Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

LMNeuquen Estados Unidos

Nena de 2 años sufrió daños irreversibles en un partido de béisbol

Tiene dos años y sufrió un golpe durante un partido en los Estados Unidos en mayo del 2019. Continúa con una lesión cerebral y sigue en tratamiento.

La niña que recibió un pelotazo en la cabeza durante un juego de béisbol entre los Astros de Houston y los Cubs de Chicago, en mayo de 2019, todavía está siendo tratada por la lesión cerebral que sufrió, y que amenaza con afectarla por el resto de su vida. Según los informes médicos, la niña sigue recibiendo medicamentos anticonvulsivos, y los doctores describen el impacto de la lesión cerebral en su sistema nervioso central como equivalente a un derrame cerebral. Otros síntomas mencionados en el informe incluyen epilepsias, períodos de falta de respuesta, terrores nocturnos y dolores de cabeza frecuentes. Sin embargo, aún falta corroborar si la lesión provocó daños cognitivos.

El 29 de mayo, en la cuarta entrada, el jugador Albert Almora Jr. conectó un lineazo hacia la tribuna, por el lado de la antesala, y la pelota golpeó a una nena de 2 años. De inmediato, el jardinero central de los Cachorros se llevó las manos a la cabeza y dio un par de pasos hacia la tribuna, visiblemente consternado. Como todos los estadios de las Grandes Ligas, el Minute Maid Park cuenta con una red para proteger a los fanáticos de los pelotazos. Pero por el lado de la tercera base, esa malla sólo llega hasta el punto donde termina el dugout del equipo visitante. Al parecer, la niña estaba sentada en la tercera o cuarta fila, a unos tres metros del lugar donde acaba la red.

Te puede interesar...

Un hombre, que parecía estar con la pequeña, la tomó en brazos y se la llevó escaleras arriba, poco después del golpe. Los Astros no informaron de inmediato sobre el estado de la niña, pero una foto de The Associated Press la mostraba consciente y en llanto mientras era retirada del graderío, entre varios espectadores con evidentes gestos de preocupación. Segundos después del golpe, Albert Almora Jr. se arrodilló cerca del plato, donde lo consolaron Jason Heyward y el manager Joe Maddon.

"Albert es un joven muy emotivo, que tiene niños, así que ello hizo que esto fuera todavía más impactante para él", explicó Maddon. "Entiendo exactamente lo que él vivió ahí", agregó.

LEÉ MÁS

Comió pochoclos y quedó al borde de la muerte

Ganó la lotería y a los días su hijo se curó de cáncer

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario