Podrán rematar los autos abandonados luego de seis meses

El Deliberante sancionó una ordenanza que lo autoriza. La plata será para campañas viales.

NEUQUÉN

Los concejales de la ciudad aprobaron un proyecto de ordenanza que pretende darles un nuevo uso a los autos que quedan abandonados en los depósitos municipales. El objetivo es disponerlos para remate judicial si es que el vehículo aún tiene posibilidades de uso. La propuesta incluye a los autos y a las motos, y también deja claro que todo lo que no sirve más se seguirá compactando.

Luis Durán, concejal por NCN-PRO, dijo que la norma plantea que, del total que se recaude por estas subastas, el 85 por ciento se destinará a campañas de concientización vial y el resto se donará a instituciones de bien público.

“En un principio habíamos pensado que estos autos en buen estado se den a las organizaciones no gubernamentales, pero legalmente no se podía, por lo que buscamos esta otra opción que es posible llevarla adelante”, comentó el concejal.

Dijo que la idea es liberar los depósitos municipales de estos vehículos: “Genera un gasto al Municipio por el espacio que ocupan y por la seguridad que se tiene que brindar a los dueños de estos rodados”, consideró Durán.

Contó que la propuesta, ya experimentada en Buenos Aires, Córdoba, Misiones y Salta, tiene como uno de sus principales objetivos destinar lo recaudado a la seguridad y educación vial: “Si no, siempre estamos prohibiendo y castigando y no avanzamos en materia de educación”.

“Los depósitos están saturados de vehículos que no son retirados por sus dueños. El de la calle Perito Moreno, por ejemplo, cuenta con una capacidad para 700 vehículos y hay por lo menos mil. Nosotros calculamos que con esta norma el Municipio podría recaudar aproximadamente 38 millones de pesos con los vehículos secuestrados hasta hoy”, explicó el concejal.

Proceso para la subasta

Los pasos a seguir para un remate de estos autos serán parecidos a los que cumplen actualmente para la compactación. A los diez días del secuestro, el Municipio hará su primer aviso de deuda al propietario donde se consignarán los montos por la multa por el que fue secuestrado y los costos de acarreo. En esa misma acta se dejará constancia de que si la multa no se paga y el auto no se retira en un plazo de seis meses será rematado. “A los seis meses se hará un nuevo aviso y la última intimación”, recalcó Durán. Pasado este tiempo y sin noticias de los dueños, si los autos siguen abandonados, se procederá al remate.

“El propietario podrá presentarse en esta instancia para evitar la venta, firmar el acta de deuda y pagar la primera cuota que se le hará de un plan de pagos. Si esto no pasa, se irá a remate”, resumió.

Durán aclaró que previo a darle curso a esta ordenanza en el recinto se hicieron todas las averiguaciones legales para ver si es posible avanzar en esta propuesta: “Los abogados del Concejo, y los asesores legales nos dieron el visto bueno. Después será el juez el que disponga el remate. Nosotros ya le dimos las herramientas”.

38 millones de pesos podría recaudar el Municipio. Es la estimación que realizaron las autoridades municipales con respecto a la cantidad de vehículos utilizables que podrían rematar en un futuro, tras la aprobación de la ordenanza. El 85 por ciento se destinará a campañas de educación vial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído