El clima en Neuquén

icon
10° Temp
62% Hum
La Mañana adolescente

Brutal golpiza a un adolescente de 17 años a la salida de un boliche

La víctima estaba festejando el "Último Primer Día". Aseguró haber sido golpeado durante media hora mientras estaba en el suelo.

Un adolescente de 17 años fue brutalmente agredido cuando se encontraba junto a un grupo de compañeros celebrando el “Último Primer Día" del secundario. El chico aseguró que lo golpearon durante más de media hora, mientras estaba tirado en el suelo.

Benjamín, el damnificado, aseguró que se salvó de milagro, luego de haber sido atacado con ferocidad a la salida de un boliche en Río Tercero, Córdoba. De acuerdo al relato del adolescente, había viajado desde la localidad vecina de Tancacha junto a un grupo de compañeros con el objetivo de realizar el festejo del "último primer día" por comenzar el sexto año del Proa, su último año en la educación medio.

Sin embargo, en un momento fue atacado por un grupo de personas que aseguró no haber conocido. Comenzaron a seguirlo hasta hacerlo caer y, una vez en el suelo, empezaron a darle golpes de puños y patadas durante más de 30 minutos, según recordó el chico. Indicó que "su caída estuvo a centímetros del cordón de la vereda".

Cuando dejaron de golpearlo, sus acompañantes llamaron a la ambulancia, que llegó en pocos minutos. Al ver el estado en que se encontraba decidieron su inmediato traslado a una institución médica local, donde lo dejaron internado. Una vez que pudieron estabilizarlo, lo dejaron en observación durante algunos días antes de evaluar que estaba en condiciones de recibir el alta.

No obstante, el adolescente dijo que debe esperar un mes para conocer si los golpes afectaron de manera más grave y a largo plazo alguna parte de su cuerpo.

Por último, aseguró que no puede borrar las imágenes de la golpiza de su cabeza, que no duerme y que por miedo ya no volvió a salir.

Río Tercero, feroz paliza a joven de 17 años a la salida de boliche

Último Primer Día, las recomendaciones ante los festejos

El Último Primer Día de clases es una celebración que se instauró hace algunos años entre los adolescentes que comienzan el último año de secundaria y consiste en reunirse la noche anterior al inicio de clases, escuchar música y consumir alcohol.

Esta celebración se volvió muy frecuente en adolescentes y en poco tiempo se convirtió en un ritual. Ante esto se recomienda:

  • Dialogar de forma relajada, con conversaciones breves y distendidas. Además, se sugiere implementar una comunicación efectiva, hablando en primera persona y con preguntas abiertas.
  • Aclarar en las charlas su posición respecto a los riesgos y los efectos del consumo de drogas y alcohol. Anticipar las conductas aceptables, y explicitar qué consecuencias existen por no cumplirlas. Marcar límites y dejar en claro su postura es un acto de amor y cuidado.
  • Durante la conversación, es importante escuchar y validar las emociones de los adolescentes para conocer su punto de vista. Esto permitirá indagar en los riesgos, inquietudes y curiosidades.
  • Tomarse un momento para conocer el día a día del chico, no desde el lugar de “control invasivo”, sino desde el “control respetuoso” transmitiendo que nos importa y queremos saber cómo va a estar.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario