No será obligatorio instalar el bidet en las nuevas casas

Es una medida que se aprobará en CABA y que seguramente se trasladará al resto del país.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires está cambiando el Código de Edificación y, a partir de ahora, las viviendas y hoteles que se construyan a futuro podrán no tener bidet, un artefacto que es parte del alma argentina, el orgullo nacional y la pieza que más se extraña en los viajes.

La nueva ley fue sancionada por la Legislatura porteña y la norma aún debe pasar por una audiencia pública y una segunda lectura, pero el oficialismo dice que estará vigente antes de fin de año. En la mayoría de las provincias es obligatorio incluir el bidet en al menos uno de los baños, o en el único baño. Si la ley se aprueba, se pueden unir otras provincias y, por ejemplo, los nuevos hoteles no tendrán el viejo y querido bidet argentino.

Esta nueva disposición iría en línea con lo que sucede en otros países, donde es poco común encontrar bidets, ni siquiera en los de categoría 5 estrellas. En algunos son reemplazados por elementos similares a un duchador o por implementos que se colocan en el inodoro. El cambio, además, facilita la posibilidad de que las futuras viviendas sean más chicas, porque los baños podrán tener menos espacio. De hecho, la superficie mínima de un monoambiente se bajó de 29,30 a 21 metros cuadrados. La idea de permitir construcciones más pequeñas es una de las líneas rectoras del nuevo Código de Edificación.

De igual manera, tampoco será obligatorio instalar bañeras. Pero en este caso la explicación viene por un lado muy atendible: la accesibilidad. Para los discapacitados o los ancianos las bañeras pueden ser un problema, especialmente en los hoteles. De hecho, en muchos establecimientos de otros países sólo hay duchas.

Otra novedad, de aprobarse esta nueva disposición que seguramente se trasladará al resto de las provincias, es que se permitirá la colocación de ventanas en las medianeras. Hoy, aunque abundan, son todas ilegales.

--> Nació en Europa pero creció acá

El bidet nació en Europa en el siglo XVIII y originalmente se instalaba en los dormitorios. Sin embargo, con el tiempo se ha convertido en un símbolo argentino. Curiosamente, hoy en muchos países europeos se lo considera “antihigiénico” o un artículo de lujo. Y, si se incluye, es con una canilla detrás y nunca con el chorro por debajo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído