El clima en Neuquén

icon
Temp
86% Hum
La Mañana Solange

"No le voy a responder a un padre que sufrió semejante desgracia"

El presidente Alberto Fernández aseguró el miércoles que conocía "muy por encima" lo que ocurrió con Pablo Musse, a quien se le impidió el ingreso a Córdoba para encontrarse con su hija Solange, quien murió de cáncer. Musse le había escrito una carta a Fernández, donde lo responsabilizaba de esa situación.

"Conozco muy por encima lo que pasó. No vi la carta", aseguró este miércoles Alberto Fernández al ser consultado en el programa A Dos Voces sobre la carta que Pablo Musse le escribió en la que lo responsabilizó, como así también al gobierno de Córdoba, por no permitirle ingresar a esa provincia para encontrarse con su hija, Solange, quien murió días después de cáncer de mama.

Los conductores del programa de TN leyeron un fragmento de la carta en la que Musse aseguró que el presidente violó los derechos de su hija, ya que por disposiciones de las autoridades, él no pudo entrar a la provincia de Córdoba a ver a su hija que estaba grave. "No le voy a responder a un padre que sufrió semejante desgracia", expresó el presidente. Y agregó "Sólo puedo estar a su lado".

Te puede interesar...

Solange, de 35 años, murió el viernes 21 de agosto en el sanatorio Allende de Córdoba Capital. Había sido trasladada desde Alta Gracia, donde vivía, por su grave estado de salud. Unos días antes de su muerte, su padre viajó desde Plottier a Córdoba para encontrarse con ella. A Musse se le prohibió el ingreso a la provincia por las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus.

"Las últimas palabras de mi hija fueron ‘hasta el último suspiro tengo mis derechos’. Que estas palabras tal vez le lleguen al corazón". Así concluye la carta abierta que Musse le escribió al presidente, diez días después de la muerte de su hija de 35 años.

En la carta, que el hombre de 59 años difundió en su cuenta de Facebook, describió la insólita situación que vivió cuando al llegar a Córdoba le negaron el ingreso porque el test de coronavirus le dio “dudoso”. Musse tuvo que regresar a Plottier sin poder ver a su hija, intuyendo que podía ser el último encuentro. El regreso lo hizo "escoltado" por patrulleros hasta la localidad de 25 de Mayo, en La Pampa, para no romper ninguno de los protocolos sanitarios ni las medidas de distanciamiento social.

"Usted y el gobierno de Córdoba le quitaron la libertad y sus derechos a mi hija Solange, derechos básicos universales de cualquier persona en sus últimos momentos de vida, ella reclamó por sus derechos, pidió verme antes de su partida, pero no se lo permitieron, no solo eso, sino que a mí y a mi cuñada Paola Oviedo, con discapacidades diferentes, nos trataron como terroristas, escoltados por la Policía de cuatro provincias en un trayecto de 900 kilómetros", dice uno de los párrafos de la carta.

En otra parte del escrito , Musse tomó una declaración que el presidente hizo en un programa de televisión: "Usted los domingos almuerza con la gente que quiere, mi hija el domingo 16/8 no pudo almorzar conmigo, ¿qué ironía, no? Usted sí, mi hija no, lamentablemente no vi ni escuché declaraciones de los derechos humanos".

"Mi hija solo quería estar sus últimos momentos con su padre, rogó por sus derechos pero no fue escuchada, se fue sin poder cumplir su deseo. (...) Nos piden esfuerzos, que nos cuidemos, cuando ustedes no dan el ejemplo", escribió en la carta dirigida a Fernández.

Musse comentó a LMNeuquén que la carta la escribió con “bronca y angustia”. Sostuvo que la imposibilidad de vernos hizo que “Solange se viniera abajo, se desplomó totalmente, no tengo dudas que bajó los brazos y se dejó morir por esos días que no pudimos estar juntos”.

Embed

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario