El clima en Neuquén

icon
24° Temp
64% Hum
La Mañana Plaza Huincul

Crearon un videojuego para rescatar la historia de Plaza Huincul del olvido

Con la figura de Carmen Funes como protagonista, el videojuego de detectives invita a los chicos a saber más sobre su identidad.

Como una huella frágil en la arena, la historia de Plaza Huincul parece desdibujarse con los nuevos vientos. Para rescatarla del olvido, una dupla de trabajadoras del museo histórico local pensaron en adaptar los relatos casi perdidos a lenguajes más nuevos. Así, crearon un videojuego de detectives en el que Carmen Funes lidera la vital tarea de recordar los orígenes de la localidad neuquina.

Sol Cabezas es licenciadas en Marketing y obtuvo una maestría en Museología. A partir de su trabajo en el Museo Municipal Carmen Funes de Plaza Huincul, descubrió que hacían falta nuevas herramientas para que los habitantes de la localidad supieran más sobre su historia. Así, se inscribió junto a Laura Crudeli para participar en un programa de Wikimedia Argentina con el que apuntaba a desarrollar otros canales de difusión de la identidad huinculense.

"Era la primera edición del programa Código Cultura de Wikimedia, para promover el acceso a la información y mejorar los contenidos de cultura e historia local", explicó Cabezas y agregó que se postularon proyectos de 12 localidades del país. "Nos presentamos con una propuesta para hacer accesible el patrimonio histórico de Plaza Huincul y Cutral Co y nuestra idea quedó seleccionada", relató.

SFP APP de Juego del museo carmen Funes Plaza Hincul (1).JPG

La selección no fue sólo un reconocimiento a su buena idea. Significó, además, un proceso de formación y desarrollo que se prolongó por un año completo. "Empezó con una mentoría de narración de videojuegos de dos meses y una segunda instancia de armar el proyecto", dijo Cabezas y agregó que fue entonces cuando comenzó el mayor desafío: encontrar ellos mismos esa historia perdida que los jugadores debían rescatar más tarde a través de su juego.

"Vimos que faltaba mucho material de consulta para trabajar en las escuelas así que iniciamos un trabajo de investigación. Recolectamos fotografías y buscamos registros de relatos orales que pudieran reconstruir la historia de Plaza Huincul", señaló. Si bien su trabajo en el museo les permitía tener un acceso privilegiado a datos valiosos sobre la identidad huinculense, tuvieron que conformar un equipo que aportara distintos saberes de historia, educación, comunicación y desarrollo de videojuegos.

SFP APP de Juego del museo carmen Funes Plaza Hincul (19).JPG

Su premisa era clara: querían un equipo con fuerte identidad patagónica. Así lograron sumar nuevas voluntades que venían desde otras coordenadas del sur del país, pero que compartían la importancia de rescatar esa historia nacional que, por más reciente, parecía ocupar menos lugar en los manuales de historia. "Fabrizzio Morandi es de Tierra del Fuego y es game designer, él es el cerebro detrás del juego", dijo.

Jimena Mascaró estuvo a cargo de la narración del videojuego y Franco Bautista fue el diseñador de sonido. También se sumó Marisa Reyes, que se ocupó de hacer el anclaje pedagógico de la propuesta. A largo plazo, el objetivo es que los niños de la localidad no jueguen en solitario sino que aprovechen las narrativas para ahondar en contenidos educativos que se vean dentro del aula. Por eso, a la aplicación sumaron material descargable que permite expandir las fronteras e incentivar la curiosidad de los chicos por la historia.

A su vez, sumaron a Nicolás Mendoza como ilustrador. A él le tocó la difícil tarea de reconstruir la imagen de Carmen Funes en su juventud cuando no existen fotos conocidas. "Hay mucha confusión sobre el tema porque en Internet aparecen fotos pero son de otra Carmen, sólo hay un cuadro que la muestra más adulta y con un mate en la mano, pero nosotros queríamos que la conozcan en su primera etapa, cuando era una mujer joven y emprendedora que llegaba a una tierra deshabitada en la Patagonia", afirmó Cabezas.

Para lograrlo, actuaron ellos mismos como detectives. Recolectaron los registros de relatos orales con antiguos pobladores que habían conocido a Carmen. Así, dieron pistas sobre su apariencia física y la convirtieron en un retrato digital que anima el videojuego como una heroína. "Quisimos darle una perspectiva de género y que sea ella la que viaje al futuro para pedirle a los jugadores que aprendan sobre la historia de Plaza Huincul y la rescaten del olvido", afirmó.

Carmen, aventuras en el pasado.mp4

A partir del trabajo en equipo empezaron a surgir las dudas sobre la traducción. Así, con marchas y contramarchas, lograron transformar un cúmulo de datos históricos en una narrativa de detectives que está diseñada para niños de entre 10 y 12 años, aunque muchos estudiantes de secundaria mostraron interés en el juego. "Tuvimos una etapa de prueba en donde hicimos ajustes; nosotros pensábamos en hacer una narrativa más lenta y después vimos que había que hacer un ritmo más rápido por lo que pedían los chicos", indicó.

Después de un año de trabajo en equipo, el videojuego Carmen, Aventuras en el Pasado salió a la luz. Con el financiamiento de Wikimedia lanzaron la versión para PC, pero se involucraron tanto con la idea que terminaron por destinar fondos propios para avanzar con el desarrollo y crear la versión móvil, que ya está disponible en PlayStore. De esta forma, buscan garantizar la accesibilidad de todos los estudiantes e interpretar sus hábitos de consumo, con el teléfono celular como su herramienta más usada.

"Quisimos empezar a volcar nuevas narrativas en ambientes porque uno siempre piensa que el conocimiento es cerrado para conocer sobre tal tema teníamos que ir al museo o al centro cultural o al archivo, y queremos que la información esté disponible en diferentes formatos adaptado a las distintas realidades", expresó una de las realizadoras, que busca junto al equipo sumar más financiamiento para sumar una segunda saga, con más hitos históricos de Plaza Huincul y el resto de la comarca.

Un videojuego para el aula

Si bien el proyecto terminó justo al término del ciclo lectivo, el equipo de trabajo busca que este videojuego que nació por interés personal gane terreno en el plano institucional. De este modo, quieren iniciar gestiones con el Ministerio de Educación para que el juego y los contenidos descargables lleguen a las aulas y se traten como parte de la currícula escolar de los últimos grados de la primaria.

Los relatos que forman parte del videojuego se basaron en el relato del libro de Mirta Solari, Murmullos de Pasión, que cuenta la historia de Carmen Funes, "la Pasto Verde", y permiten que los niños viajen en el tiempo para saber cómo se vivía en esa época. Se repasan tres hechos históricos: la llegada de Carmen Funes a la zona conocida como La Aguada, el descubrimiento del petróleo en 1918 y los primeros asentamientos en la comarca petrolera.

carmen funes videojuego.jpg

"La idea es reforzar lo que vayan viendo en las aulas. Ya hicimos el lanzamiento junto con Wikimedia y tuvo mucha repercusión a nivel regional, en Río Negro y Neuquén", dijo la productora y agregó: "Tuvimos una invitación al primer encuentro de videogamers de Neuquén. Nuestra idea es empezar a difundirlo en las escuelas para que lo puedan incorporar dentro del contenido pedagógico".

Hasta ahora, no hay novedades sobre una posible implementación en las escuelas públicas de la zona pero sí un equipo de trabajo apasionado por la historia que incorporó herramientas para traducir la información de los textos oficiales a una propuesta lúdica que interpele a niños y adolescentes. Y así como proponen a los niños que rescaten la historia del olvido, ellos buscan recuperar la identidad de los huinculenses para liberarla por fuera de los museos y los archivos históricos, y así dejarla volar libre, de pantalla en pantalla, de juego en juego, y de niño a niño.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario