Peque pide pista para la Davis

Tras su gran actuación en Montreal, Schwartzman reclama su lugar.

montreal, canadá

Diego Schwartzman se estiró unos centímetros en Montreal, donde pudo vencer a un top ten, el austríaco Dominic Thiem (7º en el ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales) y avanzar hasta los cuartos de final. En esta instancia finalmente cayó ayer frente el holandés Robin Hasse (52°) por 4-6, 6-3 y 6-3, que en semifinales enfrentará a Roger Federer (derrotó al español Roberto Bautista Agut, 16°, por doble 6-4).

La derrota del Peque, no obstante, posiciona muy bien al bonaerense con vistas a la conformación del equipo argentino de Copa Davis que a mediados de septiembre jugará ante Kazajistán de visitante, en el repechaje para mantenerse en el Grupo Mundial.

Con 24 años, Schwartzman concretó un gran torneo pese a la derrota. Se mostró fuerte y con confianza, y el hecho de haber dejado por primera vez fuera de carrera a un top ten lo posiciona de otra manera para la parte final de la temporada, incluida -claro- su presencia en la serie de Copa Davis, sobre todo porque viene de jugar en una superficie rápida, que eligió Kazajistán para poner en aprietos al actual campeón de la Ensaladera de Plata, que al perder en la ronda inicial frente a Italia ahora deberá jugar el repechaje para seguir en el Grupo Mundial.

Otro punto alto del Peque se dio en octavos de final cuando superó al estadounidense Jared Donaldson (66°) en una gran prueba de carácter: perdía 6-0 y 2-0 y remontó el encuentro para imponerse 0-6, 7-5 y 7-5.

Un triunfo ayer le hubiera permitido meterse entre los cuatro mejores y obtener el privilegio de ser la raqueta número uno de Argentina.

Actualmente ubicado en el número 36 del listado, se perdió de ascender diez lugares. Con el 26º puesto de la lista desplazaba a Juan Martín del Potro para convertirse también en el mejor sudamericano del circuito. Pero esto no ocurrió y por eso Delpo seguirá arriba en la lista. El tandilense es el número 31 del circuito y pese a que fue eliminado en la segunda rueda de este campeonato, avanzará un lugar cuando termine y quedará número 30.

En el juego de ayer, Peque luchó y corrió durante dos horas y tres minutos, pero no le alcanzó para llevarse la victoria. El argentino terminó el partido y no daba más; estaba físicamente destruido. Esto se debe a la cantidad de horas que tuvo que luchar para seguir en el torneo desde la primera ronda.

A diferencia de Hasse, estuvo casi el doble de tiempo en cancha en los partidos previos. Schwartzman derrotó a Opelka en dos horas y nueve minutos. En tanto, frente a Thiem empleó dos horas y 54 minutos y frente al estadounidense Donaldson, dos horas y ocho minutos, lo que arroja un total de siete horas y 52 minutos en tres partidos. Mientras que el holandés, jugó cuatro horas y 23 minutos.

Con la derrota de Schwartzman no quedan más tenistas argentinos en el torneo que se juega sobre una superficie de cemento y reparte 6,6 millones de euros en premios.

Perdió en cuartos ante Hasse. Si ganaba, desplazaba a Delpo como 1 de Argentina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído