El clima en Neuquén

icon
10° Temp
87% Hum
La Mañana Película

Cineasta neuquino rescata en una película al precursor del cine regional

Diego Lumerman estrena su largometraje documental sobre Carlos Procopiuk en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Una película que retrata la vida y obra de un precursor del cine patagónico realizada por cineastas neuquinos tendrá su estreno mundial en la 38 edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que se llevará a cabo del 2 al 12 de noviembre en esa ciudad.

El documental “Procopiuk”, primer largometraje del destacado realizador neuquino Diego Lumerman, se estrenará el 5 de noviembre en la sección Panorama Argentino del prestigioso festival de cine internacional.

La película de Lumerman incluye fragmentos de las obras de Procopiuk desde fines de 1950 hasta 2007, año de su fallecimiento. “Pionero de la cinematografía patagónica, Procopiuk fue un apasionado que filmó durante toda su vida combinando documental, cine comunitario y ficción de género fantástico. A través de su obra descubrimos a este personaje y este territorio como un lugar lleno de posibilidades”, explicó a LMNeuquén Lumerman, graduado en Dirección Cinematográfica en la Universidad del Cine y que ha realizado diversos cortometrajes como “Territorios extraordinarios” (2016) y "Bela Veiko" (2019), que obtuvieron premios en festivales nacionales e internacionales.

ON - Diego Lumerman (3).jpg
Diego Lumercan expresó que Carlos Procopiuk fue un apasionado que filmó durante toda su vida combinando documental, cine comunitario y ficción de género fantástico.

Diego Lumercan expresó que Carlos Procopiuk fue un apasionado que filmó durante toda su vida combinando documental, cine comunitario y ficción de género fantástico.

Lumerman comentó que estrenar su trabajo en el prestigioso festival de Mar del Plata (será proyectado el 5, 6 y 7 de noviembre) es emotivo porque “como estudiante de cine asistía siempre y ahora lo haré como realizador”. Este largometraje documental obtuvo en 2017 el premio del Laboratorio de Proyecto Raymundo Gleyzer Cine de la Base y contó con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional del Comahue y el Ente Cinematográfico de Neuquén (ENCINE).

El cineasta conoció la obra de Procopiuk cuando realizaba una investigación para un documental en el norte neuquino. “Un colega me contó que hubo un realizador que hacía planos aéreos en el Valle sobrevolando con un paramotor. A partir de ahí se me abrió todo un mundo. También me enteré que mi mamá (Mariana Sirote) lo conocía porque había filmado ensayos de sus obras de danza y también que trabajaba en la Universidad Nacional del Comahue donde pude acceder a muchas de sus películas”, explicó Lumerman que comenzó con este proyecto en 2016. “Después de mucho tiempo de posproducción porque contábamos con muchísimo archivo fílmico pudimos concretar este proyecto ya que queríamos separarnos un poco del documental clásico, la idea era utilizar ese archivo y hacerlo jugar con sus películas tratando de dar un semblante de este realizador con nuestra mirada”, describió.

Aunque nació en 1933 en Junín, provincia de Buenos Aires, Procopiuk vivió desde chico en Cipolletti. “Comenzó como actor de películas de Lorenzo Kelly para luego pasar a detrás de cámara y comenzar a realizar junto a él”, contó.

Proco (2).jpg
“Comenzó como actor de películas de Lorenzo Kelly para luego pasar a detrás de cámara y comenzar a realizar junto a él”, comentó el director de Procopiuk que se estrena el 5 de noviembre en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

“Comenzó como actor de películas de Lorenzo Kelly para luego pasar a detrás de cámara y comenzar a realizar junto a él”, comentó el director de Procopiuk que se estrena el 5 de noviembre en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Por otra parte, el cineasta realizó numerosas entrevistas a personas que tuvieron relación con él como Nicolás Procopiuk, Lorenzo Kelly, Ana Zitti, Oscar Zeballos, entre otros, como así también con quienes participaron de sus películas. “Todos se referían a él con un sentimiento de admiración y coincidían en que había dejado un legado muy fuerte”, precisó. Por otra parte, destacó el lado multifacético "porque fue fotógrafo, realizador audiovisual, cineasta, músico, artista visual, entre otras cosas”.

Lumerman tuvo acceso a material de gran relevancia de uno de los primeros noticieros televisivos de la región, “Panorama regional”, producido por Procopiuk y Lorenzo Kelly para Canal 7 de Neuquén entre 1967 y 1969.

También señaló a Procopiuk como “un conector de mundos” porque retrató la vida de crianceros, de comunidades mapuches y llevó adelante un cine comunitario, sin dejar de poner su lente en la belleza y el misticismo de la Patagonia de manera magnífica, filmando los paisajes del norte neuquino con gran dedicación.

“La obra de Procopiuk es un compendio de historias del interior de Neuquén, desde historias de crianceros, de mapuches hasta pequeñas ficciones donde los protagonistas eran niños, y los mitos y leyendas de la zona. De alguna manera mezcló el cine comunitario con el realismo mágico fantástico con relatos de la gente del interior”, describió el director que escribió el guión junto a Sofía Tarruella, licenciada en comunicación audiovisual.

Proco (12).jpg

Entre las películas más significativas de Procopiuk se pueden mencionar “El muro de cristal”, “Elsa Escobar Tejendera”, “El laberinto de los dioses”, "El pozo de las visiones", que conforman los más de 200 trabajos realizados. “Contando los cortos publicitarios 'Proco' hizo más de 200 trabajos, era un gran contador de historias», dijo alguna vez Chima Ceballos, quien aparece entrevistado en el largometraje sobre quien es considerado piedra fundamental de la cinematografía regional.

Un buceador de historias locales

Formado en la Universidad del Cine de Buenos Aires, fundada por el destacado novelista, dramaturgo y director de cine argentino Manuel Antin, Diego Lumerman cuenta con una serie de documentales y cortometrajes que reflejan historias y mitos del norte neuquino.

El cineasta neuquino, quien actualmente reside en la ciudad de Buenos Aires, en agosto del año pasado comenzó el rodaje de la serie “Sobre cosas que se ven en el cielo” cuyo escenario es la localidad de Villa El Chocón. Esta serie compuesta de 6 episodios de 48 minutos conjuga la aventura, la ciencia ficción, el terror, el drama y la sátira. Resultó ganadora en la categoría Serie de Ficción por la región Patagonia del concurso Renacer Audiovisual que fomenta el Ministerio de Cultura de la Nación. El guión fue escrito por Lumerman junto a Julian García Long y Andrés Ciruzzi.

Proco.jpg
Diego Lumerman junto a Sofía Tarruela (guión), Cecilia Guerrero (productora) y Celina Defranco, de la organización del concurso, recibiendo en 2017 el premio del Laboratorio de Proyecto Raymundo Gleyzer Cine de la Base por el largometraje

Diego Lumerman junto a Sofía Tarruela (guión), Cecilia Guerrero (productora) y Celina Defranco, de la organización del concurso, recibiendo en 2017 el premio del Laboratorio de Proyecto Raymundo Gleyzer Cine de la Base por el largometraje "Procopiuk".

Sobre la serie, Lumerman explicó que trata sobre tres personas de la Ciudad de Buenos Aires que son cineastas, contratados por la intendencia de un pequeño pueblo de la Patagonia para grabar un video institucional sobre la energía y los dinosaurios, pero la aparición de extrañas luces en el cielo les despierta el deseo de obtener su propio registro.

En 2015 Lumerman realizó el documental “Territorios extraordinarios” en el que a través del testimonio y las vivencias de antiguos pobladores, crianceros y buscadores de oro se representan los hitos, mitos y ritos del norte neuquino. Fue filmada en octubre de ese año durante diez días en en el Área Natural Protegida Domuyo, cercanías de Varvarco, Las Ovejas, Andacollo, Huinganco, Bella Vista, Butalón Norte, Colomichicó y la Matancilla.

Esas historias, vivencias y testimonios recabados para “Territorios extraordinarios” lo llevó unos años después a sumergirse en las aventuras de un minero europeo de pasado desconocido, quien en los años ‘30 llegó al norte de la provincia, más precisamente al paraje Colomichicó, buscando evidencias de un tesoro inca. En 2019, Lumerman recreó la historia de Bela Veiko, el nombre de un misterioso minero europeo, que desapareció de la zona, sepultando ese sueño de piedras y riquezas ocultas. El cortometraje “Bela Veiko” obtuvo el primer premio en la XVIII Festival Internacional de Cine y Corto de Tapiales (TAFIC) en diciembre de 2021, además de obtener su director el premio en el rubro “Mejor Dirección”.

procopiuk afiche.jpg

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario