Padre, hijo, hermano y hasta el nono, de Neuquén a Lima a ver la final de River

La increíble historia de los varones de una familia neuquina que favorecidos por el cambio de sede y de manera fortuita consiguieron entradas para la definición de la Libertadores con Flamengo. Varias generaciones unidas por una pasión que tendrá su momento sublime en este viaje inolvidable.

Por Fabricio Abatte - abattef@lmneuquén.com.ar

Ir a ver al equipo de sus amores a una final en el exterior es un sueño para cualquier futbolero. Hacerlo junto al hijo, el padre y el hermano, ya es mucho pedir, la gloria misma más allá del resultado final. Esa inolvidable experiencia cumplirá Guillermo Scarfi junto a gran parte de sus seres queridos, los varones de la familia, todos fanáticos de River que viajarán a la gran final de la Copa Libertadores ante Flamengo el 23 de noviembre. Sí, felices los cuatro...

Te puede interesar...

Y pensar que se dio todo de un momento a otro y de manera azarosa para esta familia neuquina, que salió favorecida por un cambio de sede (de Santiago de Chile a Lima, Perú) de último momento que complicó a la gran mayoría. Lo explica quien lleva una vida entera acompañando al Millonario, el mentor de esta aventura de neuquinos riverplatenses.

pasion millonaria guille.jpg

“Salió de casualidad. Yo quería ir y en principio iba a hacerlo solo. Pero el despiole que había en Chile complicaba las cosas. Con el cambio de sede me puse a ver pasajes y un vuelo que costaba 630 dólares se fue a 1000 en cuestión de minutos… Contactamos a un primo hermano que vive en Perú, Walter y nos contó que su suegro tiene un palco en el estadio Monumental, donde va a jugarse el partido. Y así fue que él nos consiguió los tickets para el palco, que se venden en forma paralela al resto de la venta, a 100 dólares. Más suerte imposible”, comparte su alegría y buena fortuna con LM Neuquén.

Y el tema del vuelo se resolvió “vía Temuco, bastante más accesible. Salimos el 19 de noviembre y regresamos el 27. Mi papá vive en Sierra de la Ventana y mi hijo en Buenos Aires pero el punto de partida será Nequén capital. Salió todo redondo, por eso lo llevo a mi viejo, mi hermano y mi pibe. Aparte Walter, nuestro pariente allá, ya nos avisó que quiere darnos alojamiento y no aceptará ningún desprecio (risas)”, agrega con el ánimo por las nubes, justamente, este comerciante capitalino al que de tanto ir ya conocen todos en el Monumental.

pasion millonaria nono.jpg

La reacción del resto cuando se iban enterando fue “increíble, estaban chochos”. Y encima, el único antecedente invita a la esperanza. “La única vez que coincidimos los 4 fue cuando le ganamos 1 a 0 a Boca en el Monumental con el gol de Maidana en el 2010. Fue el último triunfo de River en el clásico por torneos locales”, rememora el propietario de un negocio de publicidad gráfica que a la vez confecciona ropa de trabajo y viste a algunos equipos de la zona. Su empleado, Iván nació en Perú y por estas horas lo rumbea y asesora sobre una ciudad a la que Guillermo no conoce.

pasion millonaria familia.jpg

“Va a ser especial, encima un partidazo y claro que le tenemos fe. Ya lo vi campeón de la Recopa a River ante Paranense junto a mi hijo y me quedó la espina de la suspensión de la final de la Libertadores 2018 en el Monumental. Pero este viaje compensa todo”, agrega Scarfi, que ya piensa en poner a punto la camioneta con tiempo para salir tranquilos rumbo a la cercana ciudad trasandina en la que abordarán el avión para luego hacer escala en Santiago y de allí a Lima.

La ida será más corta que la vuelta aunque el humor dependerá lógicamente del resultado. Promete llevar una bandera con la inscripción de Neuquén. Y Tratará también de evitar contratiempos o lesiones inoportunas en los partiditos de Don Pedro donde despunta el vicio. No sea cosa que se pierda otra función “del mejor River que vi, lejos. Tiene un toque fantástico cuando juega bien. Enzo Pérez, es decisivo, Nacho juega bárbaro. La diferencia con los otros equipazos históricos es que acá Pratto, que hizo el gol en Madrid, está en el banco y se calla la boca, hay un grupo bárbaro. Lo que logró Gallardo es todo lo que está bien”, elogia a Napoleón.

juanfer quintero prato gallardo.jpg

Y recuerda dos anécdotas imperdibles de cancha, ambas en superclásicos. “En un River-Boca que perdíamos 3 a 0 con baile y empatamos 3 a 3, fui con un amigo hincha de Boca, el “pelado Román” (tenía el negocio Román Deportes). Lo llevé a la hinchada de River, en la San Martín y le decía ‘salta’ ante cada gol nuestro”, cuenta y no puede contener la risa.

La otra situación particular que recuerda también es jugosa. “El River-Boca de la gallinita de Tevez me fui sin entradas, no quería pagar lo que salía la reventa, como 50 lucas. Un proveedor de allá me pasó el dato de un directivo, al que lo llamé dos horas antes, le lloré un poco la carta y me dijo llamame en un rato. ‘Te deje algo en la confitería del club’, me dijo luego y era la entrada y de regalo”.

No obstante, en el final aclara: “Yo a esta altura ni me fijo en gastos, es un placer. Es una pasión que no tiene precio”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído