"No pude ser pintora, pero escribir fue como pintar con palabras"

Durante 27 años la periodista estuvo al frente de la sección Sociales de LM Neuquén, en la que se dedicó a darles espacio a los artistas locales.

Por Georgina Gonzales - gonzalesg@lmneuquen.com.ar

Ella es la mujer que entrevistó a todos los artistas, músicos y escritores de la región. Alba Suárez fue la hacedora de la sección Sociales de LM Neuquén cuando el diario salía en blanco y negro. Después de casi tres décadas de trabajo decidió jubilarse, aunque aún no puede alejarse del todo de las salas de arte y la redacción.

Te puede interesar...

Albita, como la llaman, nació en Córdoba, vivió su adolescencia en Buenos Aires hasta que conoció a su marido, y con él emprendió su vida en Neuquén en la década del 70. Llegó a la ciudad con dos hijos varones y aquí nació el tercero.

Embed

De joven había querido ser artista plástica, pero para esas épocas “esas cosas no se hacían”. “Yo nací en la década del 40 y era difícil para una mujer ser artista o música, sólo se podían seguir las carreras tradicionales”, describió.

Así que luego de vivir varios años en esta capital, tuvo su "revancha" con el arte cuando se enteró de que iba a desembarcar en Neuquén un diario, y no dudó en presentarse con su propuesta de hacer periodismo cultural. Se trataba del primer diario neuquino, que se llamó La Mañana del Sur y su director era el periodista Julio Ramos, quien también dirigía Ámbito Financiero en Buenos Aires.

“A mí me encantan los desafíos, ellos querían un proyecto que tenía más que ver con 'charlas de quincho', que en esa época estaban muy de moda. Pero yo les dije que eso no iba a funcionar por la característica del patagónico. Y la respuesta de Ramos fue: 'Tenés cuatro páginas, vamos a ver cómo te va'”, recordó.

Decidió poner manos a la obra e inauguró en el diario la sección Sociales, donde incluía todo lo que pasaba con el arte neuquino, mostraba a los estudiantes en sus graduaciones y a los empresarios en los eventos.

“No pinté, pero escribir fue como pintar con palabras”, confesó esta elegante mujer que conoció a cientos de artistas locales y nacionales.

La sección Sociales tenía destinadas cuatro páginas los domingos y en la época en que Albita empezó a hacerlo, la redacción era muy distinta a la actual. Ella misma hacía las notas, las diagramaba en la página como si fuera un collage y las enviaba a Buenos Aires en avión para que en Ámbito Financiero les dieran color y las vuelvan a mandar listas para que salieran en la edición del domingo, cuando muchos neuquinos se buscaban en esas páginas.

Recordó, como un hito en su carrera, cuando el diario invitó a exponer al reconocido artista plástico Pérez Celis y ella fue la encargada de recibirlo. “Hicimos de todo, me tocó recibirlo, llevarlo a conocer la ciudad, fuimos a la cárcel, él acostumbraba hacer un trabajo muy importante con los presos en cada provincia que visitaba. En esos días junto a este artista sentí que mostrar su obra lo podía hacer cualquiera, pero que yo en mis notas quería mostrar a la persona detrás de la obra”, relató. Contó que le dijo a su marido: "Yo quiero hacer esto, quiero darle una vuelta de tuerca y meterme en la vida cultural”.

Entrevista-a-Alba-Suárez-página-8-2.jpg

Durante su carrera recorrió cientos de muestras de arte y supo darles el espacio que merecían a las noticias sociales dentro de un diario. “Cuando llegué al diario me empecé a pelear con todos. Los fotógrafos no tenían ni idea de la vida social. La redacción no es un lugar romántico, es un lugar de batalla donde cada uno defiende su espacio”, afirmó.

Luego hubo una etapa de transición cuando el diario se convirtió en LM Neuquén en manos del grupo Schroeder y se aseguró la continuidad de su espacio.

“Tengo un gran respeto y afecto por el espacio que me dieron en el diario. Seguimos trabajando en absoluta libertad. Viajamos mucho al interior, llegando a los colegios, a los parajes más perdidos. Hice un trabajo humano más allá de escribir, fue participar de la vida artística”, explicó.

“Fue valorizar un trabajo que requiere saber a quién estás entrevistando o hablando, requiere estar en todo lo que va pasando en el mundo del arte, y no es igual hoy que hace 25 años atrás”, consideró.

A los 76 años, Alba decidió que ya era tiempo de descansar, de dedicarse exclusivamente a su marido, a sus tres hijos y a sus seis nietos, aunque intenta estar en todas las presentaciones a las que la invitan. “Creo que fuimos escribiendo historias, historias de mi querido Neuquén”, concluyó.

Reconocimiento de las artistas plásticas

Tantos años de periodismo cultural tuvieron su reconocimiento el viernes, cuando la Legislatura presentó la muestra "Mujeres al alba", compuesta por las obras de 44 artistas plásticas. “Muchas veces nos tapa la farándula, lo mediático, pero siempre lo defendí y esta distinción me halagó mucho”, comentó esta mujer de 76 años.

"Para una que amó esta profesión con locura y que formó parte de su vida, no la deja nunca. Seguiré estando desde otro lugar", dijo emocionada durante la muestra.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído