El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana dólar

La gente saca los dólares de abajo del colchón

En vez de salida de dólares para atesoramiento, el Banco Central registra ingresos de divisas desde que asumió el nuevo gobierno.

Datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA) revelan que desde que asumió el nuevo gobierno se ha producido “ingreso de capitales” en vez “fuga” como usualmente ocurre en un país en el que mayormente hay desconfianza sobre la economía.

Los datos oficiales muestran que desde diciembre hasta febrero hubo un saldo positivo de u$s135 millones mensuales en lo que se denomina técnicamente como Formación de Activos Externos. En el período previo, de septiembre a noviembre, el saldo fue negativo por u$s65 millones.

Es decir, que durante el período electoral, debido a la incertidumbre sobre el futuro del nuevo gobierno y a pesar del cepo, los bancos vendieron dólares al público para atesoramiento. La gente guardó sus billetes debajo del colchón.

En cambio, luego de asumida la nueva gestión, y debido a que el gobierno decidió secar de pesos a la plaza, las personas y las empresas tuvieron que desprenderse de ahorros dolarizados.

“En relación al atesoramiento de divisas, se pasó de una salida promedio mensual de u$s64 millones a un ingreso por un guarismo equivalente a u$s135 millones por mes”, señala en un informe el Instituto de Investigaciones para la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL).

Acumulando reservas

Desde que comenzó la nueva gestión, el Banco Central ha logrado acumular reservas internacionales, pero bajo un esquema en el que todavía persisten muchas restricciones al dólar oficial.

El IERAL indica que “las reservas netas son negativas por u$s4.100 millones, con un recorte de u$s7.216 millones del rojo heredado por la actual gestión”.

Respecto de los tres meses anteriores a la llegada de Santiago Bausili a la conducción del Banco Central se han producido notorias mejoras.

balance-cambiario-ieral.png

Entre ellas, se produjo una mejora de la balanza comercial de bienes, que pasó de un superávit de u$s1.410 entre septiembre y noviembre a u$s3.440 millones entre diciembre y febrero, principalmente por la caída de las importaciones derivada del escenario recesivo.

Por otro lado, durante el período se redujeron los pagos del servicios al exterior, un balance que es generalmente negativo para la Argentina. Se redujo su situación deficitaria en u$s570 millones, con importaciones disminuyendo respecto al trimestre previo, aunque a un ritmo menos intenso que en el segmento bienes.

Por otro lado, la cuenta de intereses de deuda, en cambio, se deterioró en los últimos tres meses en USD 413 millones por mes.

La ayuda de los organismos

Los organismos internacionales de crédito vienen siendo cobradores netos en el trimestre diciembre-febrero por USD 670 millones por mes, cuando el trimestre previo eran prácticamente neutros.

En contraposición, el FMI se comportó de manera inversa: fue cobrador neto en el trimestre septiembre-noviembre, pero pasó a ejecutar desembolsos de fondos por encima de los vencimientos en esta última parte.

ieral-reservas-.png

El pago de la deuda privada implicó una salida neta de reservas de USD 270 millones por mes, la mitad de lo que se pagaba anteriormente.

Como resultado de estos cambios de tendencia, se logró un promedio mensual de acumulación de divisas por parte del BCRA por casi u$s1.730 millones entre diciembre y febrero, guarismo que compara con la pérdida promedio de u$s2.100 millones por mes para el período septiembre-noviembre.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario