El clima en Neuquén

icon
39° Temp
22% Hum
La Mañana Crimen de los rugbiers

Juan Guarino llegó a tribunales para declarar y pidió "Justicia por Fernando"

En la última semana de audiencias con los testigos de la defensa, en los Tribunales de Dolores hoy declararan Guarino, Alejo Milanesi y otros amigos de los imputados.

Este lunes se está llevando a cabo la audiencia número 11 del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa y en la jornada de hoy el foco está puesto en el testimonio que darán en los tribunales de Dolores Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, los dos jóvenes que viajaron y se hospedaron en Villa Gesell con los ocho imputados. Aunque en un primer momento ambos estuvieron detenidos con los acusados, quedaron sobreseídos en el expediente por falta de pruebas en su contra y fueron excarcelados.

En los Tribunales de Dolores, donde se lleva a cabo el juicio, los dos jóvenes tienen la obligación de decir la verdad, ya que son citados como testigos. Sin embargo, con sus dichos podrían incriminar a sus amigos o autoincriminarse, lo que obligaría a los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 a suspender sus testimonios, ya que nadie está obligado a declarar contra sí mismo.

A las 8.30 de arribó a los Tribunales de Dolores Juan Pedro Guarino para declarar como testigo. El Joven viajó a Villa Gesell con los ocho acusados, estuvo preso y fue sobreseído. “Vengo a ayudar, justicia por Fernando”, aseveró Guarino, que llegó solo, de la mano de un policía.

Juan Guarino llegó a tribunales.mp4

Minutos más tarde llegó la mamá de Máximo Thomsen, la arquitecta Rosalía Zarate, lo hizo acompañada por su hijo Francisco. Hoy la mujer declarará como testigo en la causa y será la primera familiar de los imputados en brindar testimonio. También llegó Marcos Pertossi, el papá de Lucas Pertossi.

En cuanto a la situación procesal de Guarino y Milanesi, el fiscal Dávila explicó esta mañana que los jóvenes ya no pueden ser imputados por este crimen: “Un sobreseimiento tiene efecto de cosa juzgada”.

Crimen de Fernando Báez Sosa. Los ocho acusados.

Entonces, detalló que, en caso de que se produjera un falso testimonio, como en cualquier causa se debería iniciar un expediente por separado. “Son un testigo más, son testigos muy importantes, sobreseídos, que estuvieron en el lugar. Hay que ver qué dicen ellos. Cuando uno declara está obligado a decir verdad, vamos a ver qué declaran. Vamos a ver respetuosamente qué surge de su testimonio”, marcó Dávila, que sin embargo aclaró que ni Guarino, ni Milanesi, ni Tomás Colazzo (el “sospechoso número 11”) fueron propuestos por la fiscalía. En cuanto al último joven, señaló: “Él está declarando como testigo. Él no paraba con ellos, no estaba en esa vivienda”.

Tampoco la mamá de Máximo Thomsen, Rosalía Zárate, ni la de Blas Cinalli, María Paula Cinalli, que hablarán hoy en sede judicial, son testigos elegidas por la fiscalía. “Lo que ellas manifiesten no puede ser en contra de sus hijos, vamos a ver qué se desprende. No podemos hacerles preguntas que incriminen a sus hijos”, indicó.

Por otra parte el fiscal de la causa, recordó que está previsto que las audiencias terminen el miércoles.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario