El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana Canasta Básica

Canasta básica: cuánto debe ganar una familia para no ser pobre

El último relevamiento del INDEC de mayo detalló los ingresos que necesitan diferentes tipos de familias para no caer bajo la pobreza ni la indigencia

Una familia tipo (dos padres y dos hijos) necesitó en mayo ganar casi $218.000 para no ser pobre, según la Canasta Básica Total (CBT) que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

La CBT creció el mes pasado 7,2%, por debajo de la inflación general del 7,8% de ese mes, y quedó exactamente en $217.916. Y a nivel interanual la suba fue de 118,6%, por arriba del IPC general. Por su parte, la canasta alimentaria, debajo de la cual se cae en la indigencia, aumentó 5,2% y cerró en $99.053.

La CBT determina la denominada “línea de pobreza” y además de alimentos incluye otros ítems, como gasto en indumentaria, salud, transporte o educación, aunque no releva el dato clave del alquiler. Por su parte, la canasta alimentaria mide el gasto en alimentos y algunos artículos de primera necesidad, con lo que determina el nivel de indigencia.

En los primeros cinco meses del año, la canasta total se incrementó 42,9% (apenas encima del IPC general del 42,2%) y la canasta alimentaria 47,4%. A nivel interanual la suba fue de 118,6% y 122,6% respectivamente, en ambos casos superando la inflación.

En otros formatos de familia, una de tres integrantes (mujer de 35 años, hijo de 18 años y abuela de 61 años) necesitó $173.486 para no ser pobre y $78.857 para no ser indigente. Una familia de cinco integrantes (marido y mujer de 30 años, y tres hijos) precisó $229.199 para no caer en la pobreza y $ 104.182 para no ser indigente. Y un adulto que vive solo necesitó $70.522 y $ 2.055, respectivamente.

Los alimentos registraron en mayo una suba del 5,8% mensual, dos puntos debajo del promedio general, aunque varios productos registraron incrementos marcados: el tomate redondo (38,4%), azúcar (29,1%), arroz blanco (18%), arvejas (16,8%), tomate entero en conserva (14,9%) y manteca (14,1%).

La CBT creció el mes pasado 7,2%, por debajo de la inflación general del 7,8% de ese mes, y quedó exactamente en $217.916. La canasta alimentaria, debajo de la cual se cae en la indigencia, aumentó 5,2% y cerró en $99.053.

Para empeorar el panorama, un estudio del Observatorio de la Deuda Social de la UCA aseguró que los trabajadores ocupados pobres que son jefes de hogar aumentaron de 29,5% en 2019 a 30,1% en 2022. Además, el 19,9% de los asalariados formales viven en hogares pobres y entre los informales el porcentaje trepa al 38,4%.

Según el informe, “aún cuando un ocupado tenga ingresos por encima de la línea de pobreza individual, (…) la presencia de niños y adolescentes en el hogar aumenta significativamente las chances de que un trabajador viva en condiciones de pobreza”.

También señala que “los empleados informales, con trabajos precarios y jornadas parciales, tienen más chances que el resto de vivir en hogares pobres. Por ejemplo, los asalariados y no asalariados en el sector informal tuvieron durante 2017-2022 el doble de chances de ser pobres que los asalariados formales”.

Otro dato importante es que entre 2010 y 2022 crecieron los trabajadores (tanto asalariados como cuentapropistas o empleadores) a quienes no se les hicieron o no realizaron aportes a la seguridad social: pasaron del 47,7% al 49,8% del total de ocupados. "La persistencia de la falta de aportes a la seguridad social es otro de los indicadores de los problemas estructurales que debe afrontar el escenario laboral argentino”, concluyó el informe.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario