Piden elevar a juicio a un municipal y 3 policías a juicio por venta ilegal de alcohol

Se trata del trabajador municipal y tres policías de la Comisaría Tercera que avisaban al dueño del comercio cuando iban a realizar los allanamientos.

Un empleado municipal y tres policías -pertenecientes a la comisaría Tercera- quedaron al borde de un juicio acusados de integrar una red de venta clandestina de alcohol. Así lo solicitó la fiscalía y el pedido de elevación fue acompañado por la querella, a cargo de Javier Pino, abogado de la Municipalidad. En 72 horas se conocerá la decisión del juez a cargo, Mauricio Zabala.

La existencia de la red fue develada en julio del año pasado por LM Neuquén. Las maniobras se realizaban para ocultar la venta ilegal de alcohol en el almacén Elena, un histórico y conocido comercio que vendía bebidas a cualquier hora de la madrugada.

"Los fiscales formularon cargos en octubre y hoy se hizo la audiencia del control de acusación, donde se decide elevar la causa a juicio. Vamos a esperar que la oficina judicial lo confirme y que en el debate oral se determinen las responsabilidades", confirmó a LU5 Javier Pino, abogado del municipio y querellante en la causa.

La red incluía la participación de un municipal contratado, que de inmediato fue despedido por el intendente Horacio Quiroga, y también tres policías de la comisaría Tercera (de apellidos Campos, Vergara y Castillo), que avisaban al dueño del comercio -de apellido Rojas- cuando personal municipal se disponía a allanar el lugar.

Así funcionaba la red

Cuando se comenzaba a gestionar la orden de allanamiento al almacén (ubicado en Belgrano al 1300), un municipal de 43 años –contratado– que trabajaba en el Tribunal de Falta 1 se comunicaba con el comerciante y lo ponía al tanto de lo que sucedía con lujo de detalles.

Esto le permitía al almacenero mover las bebidas por una parte interna del predio hacia otra vivienda lindante que hacía las veces de depósito. Es por eso que no le encontraban el alcohol.

Pero la ayuda no era sólo de parte del municipal. Cuando los inspectores municipales se dirigían orden en mano a solicitar apoyo a la Comisaría Tercera, un cabo se comunicaba por celular con el almacenero para alertarlo del procedimiento y le daba tiempo para hacer la maniobra, demorando lo que más podía la salida al local. Todo esto quedó registrado en las escuchas.

LEÉ MÁS

Desarticulan red de venta clandestina de alcohol

Despidieron al empleado municipal que era parte de una red de venta clandestina

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído