"Ni loco vamos para atrás y ojalá me retire con un gol"

El ídolo Porra se despide del Rojo ante Roca, que puede descender.

POR FABRICIO ABATTE - abattef@lmneuquen.com.ar

Pudo haberse retirado el año pasado con la permanencia en el bolsillo y todos los laureles. Era más fácil que exponerse una vez más a la posibilidad del descenso, que finalmente se consumó. Pero su amor por Independiente es muy grande como para andar especulando. Lalo Porra dio la cara aunque esta vez no pudo salvar a su querido Rojo. Hoy, por última vez se pondrá la diez en el club en el que sacó chapa de ídolo con aquel memorable gol en Justiniano Posse, que valió el ascenso al Federal B en 2012 (en la ida hizo otro olímpico).

Te puede interesar...

Llegó a los 25 años y se retira con 38 y más de 110 tantos en la institución. Ante Roca, que se juega la permanencia, Luis Murúa lo pone de titular en reconocimiento a su carrera, sus compañeros desean regalarle el triunfo y la entidad le entregará una plaqueta. “Es lindo que los chicos y el técnico me quieran dedicar la victoria. Me llena de orgullo. Le agradezco al entrenador el gesto, estoy seguro de que con más tiempo hubiera sacado esto adelante. Es un partido importante en mi historia, como el primero. Hay que ganar y terminar lo mejor posible por más que estemos descendidos”, asegura Lalo en su visita previa al diario.

“No me arrepiento de haber seguido un año más. Las cosas pasan por algo. En el receso también estuvo la posibilidad de colgar los botines, pero habíamos quedado en descenso directo y no me parecía. Me tocó pasar las buenas y ahora la mala, que no la tomo tan así porque me despido con la gente que quiero y con mis compañeros, que sé que lucharon hasta el final”, resalta el emblema con los ojos humedecidos. “¿Cómo me gustaría retirarme? Me encantaría ver a mi familia y a mis amigos en la cancha. Ya pensando en el partido, un gol o una asistencia sería lindo. Ojalá se de”, expresa su deseo.

p39-pieza-lalo-porra.jpg

Aclara que no le tendrán piedad al Naranja. “Nosotros descendimos por cosas que hicimoso mal en mucho tiempo. Roca está pasando por lo mismo. Es un clásico, en nuestra cancha y nos vamos a querer despedir con una victoria. Ni se nos cruza por la cabeza ir para atrás, vamos a salir siempre a ganar, a demostrar que estamos vivos, que nos apasiona el fútbol”, avisa.

Nació en Bahía pero Neuquén es su lugar en el mundo. Vistió nueve casacas pero le tira una más que todas: “Estoy muy identificado con estos colores, Independiente es todo, me abrió las puertas acá en el Valle, es mi segunda casa”, revela el también ex Cipo y Alianza.

Ni técnico de Primera ni presidente. En el futuro: “Me gustaría apoyar del lado que me toque, quizás en inferiores, devolverle al club un poco de todo lo que me dio”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído