No beber agua afecta la toma de decisiones

Lo dice un estudio de una universidad de EE.UU.

Estados Unidos

Todas las actividades provocan que el cuerpo humano se deshidrate, algunas más que otras, pero todas afectan las capacidades del cerebro, según determinó un estudio de la Universidad Georgia Tech. No hace falta ni una pérdida severa de líquido para que las capacidades cognitivas se vean afectadas. Apenas el 1% menos de agua corporal es suficiente para que una persona experimente problemas de atención o dificultades en la toma de decisiones.

Los investigadores encontraron que las personas que perdieron fluido igual al 2% de su peso vieron afectada su capacidad cognitiva. Incluso un nivel de deshidratación entre leve y moderado -la pérdida de 900 gramos para alguien que pesa 45 kilos o 1,8 kilos para alguien que pesa 91- provocó problemas de atención y problemas en la toma de decisiones.

Te puede interesar...

“La pérdida de agua, especialmente en un ambiente cálido, conduce a un deterioro en tareas que requieren atención, coordinación motriz y la llamada función ejecutiva, que incluye, por ejemplo, el reconocimiento de mapas, el razonamiento gramatical, la matemática mental y la corrección de pruebas”, señalan los autores del estudio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído