Nueva era: Macri ya está en el poder

Prometió luchar contra la corrupción, por una Justicia independiente y por la unidad nacional.

Buenos Aires
El presidente Mauricio Macri asumió ayer con promesas de combate a la corrupción y al narcotráfico, mientras que planteó la necesidad de una Justicia independiente en el marco de un "país unido en la diversidad", para lo que pidió "el aporte de todos".

Macri prestó juramento ante la Asamblea Legislativa y en su primer discurso como jefe de Estado dijo que su intención es que el "lugar de encuentro sea la verdad", al tiempo que pidió "ser optimistas respecto de la esperanza y el futuro".

"Hoy se está cumpliendo un sueño. Termina una época completa sin violencia, y esto que parecía tan difícil se hizo realidad. Tenemos que ser optimistas respecto de nuestra esperanza y futuro", sostuvo Macri al dirigirse ante la Asamblea Legislativa.

Tal como se había planteado, Macri arribó al Congreso a las 11:35 acompañado por su esposa, Juliana Awada. Allí fue recibido por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y por el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó.

Tras la jura de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, Macri hizo su ingreso al recinto de la Cámara baja y prestó juramento en presencia de la Asamblea Legislativa, mandatarios extranjeros, integrantes del Poder Judicial y su futuro gabinete.

En ese contexto, el líder del PRO, en un discurso de poco menos de 40 minutos, resaltó que su Gobierno va a "trabajar incansablemente los próximos cuatro años para que todos los argentinos, especialmente aquellos que más necesitan, al terminar estén viviendo mejor".

Hay jóvenes que matan y mueren sin saber por qué, actuando bajo los efectos del paco y de la droga".

"(Ser presidente) Me llena de alegría y orgullo, pero voy a seguir siendo el mismo, aquel que esté cerca, escuche, les hable sencillo, con la verdad, comparta sus emociones y recuerde siempre que no es infalible", agregó minutos después de prestar juramento ante el cuerpo legislativo.

Asimismo, subrayó que "la política no es una competencia entre dirigentes para ver quién tiene el ego más grande", sino que el objetivo es el "trabajo en equipo para servir a los demás".

"Quiero que nuestro lugar de encuentro sea la verdad y que podamos reconocer los problemas para que juntos encontremos las mejores soluciones", bregó.

En un discurso con pocos anuncios y en el que se refirió en pocos momentos a la situación económica, el mandatario prometió "universalizar la protección social para que ningún chico quede desprotegido".

"Vamos a trabajar para que todos puedan tener un techo con agua corriente y cloacas, y vamos a urbanizar las villas para transformar para siempre la vida de miles de familias", sostuvo.

Por otra parte, Macri aseguró que su Gobierno va a combatir la corrupción. "No habrá tolerancia con esas prácticas abusivas", resaltó.

"Quiero hacer especial énfasis en otra intención básica del período que hoy empieza: este gobierno va a combatir la corrupción", sostuvo el flamante mandatario.

El líder del PRO subrayó que "los bienes públicos pertenecen al conjunto de los ciudadanos y es inaceptable que un funcionario se apropie de ellos en beneficio propio".

"Voy a ser implacable con todos aquellos que de cualquier partido o filiación política, sean propios o ajenos, dejen de cumplir lo que señala la ley. No habrá tolerancia con esas prácticas abusivas, no hay principio ideológico que pueda justificarlas", afirmó Macri.

Asimismo, se comprometió a "combatir el narcotráfico como ningún otro gobierno lo hizo antes".

"Hay jóvenes que matan y mueren sin saber por qué, actuando bajo los efectos del paco y de la droga. No podemos aceptar esta realidad y tenemos que encarar este tema de frente", enfatizó Macri.

El mandatario planteó "trabajar con inteligencia y decisión para devolver tranquilidad y seguridad a las familias argentinas en todo el país".

Macri expresó, por otra parte, su total apoyo a la Justicia independiente y aseguró que durante su gestión no habrá "jueces macristas".

"Quiero expresar mi total apoyo a la Justicia independiente. En estos años fue un baluarte de la democracia e impidió que el país cayera en un autoritarismo irreversible. En nuestro gobierno no habrá jueces macritas", enfatizó Macri.

Adiós al tango 01
Cristina se fue a Santa Cruz y viajó en clase económica

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó ayer en un vuelo de Aerolíneas Argentinas en clase económica hacia Río Gallegos, para participar de la asunción de Alicia Kirchner como gobernadora de la provincia de Santa Cruz.

Fernández de Kirchner, que pasó la noche en el domicilio de su hija Florencia en el barrio de Constitución, abordó el vuelo número 1862 que partió minutos después de las 15:30 del Aeroparque Jorge Newbery. Estuvo acompañada por sus hijos Florencia y Máximo, junto a sus parejas, y su nieto Néstor Iván. También viajó junto a ellos el ex titular de Aerolíneas, Mariano Recalde.

La ex mandataria ingresó en un vehículo por la calle Pampa, fue trasladada a un salón vip del aeropuerto y de allí directamente al avión.

Desde horas del mediodía, cientos de militantes aguardaban por Cristina en el hall de espera del Aeroparque. Y lo mismo ocurrió cuando llegó a la capital de Santa Cruz.

Presentes
Los K que se desmarcaron

Un nutrido grupo de gobernadores y legisladores del Frente para la Victoria se desmarcó del kirchnerismo duro y dio el presente en la jura de Mauricio Macri. Entre los rebeldes estuvieron Daniel Scioli, el tucumano Juan Manzur, la catamarqueña Lucía Corpacci, la fueguina Rosana Bertone, el formoseño Gildo Insfrán, el salteño Juan Manuel Urtubey y la santiagueña Claudia Ledesma Abdala.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído