El clima en Neuquén

icon
19° Temp
32% Hum
La Mañana Rosario

Rosario: murió el joven que quiso robar cables y terminó con el 90% del cuerpo quemado

Ezequiel Francisco Curaba, de 21 años, falleció productos de las heridas sufridas tras electrocutarse.

El joven de 20 años que se electrocutó este domingo mientras intentaba robar cables y terminó con el 90% del cuerpo quemado falleció este martes en Rosario producto de las heridas sufridas

Ezequiel Francisco Curaba intentó sustraer elementos de alta tensión de un tendido subterráneo en Rosario y recibió la descarga, que le generó quemaduras severas. Desde el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) explicaron que en las últimas horas los órganos vitales del muchacho habían empezado a fallar.

El joven se introdujo en la zanja para robar cables cuando recibió una descarga eléctrica que le originó quemaduras graves. Su hermano, de 34 años, el cual era cómplice del robo, no sufrió heridas y fue detenido por la Policía.

A través de un video, los vecinos captaron el momento en el que se puede ver al joven luego del incidente, mientras era asistido por personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias.

rosario-lo-internaron-con-el-90-del-cuerpo-quemado-tras-intentar-robar-cables-de-luz.mp4

Después, fue transportado hacia al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde advirtieron que ingresó con el 90% de su cuerpo quemado y fue derivado al sector de terapia intensiva en estado "crítico", donde murió horas después.

Curaba se encontraba en situación de calle y no era la primera vez que incurría en un delito. En abril de 2023 fue detenido por encubrimiento simple, cuatro meses después, el 29 de agosto del mismo año, se le imputó una tentativa de robo, según consta en su prontuario.

El de este domingo fue un intento de robo de cables subterráneos en el que un fallo generó al descarga. Al salir del pozo de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) de Santa Fe, el joven de 21 años estaba totalmente desorientado, se tambaleaba de un lado a otro y apenas podía mantenerse en pie.

Tras el hecho, los médicos explicaron que el muchacho tenía el 90% del cuerpo quemado, las piel totalmente incinerada y los órganos interiores inflamados. Las fallas orgánicas se acrecentaron en las últimas horas y provocaron su fallecimiento.

El robo de cables no es un hecho aislado

El robo de cables no es un hecho aislado y los vecinos de Rosario señalan que se ha convertido en una modalidad muy común.

Semanas atrás un hombre falleció luego de ser electrocutado cuando robaba parte del cableado en la zona sur de la ciudad. Producto de la descarga eléctrica fatal, el delincuente quedó colgando del tendido eléctrico.

Este tipo de botines son de gran valor para los delincuentes, ya que el kilo del metal se paga hasta 7 mil pesos en depósitos a lo largo del conurbano rosarino.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario