El clima en Neuquén

icon
18° Temp
29% Hum
La Mañana dólar

Dólar hoy: a cuánto cerraron las cotizaciones este martes 30 de enero

Luego de dos rondas convulsionadas, la moneda norteamericana tuvo una jornada tranquila, con incluso algunos retrocesos.

Tras dos ruedas volátiles al ritmo de las novedades económicas, financieras y políticas hoy reinó la calma en el mercado del dólar. La cotización del dólar blue cedió 10 pesos este martes y cerró a $1.165 para la compra y $1.215 para la venta. De esta manera la brecha se mantiene en 47,15%.

En la misma línea, el dólar MEP retrocedió veinte pesos y volvió debajo de los mil doscientos pesos al cerrar en $1.198,60. En el caso del Contado con Liquidación, la cotización comenzó al alza y promediando el día retrocedió dos pesos para ubicarse en los $1.262,65.

El dólar mayorista cerró a $825,70 por unidad, cincuenta centavos arriba del cierre de ayer continuando con su ajuste diario al ritmo del crawling peg del 2% mensual.

La divisa en el Banco Nación se comercia a $845 y en el promedio de los bancos se ubica en $875,11. De esta forma el valor del dólar Tarjeta es de $1.352 y continúa siendo el más caro del mercado.

El Banco Central acumula reservas en al antesala del pago al FMI

El Banco Central continúa con la racha compra de dólares. Este martes se hizo de 167 millones de dólares duplicando las compras de ayer y hace 35 jornadas que logra irse comprador en el mercado de divisas.

No obstante se empieza a notar en el mercado de cambios que los importadores están accediendo cada vez más a dólares, lo cual le generará mayor complejidad al Central para continuar con la tendencia compradora. En el día de hoy el volumen operado en el segmento de contado fue de US$ 356,14 millones, de los que el 53% quedó en manos de importadores.

En enero acumula compras por US$ 3.283 millones y desde diciembre US$ 6.145 millones. Las reservas brutas a pesar de las compras, bajaron 49 millones de dólares cerrando en US$25.157 millones de dólares.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/BancoCentral_AR/status/1752408299327345025&partner=&hide_thread=false

Mañana será un día clave para la autoridad monetaria ya que en Washington se llevará a cabo la reunión de Directorio donde el FMI debe aprobar la séptima revisión del acuerdo extendido de pagos y le abriría la puerta al desembolso de US$4.700 millones.

También mañana vencen los pagos acumulados del mes de enero de deuda con el FMI, por unos US$1.954 millones y el 1° de febrero por intereses por otros US$844,50. Por lo que es muy posible que los fondos desde Washington lleguen neteados de las deudas. También el Gobierno una vez recibidos los fondos, deberá hacer frente a la devolución de un préstamo puente que brindó la CAF en diciembre para cancelar la última cuota de 2023 por unos US$960 millones.

Dólar, ¿la peor inversión para el 2024?

El mercado esta muy convulsionado. Son muchas las variables en juego y hay muy poca previsibilidad sobre lo que podría ocurrir en el futuro inmediato. Sin ir más lejos, el retroceso que está mostrando el Gobierno para que el Congreso le apruebe la Ley Ómnibus, no está siendo bien visto por los inversores y esto queda demostrado por la volatilidad que ha presentado el mercado en el día de ayer lunes.

El factor político, sin dudas, está incidiendo en la plaza financiera. Pero supongamos que la administración Milei logra acordar con el Congreso para que se le aprueben leyes clave y, con estas herramientas, torcer el rumbo de la economía. El escenario estaría algo más definido para los ahorristas.

El año pasado, las clásicas inversiones, dólar o plazo fijo, no funcionaron; corrieron por detrás de la inflación.

Tal como se observa en el gráfico adjunto, las dos herramientas tradicionales del pequeño ahorrista -dólar blue y plazo fijo- no pudieron ganare a la aceleración que mostraron los precios.

¿Y este año como viene? Si comienza a reordenarse la economía, un nuevo escenario emergerá basado en el equilibrio fiscal y la capitalización del Banco Central, entre otras grandes variables.

Para el año 2024 se espera una inflación del orden del 247% anual y las consultoras proyectan una devaluación promedio del 150% anual, lo que ubicaría al tipo de cambio mayorista en torno de los 2.000 pesos para fin de año. Si la brecha, como apunta el Gobierno, se ubica en el cerca del cero por ciento, en el año en curso los instrumentos en pesos que ajustan por inflación serán seguramente los más demandados.

“En materia financiera deberemos aprender a razonar las inversiones desde otro lugar. Si la economía tiene por delante un escenario recesivo, sin emisión de pesos, no habrá demanda de dólares, todo lo contrario, el dólar estará ofrecido, ya que los agentes económicos querrán deshacerse de dicha moneda para poder financiar sus gastos”, reflexiona en una de sus tradicionales columnas el economista Salvador Di Stefano.

El analista destaca, en este sentido, que los precios subirán por el ascensor y el dólar por la escalera, dejando como resultado una inflación en dólares muy elevada.

Con este contexto definido, ¿Dónde conviene invertir?

- Propiedades. Hoy el metro cuadrado medido en dólares está muy bajo en Argentina respecto de otros países de la región.

- Acciones. Si bien registraron un ajuste durante el año pasado, nada indica que con inflación en dólares los papeles de las empresas, que siguen retrasados en moneda dura, continuarán subiendo.

- Bonos en pesos ajustados por inflación. El clásico resguardo de aquellos que quieren correr a la par de los precios internos.

Dólar y cambio de paradigma

Para distintos analistas del mercado, los activos argentinos van a subir en dólares de cara a los próximos meses. “No vemos al dólar como una opción de ahorro, preferimos bonos soberanos, acciones, bonos en pesos ajustados por inflación o inmuebles”, resume Di Stefano.

En un escenario de equilibrio fiscal, y capitalización del Banco Central con ayuda externa, el escenario del bono soberano en dólares sería muy alcista. No sucedería lo mismo con las Obligaciones Negociables que en la actualidad en promedio tienen tasas internas de retorno entre el 6% y 10% anual, agrega el economista.

En definitiva, si se confirma el escenario de equilibrio fiscal y un Banco Central con reservas, los ahorristas deben pensar en dejar de comprar dólares, mirando a otros instrumentos financieros que dejen más rentabilidad. Sin embargo, Di Stefano deja en claro algo que es clave: “Todo este escenario aquí descripto podría cambiar, si el equilibrio fiscal no se cumple, el Banco Central no se capitaliza, los empresarios no invierten, y el mundo no nos renueva la deuda a vencer. Todo está en nuestras manos, nos debemos anclar nuevamente al mundo, cueste lo que cueste”.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario