Pepe Soriano: "Vengo para agradecer"

El popular actor llega esta noche al Casino Magic con El loro sigue contando, una obra en la que repasa su historia y honra el acompañamiento del público.

Por Analía Castro

Pepe Soriano regresa a Neuquén con El loro sigue contando, unipersonal adaptado de El loro calabrés, un clásico que el mismo actor estrenó hace 40 años.

Al filo de los 90 años, el célebre y vital protagonista de La Nona le pone el cuerpo a una obra donde hace un recorrido íntimo por sus vivencias, el dolor del desarraigo, el paso del tiempo y la pasión por su oficio de actor.

“Yo he ido mucho al Valle, tengo amigos. Fedorco es un poco el rey del espectáculo en la Patagonia y creo que la primera vez que fui se dedicaba a llevar bandas de rock y luego apareció con un loco actor que era yo para hacer teatro. Desde entonces he ido mucho. Hay muchos árboles plantados por mí, en Allen planté seguro, y volveré a hacerlo ahora también. Es mi testimonio de haber pasado por ahí. Esta salida es para tomar contacto con la gente. Es cierto que vivo de mi trabajo, pero no voy a ganar plata, voy a agradecerle a la gente por haberme acompañado a lo largo y a lo ancho del país en los más de 70 años que llevo trabajando. Yo no soy un actor porteño, yo soy un actor argentino”, sostuvo Pepe antes de arribar a la ciudad para la presentación que brindará esta noche a las 22 en el Casino Magic.

En la obra hay una parte de mi historia personal y personajes que creo que a la gente le interesan”, dijo Pepe Soriano, actor.

¿Con qué se va a encontrar el público que vaya a verte?

Con un tipo que hace muchos años una gente prepotente que había en este país le dijo “usted está de más acá”. Entonces este tipo dijo: “Antes de que me echen le voy a contar a la gente que no me voy de la Argentina a otro lado porque me pagan más, les voy a contar quién soy, de dónde vengo, qué es lo que hago, lo que hice y qué es lo que quiero”.

En la obra hay una parte de mi historia personal y algunos personajes que he hecho que creo que a la gente le interesan, como la Nona. Además, hice una incorporación de fragmentos de películas que no vio casi nadie, de aquí y de Europa. Todo conforma una presentación que da lugar a mi relación con la gente, no al aplauso, a mi agradecimiento.

¿Cómo describirías a tu público?

Es popular, ha visto algunas películas mías, me ha visto en teatro o ha oído mi historia como actor. En esta oportunidad no viajo para hacerme rico ni para traer plata porque no hay plata en el país. ¿De dónde la voy a sacar? Voy a devolverle a la gente todo lo que me dio. Lamentablemente hay que cobrar una localidad porque hay un hotel, un teatro, un avión que me lleva y un asistente. Eso no se puede evitar.

El productor teatral Carlos Rottemberg aseguró que este año cayeron los espectadores por la situación económica. ¿Cuál es tu mirada?

Estoy al día con las recaudaciones -al menos en Buenos Aires- y tengo muchos compañeros que están trabajando en el teatro independiente con un escasísimo público porque no hay gente con dinero para pagar. Ya no es si lo que hacés es bueno o genial.

¿Cómo estás viviendo las elecciones en la Sociedad Argentina de Gestión de Actores e Intérpretes (SAGAI)? ¿Apoyás a la lista celeste y blanca?

Sí, apoyo. Están mis amigos de siempre, gente que quiero: (Jorge) Marrale, (Osvaldo)Santoro, Martín Seefeld, Pablito Echarri. Los conozco mucho. Aparte de la carrera de cada uno, son muy buena gente, viven de su laburo, no se dedican a chusmear. Igual, yo ya no voto, di un paso al costado porque creo que SAGAI necesita una renovación. Yo estoy desde un principio y de 40 años atrás peleando por la existencia de SAGAI y esta reivindicación intelectual del actor. Hace 12 años se eligieron las autoridades en una asamblea en la Asociación Argentina de Actores y me eligieron a mí como presidente honorario. Hice una declaración jurada en una escribanía a la que todo el mundo puede acudir para que ver qué tenía cuando entré y que tengo ahora que me voy. La gente que me acompañó es gente por la que pongo las manos en el fuego. Hubo mucho descrédito y han fracasado porque no han podido ganar ni un juicio. Después queda el chisme, dicen fulano se robó, pero bancate el juicio a ver si tenés razón.

¿Qué es lo que más destacás de todo este tiempo en SAGAI?

Pudimos crear una fundación que a los mayores de 80 años les da una plata indexada que este mes y en el mes de noviembre suma 30 mil pesos. Esto no le soluciona la vida a una persona, pero una ayudita es. Tenemos veintitantos cursos gratis para los socios. Hicimos cortometrajes y uno de ellos ganó un premio, se convirtió en un largo (Alanis) protagonizado por la hija de Moria Casán y ya ganó en tres festivales internacionales.

¿La llamada grieta entre actores por cuestiones políticas está más acentuada que en otros tiempos?

Nunca estuvo tan graficada como ahora. La división política es de cada uno, lo dijo Pablo Echarri hace dos días: SAGAI no tiene pensamiento político, es una institución para darles servicio a los compañeros.

Néstor Kirchner fue extra en La Patagonia rebelde. ¿Tenés recuerdo de su participación?

No. Eso es una cosa que alguien descubrió con los años. Nosotros nos enteramos como se enteró el resto de la gente, no teníamos idea. Es una película hermosa y la hemos amado con el alma, éramos 80 tipos viviendo en Santa Cruz en la intemperie. Hace 40 años no había ropa térmica. Yo me pregunto cómo habrá sido antes que eso, hacer La guerra gaucha en el norte con menos recursos todavía.

En febrero del año que viene Pepe comenzará a rodar Nocturna, una película de terror dirigida por Gonzalo Calzada, quien también estuvo a cargo de los films Luciferina (2018), Resurrección (2015), La plegaria del vidente (2011) y Luisa (2008).

Nocturno y de terror

Soriano se podrá en la piel de un hombre con alzhéimer, en una realización que además tendrá un trasfondo dramático.

A la hora de contar por qué aceptó la propuesta, el actor señaló: “Me gustó la historia y cómo está redactado el guión”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído