El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum
La Mañana Rolando Figueroa

Rolando Figueroa avanza en su plan recaudador y deja atrás el "no hay plata"

Hay proyectos de ley que están siendo negociados en la Legislatura, normas ya sancionadas para que ingresen más recursos y gestiones con el gobierno nacional para la toma de nueva deuda.

El famoso “no hay plata” del presidente Javier Milei no hizo mella en el gobernador Rolando Figueroa, que no se quedó en ese argumento del gobierno nacional, por el cual las provincias se vieron desfinanciadas en materia de obra pública y otros recursos coparticipables.

Si la plata no está hay que salir a buscarla, parece haber sido el pensamiento del mandatario neuquino para paliar una situación económica compleja, pero que la tiene a la provincia con alguna ventaja comparativa respecto a otras jurisdicciones del país, con Vaca Muerta como nave insignia.

De los recursos corrientes, las regalías hidrocarburíferas vienen sosteniendo, desde diciembre, las cuentas públicas, con una recaudación propia por el cobro de impuestos locales que perdió y ganó contra la inflación en estos primeros cuatro meses del año, y una baja muy significativa de los recursos de origen nacional.

En ese contexto, una de las primeras medidas que lanzó Figueroa, aprobada por la Legislatura, fue el cobro de una tasa por rescates y siniestros viales producidos en caminos no habilitados, que le son impuestos a quienes generen una situación de peligro o provoquen daños a bienes o personas mientras transitan por esos lugares no habilitados.

La otra medida, que se implementó en febrero y por decreto, determinó la suba de alícuotas sobre los Ingresos Brutos para cinco actividades.

El sector financiero pasó a pagar una alícuota del nueve por ciento (era del siete), mientras que en el sector de la construcción subió del 1,5% al 2,25%. La sorpresa, en este último caso, es que la anterior administración provincial, a cargo de Omar Gutiérrez, la había fijado en esos valores con el objetivo de incentivar la actividad de la construcción.

Esta readecuación de alícuotas, además, contó con una ley anterior a su puesta en vigencia que las actualiza por IPC.

El artículo primero de esa norma incorporó al Código Fiscal de la provincia el artículo 151° bis, por el cual se faculta al Poder Ejecutivo “a modificar los importes fijos establecidos en la Ley Impositiva -mínimos, escalas, multas, tasas, así como cualquier otro monto que se encuentre allí determinado-, en hasta un cincuenta por ciento (50%) o en hasta el importe que resulte de adicionarle el efecto inflacionario acumulado desde la fecha de la sanción de la ley que lo determina, si este resultare mayor, cuando razones de índole económica o de interés provincial lo justifiquen.”

Recaudación

Lo que se viene apunta a mejorar aún más la recaudación, con al menos otros dos proyectos de ley que ya ingresaron en la Legislatura.

Uno de ellos es el peaje petrolero, que todavía no se comenzó a tratar en comisión, a la espera de un informe que enviará el Gobierno a los diputados sobre la cantidad de vehículos que transitan por las rutas neuquinas.

El proyecto busca instalar un sistema de “peaje inteligente” en las rutas 67, 7 y 17, que son el nodo vial que conecta Añelo, Cutral Co y Rincón de los Sauces, las tres localidades con mayor tráfico hidrocarburífero.

Sumado a esto, también hay una idea de “provincializar” algunas rutas, de manera de que el mantenimiento se haga con fondos locales, a través de un convenio con las operadoras de Vaca Muerta.

El otro proyecto con fines recaudatorios es más polémico, ya se debatió en la Comisión de Presupuesto y suscitó algunas voces en contra, incluso de parte de aliados al oficialismo, lo que originó que no se avance en su tratamiento.

Se trata de una iniciativa de ley que establece un pago a cuenta de Ingresos Brutos para los productos o mercaderías que ingresen a la provincia de Neuquén.

Si bien el proyecto no fue presentado por el Ejecutivo (es del diputado Carlos Coggiola, aliado del oficialismo y que representa del bloque Neuquén Federal), este cuenta con la venia del gobernador Rolando Figueroa.

La norma propuesta establece, en su artículo primero, “un régimen de pago a cuenta de anticipo del impuesto sobre los Ingresos Brutos respecto a los productos o mercaderías que ingresen a la provincia del Neuquén, por cualquier medio, para su compraventa, o remisiones entre sucursales, o entregas en depósito o en consignación”.

Rolando Figueroa: deuda y obra pública

La otra gran movida para financiarse por la que optó el gobierno de Figueroa fue la toma de nueva deuda, con el objetivo de tirar hacia adelante la cancelación de vencimientos de deuda vieja y poder afrontar un plan de obra pública.

La Legislatura ya le autorizó a Figueroa 500 millones de dólares, de los cuales 350 irán a obra pública. Pero ahora la provincia necesita el aval del gobierno nacional para salir al mercado.

Por esta razón, hace dos semanas atrás el Jefe de Gabinete, Juan Luis Ousset y el ministro de Economía, Producción e Industria, Guillermo Koenig, se reunieron con funcionarios del Ministerio de Economía y representantes de organismos internacionales.

La agenda incluyó un encuentro con el secretario de Hacienda, Carlos Guberman y la subsecretaria de Coordinación Fiscal Provincial, Valeria Sánchez. Allí se avanzó en la documentación que requiere Nación para la toma del financiamiento.

Según informó en su momento a LMN el ministro de Infraestructura, Rubén Etcheverry, la provincia de Neuquén buscará, en una primera parte, la terminación de 139 obras que se encontraban paralizadas por problemas contractuales o de financiamiento. E indicó que existen un total de 400 obras paralizadas en todo el territorio neuquino, con una deuda de 200 millones de dólares con contratistas.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario