El clima en Neuquén

icon
22° Temp
30% Hum
La Mañana Néstor Kirchner

20 años de kirchnerismo: cómo fue el modelo económico de Néstor y Cristina

Para varios analistas, el modelo económico kirchnerista se destacó por un gran crecimiento del Estado, presión fiscal récord y una gran intervención estatal en el sector privado

Hace 20 años, Néstor Kirchner asumía como presidente y comenzaba una nueva época en la que el kirchnerismo reinaría durante 16 de los últimos 20 años. Fue el inicio de una nueva época económica que hoy termina con una inflación de más del 100% anual, cepos por todos lados, decenas de cotizaciones del dólar y más del 40% de pobreza.

Según varios analistas, una de las características principales del modelo económico de estos 20 años kirchneristas fue el desmesurado crecimiento del Estado, acompañado de una presión fiscal récord y una gran intervención estatal en el sector privado.

El gasto público nacional con el que asumió Kirchner en 2003 representaba el 12,3% del PBI, según la consultora Invecq. Cuando Cristina Fernández entregó la presidencia a Mauricio Macri en 2015, el porcentaje se había duplicado al 24%. Con Macri el número bajó al 18,5%, pero volvió a escalar al 24,4% en la actual presidencia de Alberto Fernández.

Así, quienes todos los meses recibían dinero del Estado (pensiones, asignaciones universales, seguros de desempleo, etc.) eran 6,3 millones en 2006 y los que vivían del sector privado unos 4,9 millones, pero hoy la cifra escaló a 18,5 M y 6,2 M respectivamente .

A través de este Estado populista, el kirchnerismo generó una sociedad de consumo que se financió con las exportaciones récord que trajo por el aumento de precios de los commodities. Gracias a los llamados “superávits gemelos”, comenzó un proceso de acumulación de reservas y hasta se llegó a pagar toda la deuda con el FMI, pero también empezó a expandirse el gasto público y eso se profundizó durante los dos mandatos de Cristina Kirchner.

El inicio de este “Estado subsidiador” ocurrió en un momento único de la economía, con un ingreso de dólares por las exportaciones agrícolas que permitía financiar semejante estructura. Este excedente se volcó masivamente a gastos corrientes, en vez de expandir infraestructura o acumular reservas.

Según varias estimaciones, tanto Néstor como Cristina Kirchner expandieron el gasto público por encima de la inflación: Kirchner gastó 68% por encima del Indice de Precios al Consumidor (IPC) y Cristina un 43%.

Por todo esto, varios economistas sostienen que la expansión del gasto público durante el kirchnerismo fue la más rápida, fuerte y duradera de la historia argentina: aunque pasó algo similar en el primer y segundo peronismo, no llegó a ser tan abrupto.

Sergio-Massa-y-Roberto-Lavagna.jpg
Lavagna y Massa, fueron ministros de Néstor Kirchner y CFK.

Lavagna y Massa, fueron ministros de Néstor Kirchner y CFK.

Además de financiar esta expansión del gasto con los ingresos de las exportaciones, Néstor Kirchner inició un proceso de aumento récord de la presión fiscal. Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), la presión tributaria pasó de 22,6% del PBI en 2003 a 27% en 2007, y luego saltó a un récord de 32,3% al final del segundo mandato de Cristina. Este incremento de la presión fiscal llegó a un punto caliente en marzo de 2008, cuando en la llamada “crisis del campo” el sector agropecuario salió a cortar las rutas oponiéndose a las retenciones móviles a la soja.

Por otra parte, el Estado empezó a intervenir en el sector privado, por ejemplo con la estatización del sistema previsional de las AFJP, la intervención de YPF, la creación de una petrolera sin infraestructura (Enarsa), o una aerolínea que nunca voló (Lafsa). Además, los colectivos de todo el país se hicieron dependientes de los subsidios estatales, las concesiones viales son parte de una empresa pública y hubo algunas expropiaciones, como la imprenta Ciccone.

También se intentaron regular los precios de toda la economía y, cuando la inflación empezó a aparecer como un problema en 2007, se intervinieron las estadísticas del INDEC. Desde entonces nunca se resolvieron las causas de fondo de la inflación: la emisión continuó, los cepos aumentaron, y así hoy el alza de precios supera el 100% anual.

De esta manera, dos décadas después de su llegada al poder nacional, el kirchnerismo enfrenta hoy una extrema incertidumbre económica y una fuerte escasez de dólares. Para varios analistas, la magnitud de la crisis económica actual muestra un claro agotamiento del modelo K.

Pese a la apremiante situación, el kirchnerismo no busca soluciones de fondo sino que insiste en su clásica receta de buscar enemigos a quienes culpar, como Macri, la pandemia, la guerra de Ucrania, los “empresarios inescrupulosos”, etc. Mientras tanto, la economía sigue sin un rumbo claro y no se puede ver todavía la luz al final del túnel.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario