales, educación.

D: Para mí no tiene absolutamente nada que ver. Primero que todo, está comprobado por observatorios y analistas de la red, de Chainalysis, dicen que sólo el 0,5% del total del tráfico de la red está asociado a operaciones ilícitas, desde ransomware hasta pagos de rescates. Quisiera saber cuánto del total de circulante de dólares está afectado a la actividad ilegal. Estoy segura de que este porcentaje es muchísimo mayor. Hoy por hoy la misma red busca mantenerse limpia. Volviendo a la parte impositiva, tener bitcoin o cualquier otro bien no te exime para nada de tus obligaciones fiscales y tributarias. De hecho, en Argentina bitcoin está regulado desde 2014, paga ganancias desde 2017 y paga impuesto a los bienes personales. Es lo mismo que vos me digas que tenés dólares ilegales o las joyas de la abuela que no declaraste y no estás pagando bienes personales. Si no lo hacés, estás en falta. No se puede presuponer que todos tenedor de bitcoin está en falta. Además está la cuestión del cash in y al cash out: si compraste bitcoin con fondos declarados, trazado del principio, o si los minaste hace diez años y ahora querés adquirir un bien, una casa, un auto, vas a tener que pasar por el proceso de declararlo, pagar por la apreciación del bien.

"Cobrar con bitcoins, me permitió trabajar de lo que yo quería", Julián Drangosch.

-Entiendo, pero, si vos recibís un pago en bitcoin y te seguís moviendo en bitcoin, todo se mantiene en un sistema paralelo inaccesible para el Estado.

D: Pero es lo mismo que vos me digas qué obtuviste dinero físico en dólares, sin haberlos declarado y que seguís comprando bienes sin haber declarado ese dinero que recibiste en físico. Lo que está mal es que el individuo no operó a esa declaración, no el cobro o el método de pago.

J: Por ejemplo, un jubilado europeo, que vive en Argentina, sufre una pesificación asimétrica en donde por cada euro no recibe el 100% en euros, ni hablar de los costos de la transferencia. Esa enajenación de plata por parte del Estado, me parece que es lo criminal, directamente.

D: A mí, empezar a cobrar con bitcoins, me permitió trabajar de lo que yo quería. En el año 2016 cobraba ochenta dólares por semana y el sistema financiero en ese momento me comía cincuenta por transferencia. Si hubiera dependido de un pago bancarizado no lo podría haber hecho. Así volvían riquezas para mi familia y para la comunidad porque hacía que mi viejo me dejara de bancar y que eso pudiera, por ejemplo, aumentar mi consumo. Por el otro lado con respecto a las barreras cambiarias, este año se vieron publicidades muy desafortunadas que decían cosas como "Hacele el rulo al al dólar", hay que entender que cuando uno deja pesos para adquirir cripto lo que en realidad hace es cambiar pesos por un activo digital y dejarlos los dólares en la Argentina. Si yo tuviera que comprar dólares en el sistema financiero y sacarlos afuera, se irían esos dólares que en este momento para la Argentina son un bien a atesorar.

bitcoin-criptomoneda-3.jpg
Para BitcoinAr no está mal el cobro o el método de pago sino cómo se declara esa transacción.

Para BitcoinAr no está mal el cobro o el método de pago sino cómo se declara esa transacción.

-El discurso de la comunidad Bitcoin pasa por una crítica muy fuerte al rol del Estado como planificador de la economía que, en una democracia, representa la voluntad de la mayoría. ¿No le quitamos herramientas para establecer una política económica para que, por ejemplo, el que tiene que importar máquinas para la industria no pague el mismo precio del dólar que el que quiere importar whisky? Se podría ver como un discurso anti estatal que puede ubicarse dentro del espectro que va desde el comunismo al pensamiento libertario.

D: Nosotros como ONG no nos metemos en eso. Creemos, sí, que ha habido desde la implementación del sistema fiat hace cincuenta años un desapoderamiento general de todos los ciudadanos que en definitiva posibilita más corrupción, el financiamiento de guerras e impide tomar mejores decisiones colectivas. Pero no es una postura anti estatal. Creemos que simplemente bitcoin representa un buen dinero respecto a las alternativas actuales. El rol del Estado es importante. No, no vamos con esto para derrocar al Estado y sus funciones que son insoslayables como proveer educación, justicia o salud. Pero en Argentina sabemos de lo otro. ¿Por qué la ONG Bitcoin Argentina tuvo sentido desde 2013 acá y no Inglaterra? Porque acá sabemos de la alteración de la política monetaria, lo que es que nos priven de nuestros ahorros. Por eso la ONG nuestra es la más antigua de latinoamérica, porque había un montón de usuarios a los que ésta tecnología les servía como remedio a todas estas situaciones por las que ya habíamos pasado.

nft.jpg
Para los especialistas de BitcoinAr, los NFT son una herramienta útil en un contexto donde la vida cada vez se traslada más hacia lo digital pero creen que como la mayoría de las tecnologías tienen un primer hype y después un abismo de desesperanza y finalmente la meseta de la realidad.

Para los especialistas de BitcoinAr, los NFT son una herramienta útil en un contexto donde la vida cada vez se traslada más hacia lo digital pero creen que como la mayoría de las tecnologías tienen un primer hype y después un abismo de desesperanza y finalmente la meseta de la realidad.

-¿Qué opinan sobre los NFT?

J: La mayoría de las tecnologías tienen un primer hype y después un abismo de desesperanza y finalmente la meseta de la realidad. Yo creo que estamos viendo la primera gran ola masiva de los NFT. Recordemos que en 2016 ya existían, no es algo nuevo. En 2017 los Cryptokitties saturaron la red de Ethereum. Eran unos seres que no tenían alguna utilidad directa. Estamos en una burbuja de los NFT. Yo creo que después de esto vamos a ver si es que hay algún tipo de uso. Yo no lo creo. Porque cuando tenés un NFT la idea es tener algo respaldado, que diga que sos dueño de ese activo. Por ejemplo, como la NBA que vendió las mejores jugadas, ¿necesitás que sea resistente a ataques estatales o lo podés hacer con cualquier tipo de plataforma? Yo la verdad que para ver las figuritas y ver un tildecito azul no lo veo, aunque puedo estar completamente equivocado.

D: Al igual que Julián, creo que estamos en una burbuja. Pero también creo que es una herramienta útil en un contexto donde la vida cada vez se traslada más hacia lo digital. Creo que tiene que depurarse. Le veía mejor horizonte en el 2019 que ahora. En el futuro, creo que es una buena herramienta para que se financien artistas y para que empiece a haber trazabilidad, cierto control de algunas cosas. Pero no ahora, no así, no pagando treinta mil dólares por el dibujito de una piedra.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

52.380952380952% Me interesa
14.285714285714% Me gusta
9.5238095238095% Me da igual
14.285714285714% Me aburre
9.5238095238095% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario