El clima en Neuquén

icon
14° Temp
60% Hum
La Mañana plazos fijos

Para intentar dar atractivo a los pesos, el Central vuelve a subir los plazos fijos

Poco antes de que asumiera Massa, la entidad elevó las tasas de los plazos fijos de personas humanas al 61% anual a 30 días para colocaciones de hasta $ 10 millones

Poco antes que se confirmara la llegada de Sergio Massa a Economía, el Banco Central volvió a subir la tasa de política monetaria para sumarle atractivo a los instrumentos en pesos, principalmente los plazos fijos.

Concretamente, el BCRA subió 800 puntos básicos la tasa de las Leliqs, la mayor suba de tasas hasta ahora durante la actual gestión. Fue un día después de que el Tesoro aceptara pagar una alta tasa del 90% por la colocación de nueva deuda en pesos.

Te puede interesar...

Además, el Banco Central (BCRA) elevó las tasas de los plazos fijos de personas humanas, que pasaron a un piso de 61% anual a 30 días para colocaciones de hasta $ 10 millones. Hasta ahora la tasa vigente era del 53%, por debajo de una inflación que acumula un alza del 64% en los últimos doce meses. Para el resto de los plazos fijos la tasa quedó en 54%.

Aunque el Gobierno se resistía a subir las tasas por temor a enfriar más la economía, para los analistas sin tasas positivas para los ahorristas no hay margen para acortar la brecha cambiaria, que ya ronda el 150%.

atencion bancaria fila cajas generica

Con esta suba, la entidad busca establecer un sendero de tasas positivas que permita que las colocaciones en pesos sean rentables ante una inflación que ya apunta a un mínimo de 90% anual. Sin embargo, incluso con esta suba las tasas siguen detrás de los precios.

Una de las últimas subas de tasas fue en mayo, cuando el el BCRA elevó 200 puntos básicos su tasa de referencia, del 47% al 49%, y con eso arrastró a las tasas de los plazos fijos al 48% anual.

Era la quinta vez durante 2022 que el BCRA ajustaba al alza su tasa de referencia, en este caso luego de que la inflación de abril llegara al 6%, la mayor cifra interanual desde 1992. La suba de tasas estuvo además impulsada por una aceleración del dólar oficial que debió convalidar el Central para evitar un atraso cambiario.

Más allá de cuestiones económicas internas, la suba de tasas se enmarca en el programa acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que entre otras cuestiones incluye la implementación de tasas reales positivas para los ahorristas y una política de acumulación de reservas para el BCRA.

Cola-en-los-bancos.jpg

Sin embargo, la contracara de la suba de tasas es el encarecimiento del crédito. Principalmente, las dos tasas de préstamos que suelen aumentar son la refinanciación de los saldos en las tarjeta de crédito y la de algunas de los créditos subsidiados para pymes.

Además de subir las tasas en pesos, otra medida tomada recientemente por el BCRA fue endurecer el cepo al dólar encareciendo el financiamiento de los consumos mensuales con tarjeta superiores a US$ 200.

Hasta ahora, quienes gastaban hasta $ 200.000 con tarjeta de crédito y financiaban el pago (es decir, no pagaban el resumen total) tenían una tasa nominal del 53%, que ahora pasará al 62%. Y además, quienes gasten más de US$ 200 al mes ya no podrán financiarse a la tasa máxima del 62% sino que deberán pagar un 83%, que aplicando el costo financiero total (CFT) salta a cerca de 170%.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario