Murió ahogado tras recibir una descarga eléctrica

El joven de 16 años se bañaba en un sector prohibido, cercano a la planta de bombeo de agua de Centenario.

Neuquén
Un adolescente de 16 años murió al ser arrastrado por la corriente del río Neuquén y tocar los cables de tensión de la planta de bombeo de agua de Centenario.

El joven, identificado como Antonio Romero, se había arrojado minutos antes al agua desde un muelle que hay en el sector cercano al barrio Villa Obrera, donde vivía. Según los datos recogidos en el lugar, recibió una descarga y murió en el acto.

Un amigo suyo de 19 años se arrojó rápidamente al agua, tras sospechar que algo había pasado, ya que no lo veía salir a la superficie. Él también sufrió una descarga y tuvo que salir rápidamente para salvar su vida. Luego, un familiar pudo sacar el cuerpo del joven, que ya había muerto.

El sector donde fue a bañarse no está habilitado como balneario y los investigadores intentan establecer cómo se produjo el contacto del menor con el cable o bien si existía una fuga de corriente en la planta de bombeo.

El jefe del cuartel de bomberos de Centenario, Patricio Álvarez, relató que recibieron "gran cantidad de llamados pidiendo ayuda" y que "al arribar, el joven ya había sido sacado por una familiar, sin que nada pudiera hacerse". La investigación quedó en manos de la fiscal Gloria Lucero, quien ordenó la autopsia del cuerpo. El EPEN buscaba saber si existió una fuga de corriente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído