Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

LMNeuquen Opazo

Mono Opazo, a pintar para gambetear la crisis

Como la mayoría de los futbolistas del ascenso, el delantero se las rebusca en plena pandemia de coronavirus.

Daniel Opazo vivió como casi nadie todos los vaivenes que puede tener la vida de un futbolista profesional. A los 20 años fue vendido de Cipolletti a Newell’s Old Boys de Rosario, pisó La Bombonera con la 9 de La Lepra en 2018, se fue a préstamo a San Martín de San Juan en búsqueda de mayor continuidad y en 2019 terminó volviendo en búsqueda de la contención de su familia y en un club que se siente como en casa.

La desafortunada lesión de Enzo Romero en el primer partido del 2020 (Copa Argentina) lo llevó a extender su vínculo con el Albinegro por 6 meses, luego de esfumarse una chance tentadora de emigrar al fútbol de Estados Unidos en el verano, y hoy es uno de los jugadores del ascenso que pasarán a ser desempleados por las consecuencias económicas y laborales de esta pandemia.

Te puede interesar...

Pese a todo, el Monito Opazo no pierde la fe y jura no haber dejado de entrenar desde el 13 de marzo, cuando se bajó el telón del Federal A de manera intempestiva.

"Sigo positivo, esperando que salga algo. No dejé de entrenarme porque confío en mí, pero es difícil", reconoce el neuquino, que dejó 75 mil dólares en las arcas albinegras con su transferencia (la segunda mejor de la historia detrás de la de Valentín Perales a San Lorenzo).

Los términos del último vínculo laboral no fueron los más atractivos, pero forma parte de las reglas del mercado en una división donde el profesionalismo en los papeles es exigible en pequeñas dosis. Con vínculo privado, lleva más de un mes sin ingresos genuinos y está listo para salir a ganarse el "mango".

"Pude aguantar con ahorros, pero ya no hay más. Trato de ayudar a mi papá con lo que entra al taller, pero ahora voy a aceptar sumarme a las obras de pintura que le salgan a mi hermano", adelantó el delantero sin mayores dramas.

Para Opazo, como Jorge Piñero Da Silva del último plantel, no habrá salvataje de AFA. Al no tener contrato homologado, no tendrá acceso al fondo de desempleo que se conoció hace una semana.

"No estoy de acuerdo con las formas en que se determinó la ayuda, pero qué puedo hacer, es así", se resignó. Con el mercado de pases paralizado, el deseo es que las listas comiencen a activarse en julio.Para eso ha confiado su futuro en un nuevo representante, recomendado por Víctor Figueroa, ex delantero de Newell’s, con quien forjó una relación y en este momento se encuentra en la primera división de Ecuador.

"No puede decir que prefiero irme a jugar al exterior. La verdad es que todos esperamos que esto se active cuanto antes y encontrar club dónde seguir haciéndolo", cerró con total franqueza, consciente de los difícil que se presentará el futuro cercano para todos.

"Mi situación es la de muchos jugadores de Cipo y el ascenso que nos quedamos afuera de todas las decisiones que tomó la AFA. Va a ser muy duro".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

50% Me interesa
8.3333333333333% Me gusta
8.3333333333333% Me da igual
4.1666666666667% Me aburre
29.166666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario